Fundación La Nación Banco Galicia Fundación Osde Ashoka Emprendedores Sociales Fundación Arte Vivo Fundación Cimientos

PROYECTO

Casa del Niño Nueva Familia Apoyo Escolar
  • Escuela: EPB Escuela Primaria Básica ALMAFUERTE Nº 27 - Distrito Escolar: Tigre
  • Teléfono: 011-4731.2030
  • Correo electrónico: alma2720@hotmail.com
  • Fecha de inicio del proyecto: 03/2001
  • Fecha de finalización o fecha prevista para la finalización del proyecto: 01/2039
Problemática principal para abordar en el proyecto vinculada al proceso de enseñanaza / aprendizaje:

Desde su concepción el proyecto Casa del Niño Nueva Familia Apoyo Escolar ha estado orientado a allanar las serias dificultades que deben enfrentar los niños de familias trabajadoras y de escasos recursos de Rincón de Milberg, partido de Tigre, para permanecer en el sistema educativo formal y completar su escolaridad primaria. Estos chicos concurren a diferentes escuelas públicas de la zona (lo cual es requisito indispensable para el acceso a la Casa del Niño Nueva Familia) pero al no contar con el apoyo familiar idóneo y necesario para afianzar su desempeño, suelen perder la escolaridad. En su gran mayoría provienen de familias monoparentales con jefes de familia ausentes del hogar durante la larga jornada laboral, con hogares que no pueden brindarles ni un ámbito material apropiado para hacer las tareas escolares ni la contención necesaria para afrontar las demandas del proceso de enseñanza/aprendizaje. La pobreza guarda estrecha relación con aprendizajes problemáticos. Padres con primaria incompleta, viviendas y alimentación precarias suelen reflejarse en rendimientos insuficientes. Para aprender, además de ir a la escuela, los chicos necesitan un contexto propicio que acompañe y fomente el desarrollo de la responsabilidad y de los hábitos alimentarios, de higiene personal y de comportamiento. Todos estos hábitos no sólo son indispensables para formar parte de una comunidad educativa y completar los diferentes ciclos sino que predisponen a un mejor aprovechamiento del proceso de aprendizaje. La Casa del Niño Nueva Familia (en adelante La Casita) tiene como objetivo ofrecer a niños de Rincón de Milberg que sufren estas restricciones propias de la pobreza y ajenas a la escuela, un entorno que apuntale su proceso de aprendizaje, su integración social, y haga real su acceso al derecho a la educación. En sus primeros años La Casita atendió exclusivamente la problemática escolar de niños de 6 a 12 años. Pero al comprobar que eran muy poco los egresados que llegaban a completar el ciclo secundario, sintió que era necesario aún otro espacio para seguir concretando su Misión. Actualmente el apoyo escolar se ha extendido a 15 alumnos de secundaria, dos veces por semana. Sin embargo para que el esfuerzo tenga solución de continuidad y se logre tanto la finalización del secundario como la inserción al sistema formal de trabajo, ese apoyo deberá extenderse a todos los días, única manera de incluir la mayor cantidad posible de alumnos que terminan el ciclo primario.

Diagnóstico y motivación (cuál fue el problema que dio origen al proyecto):

La Casa del Niño Nueva Familia es una asociación civil, sin fines de lucro, ecuménica y apolítica, que trabaja con niños y familias trabajadoras de escasos recursos en Rincón de Milberg, partido de Tigre, provincia de Buenos Aires. En 1999 un grupo de mujeres que actualmente conforman su Comisión Directiva sintió la necesidad de "hacer algo", preocupadas por el avance de la pobreza y por las duras consecuencias que esto produce en el tejido social. Así fue como concibieron un proyecto vinculado a la educación de niños de madres trabajadoras. Con el objetivo de asesorarse para este emprendimiento, se adhirieron a la Federación Argentina de Ayuda Familiar (FAAF), y gestionaron la habilitación de un terreno en el partido de Tigre, que les fue cedido por la Municipalidad en comodato por diez años. La Federación Argentina de Apoyo Familiar (FAAF) es una institución ecuménica, civil, privada y sin fines de lucro cuya tarea consiste en fundar y ayudar a crear Casas del Niño y talleres de oficios para socorrer a familias muy necesitadas. La asociación Casa del Niño Nueva Familia (Rincón de Milberg) se adhirió a esta Federación convencida de que la educación es una inversión a largo plazo y una herramienta decisiva para el crecimiento de las personas y su incorporación a la sociedad. Su funcionamiento es autónomo y no recibe aportes materiales de la Federación. El proyecto educativo de La Casa del Niño Nueva Familia aspira a que el día de mañana estos futuros hombres y mujeres puedan acceder a puestos de trabajo, respetar reglas y personas y ser respetados. Asimismo quiere brindar contención para reforzar los vínculos familiares de niños que en muchos casos provienen de un ambiente hostil, en el cual, el desamparo, la desnutrición, la carencia afectiva y la violencia son males frecuentes. En este contexto, involucrar a la familia y trabajar todos juntos hace posible pensar un proyecto distinto, efectivo. La asociación no olvidó que recibir una buena alimentación es un factor esencial en el desarrollo intelectual y psicosocial de los niños. En La Casita ellos reciben dos comidas diarias (desayuno y almuerzo o almuerzo y merienda, dependiendo del turno) que se elaboran allí mismo, con el asesoramiento de una nutricionista. Junto a la preocupación por la pobreza y sus duras consecuencias en el tejido social, brindar ayuda a mujeres trabajadoras con hijos ha sido otro de los motores del proyecto.

El proyecto se vincula principalmente con el aprendizaje de:
  • » Ciencias Exactas
  • » Ciencias Naturales
  • » Lengua y Literatura
  • » Ciencias Sociales y Humanidades
  • » Tecnología
  • » Lenguajes Artísticos
  • » Hábitos de higiene y aseo personal, sana alimentación y normas de comportamiento
Descripción (descripción general del proyecto, estrategia principal o eje del proyecto):

La Casita es un hogar diurno para niños entre seis y doce años; dos veces a la semana asisten también alumnos de secundaria. Funciona en dos turnos, mañana y tarde, a contra turno escolar. La asistencia a la escuela oficial es requisito indispensable para el ingreso y permanencia. Se brinda a los niños el apoyo escolar, la alimentación y el esparcimiento necesarios para acompañarlos en su proceso educativo. Los niños asisten a talleres didácticos (matemáticas, artes, manualidades, educación física, y coro entre otros) fundamentales para aprender a pensar, desarrollar talentos, compartir e integrarse con sus pares. Se trabaja en red con las escuelas a las que asisten los niños, con el Centro de Salud Materno Infantil, la Municipalidad de Tigre y la Comisaría de la zona. En dos terrenos cedidos en comodato por la Municipalidad de Tigre se construyeron las actuales instalaciones donde desarrollan las actividades: una casa de 176 m ² que cuenta con un salón central, que funciona como aula, comedor y espacio de usos múltiples, dos aulas más, una sala de lectura, cocina, baños y patio recreativo. La construcción se realizó en el año 2000 con fondos aportados por su comisión directiva y otros donantes. La Casita comenzó a funcionar en marzo del año 2001 con setenta y cinco niños anotados. • Actualmente concurren 100 chicos • Un equipo rentado de cuatro personas (tres docentes y personal de cocina) más un equipo de voluntarios están a cargo de las actividades realizadas diariamente por estos 100 chicos • Se ofrecen 1800 platos de comida por mes y 1.800 desayunos/meriendas (según el turno) La misión de La Casita es acompañar y ayudar a las familias en la educación, en el cuidado y la contención de sus hijos. El eje del proyecto-su estrategia principal- pasa por ayudar a madres trabajadoras pero de escasos recursos de Rincón de Milberg, en el acompañamiento escolar que deben dar a sus hijos para que ellos puedan completar con responsabilidad el ciclo escolar. Ese acompañamiento consiste en procurarles un ámbito propicio para fomentar tanto la responsabilidad en el cumplimiento de las tareas escolares como los hábitos de comportamiento necesarios para integrarse a una comunidad educativa y permanecer en ella hasta completar el ciclo educativo. Luego, en ese ambiente de apoyo y contención se refuerza el proceso de enseñanza/aprendizaje mediante la explicación personalizada de algunos contenidos programáticos en los que los niños evidencian dificultades y la ayuda en sus tareas escolares poniendo a su disposición material de consulta. Todos los años algunos miembros de la Comisión Directiva recorren el barrio para encontrar familias numerosas con escasos recursos y proponerles el ingreso de sus hijos a La Casita. Luego un asistente social evalúa la situación del grupo familiar. Es requisito para la admisión que los padres tengan empleo, deseos de mejorar su situación familiar y que se comprometan a colaborar en el mantenimiento de La Casita. Antes del ingreso, ellos toman conocimiento del reglamento de la asociación y se comprometen a observarlo. El trabajo en red con las escuelas significa que se está en contacto con ellas ante cualquier problema con los chicos. Esto ha sido así desde la apertura de La Casita en el 2002. La Directora ha visitado todas las escuelas de los chicos inscriptos en La Casita a fin de presentarles el proyecto educativo de la asociación. Paulatinamente se fue contactando con los gabinetes escolares (asistente social, maestra orientadora, psicopedagoga, etc.) tratando de aunar esfuerzos para mejorar el proceso educativo de los chicos que comparten. Muchas veces son las escuelas las que sugieren a las familias anotar a sus chicos en La Casita ya que valoran mucho su trabajo por la buena evolución en el aprendizaje de los chicos que allí concurren. En La Casita los alumnos deben tener un 80% de asistencia y justificar las ausencias con certificado médico en caso de enfermedad o nota del padre/madre o tutor en caso de fuerza mayor. El cumplimiento de las normas es otra forma de fomentar la responsabilidad y los buenos hábitos (alimentarios, de higiene personal y de urbanidad y de comportamiento social). De los cien niños que actualmente concurren a La Casita, 32 cursan sus estudios primarios en la Escuela nº 27 Almafuerte de Rincón de Milberg, Tigre. Es por este motivo que el proyecto de apoyo escolar se presenta en equipo con esta escuela. Lo señalado hasta aquí corresponde a la primera etapa del proyecto. Una segunda etapa iniciada hace apenas dos años está orientada a resolver la misma problemática pero de alumnos egresados de La Casita que han comenzado el secundario. Por el momento se les brinda, dos veces por semana, apoyo escolar y un taller de computación que apunta claramente a subsanar la situación de desventaja de los adolescentes de Rincón de Milberg en cuanto a su accesibilidad a herramientas informáticas. No tienen computadoras en sus hogares y ellas también son escasas en las escuelas a las que concurren. Poner a su disposición el manejo de estas herramientas es acercarles la posibilidad de una futura inserción laboral. Para cubrir las necesidades reales de todos los egresados del ciclo primario de La Casita el apoyo debiera extenderse a todos los días a la semana ya que los alumnos de secundaria tienen una demanda horaria mayor en la escuela oficial, y con dos días no se alcanza a cubrir la asistencia de todos.

Objetivo general del proyecto:

El objetivo general es brindar a padres y madres trabajadores de familias de bajos recursos de Rincón de Milberg un espacio de contención y aprendizaje a contra-turno de la escuela para sus hijos, a fin de que ellos puedan completar el ciclo educativo y no queden en situación de “calle” como ocurre con muchos niños con padres ausentes durante las largas jornadas laborales.

Objetivos específicos del proyecto:

El objetivo específico es revertir el proceso de aprendizaje deficitario de los chicos que concurren a La Casita, y mejorar su calidad brindándoles: 1. Un ámbito apropiado para el desarrollo de la responsabilidad y la contracción al estudio y para el fomento de los hábitos alimentarios, de higiene personal y de comportamiento social que resultan indispensables para formar parte de una comunidad educativa y permanecer en ella hasta completar el ciclo educativo. 2. Apoyo al proceso de enseñanza/aprendizaje mediante el refuerzo de los contenidos programáticos, ejercitaciones apropiadas, avances de programa con aquellos niños cuyo proceso de aprendizaje no presenta dificultades y el apoyo a las tareas escolares poniendo a su disposición material de consulta. 3. Actividades plásticas y recreativas que hacen a su formación integral, refuerzan su sociabilidad y apalancan sus procesos madurativos.

Plan de acción (pasos o etapas):

El proyecto consta de dos etapas. Su primer paso –apoyo escolar para niños del ciclo primario-se está ejecutando desde el año 2001 y luego de 8 años, se puede afirmar que se están alcanzando los resultados previstos. Se fue haciendo camino al andar. De la primitiva idea de brindar apoyo en las tareas escolares se pasó a un enfoque más integral, comprendiendo las verdaderas necesidades y falencias del grupo objetivo. A poco de comenzar, la Comisión Directiva y el equipo docente comprendieron que lo que estos niños necesitaban principalmente era un ámbito propicio para el desarrollo de las aptitudes necesarias para integrarse a una comunidad educativa. Era necesario crear un clima favorable a la formación de los hábitos de disciplina que luego hacen posible la concentración en las tareas escolares. Logrado esto también se vio que muchas veces era indispensable volver a desarrollar algunos de los contenidos programáticos escolares. Muchos necesitan esa enseñanza personalizada que puede brindarse en grupos pequeños por docentes que no tienen la urgencia de cumplir programas. El desarrollo de hábitos de higiene y de comportamiento social también incide en la capacidad de aprendizaje de los niños y entonces se trabajó en ello. La jornada en La Casita incluye asimismo actividades extra programáticas (plásticas, recreativas, deportivas, corales) y charlas de especialistas sobre diferentes temas (la próxima será sobre el cuidado del medio ambiente) Con todo esto se apunta a brindarles a los chicos un bagaje cultural que apalanque sus procesos de aprendizaje. La segunda etapa-continuar brindando apoyo escolar a alumnos egresados de la primaria-ha comenzado hace apenas dos años por demanda de los ex alumnos de La Casita y está en un período inicial con muchas necesidades aún sin cubrir por falta de recursos. Gracias a la donación de un vagón de tren y de dos contenedores, que con mucho esfuerzo se adaptaron como salones de usos múltiples, la asociación cuenta con el espacio físico necesario para proponer a las familias una serie de actividades orientadas a apalancar la educación secundaria. La Municipalidad de Tigre hizo su aporte cediendo un segundo terreno lindero en comodato. Actualmente concurren al taller quince chicos y se espera en el futuro poder extender la cobertura a todos los egresados de La Casita que quieran inscribirse.

Cronograma de actividades:

La primera etapa del proyecto ya está en ejecución desde el año 2001.La Casita está en actividad durante el período escolar y observa el mismo período de receso que las escuelas. Turno mañana: de 9 a 12 horas 9 horas: desayuno e higiene bucal al finalizarlo 9:30 a 11:10: Trabajo en aulas separados en tres grupos: 1º y 2º grado; 3º y 4º grado; 5º y 6º grado. Cada grupo está a cargo de un docente, y hay voluntarios también dedicados a trabajo en aulas. 11:10 a 11:30: recreo en el patio 11:30 horas: almuerzo Turno Tarde: de 13 a 16 horas 13 horas: almuerzo e higiene bucal al finalizarlo 13:30 a 15:10: Trabajo en aulas separados en tres grupos: 1º y 2º grado; 3º y 4º grado; 5º y 6º grado. Cada grupo está a cargo de un docente, y hay voluntarios también dedicados a trabajo en aulas. 15:10 a 15:30: recreo en el patio 15:30 a 16: merienda Una vez por semana en ambos turnos los chicos tienen clase de educación física (duración 40 minutos) Una vez por semana el turno tarde tiene una profesora de coro (beca municipal) La segunda etapa del proyecto recién ha comenzado en el año 2008. Por el momento se brinda apoyo escolar a alumnos secundarios egresados de La Casita, dos veces por semana (martes y viernes) a razón de 8 horas semanales. A medida que se logren nuevos recursos, la meta del proyecto es brindar apoyo escolar hasta los 16 años todos los días en ambos turnos para que todos los egresados de la primaria puedan contar el apoyo de La Casita para finalizar el ciclo siguiente.

Contenidos abordados:

El proyecto Casa del Niño Nueva Familia aborda contenidos educativos, formativos, de apoyo y de asistencia. Contenidos educativos: Se refuerzan y ejercitan los contenidos del programa escolar en Lengua, Matemáticas, Ciencias Sociales y Ciencias Naturales. Se avanza en el programa escolar con aquellos niños que no presentan dificultades de aprendizaje. Contenidos de apoyo: Una parte del trabajo en las aulas está dedicado a las tareas escolares. Los docentes supervisan la ejecución de las tareas del día, y ponen a disposición de los chicos el material de consulta. Contenidos formativos: Se organizan actividades plásticas y recreativas que hacen a su formación integral, refuerzan su sociabilidad y apalancan sus procesos madurativos Contenidos asistenciales: Los niños reciben el almuerzo, y la merienda o el desayuno según el turno al que pertenezcan; se trabaja en red con Centro de Salud Materno Infantil de la zona en casos de detección de problemas de salud. Se trabajan hábitos de higiene, de aseo y prolijidad personal y se pone especial esfuerzo en que las comidas transcurran en la observancia de hábitos de urbanidad y cortesía, y con la cooperación de todos. Cada niño tiene su cepillo de dientes en la escuela (para su higiene bucal luego de las comidas). El hogar pone baños con duchas a disposición de las familias que no cuenten con agua corriente (sólo las madres/padres están autorizados a bañar a sus hijos)

Producciones:

• El proyecto está descrito en su página Web www.casitanuevafamilia.com.ar • El diario Crónica en su sección Suplemento Tigre del domingo 21 de junio de 2009 publicó un artículo sobre La Casita titulado ¡Los chicos fuera de la calle! Esa es la cuestión • Los cuadernos de clase y trabajos del taller de arte de sus alumnos • Presentación del proyecto en power point • Tríptico para donaciones • Newsletters periódicas enviadas a los donantes

Recursos necesarios para el desarrollo del proyecto:
  • » Materiales: Monetarios para afrontar sueldos, pago de servicios, alimentos, material educativo, mobiliario, com
  • » Humanos: Docentes padres voluntarios personal de cocina y contadora
  • » Edilicios: sede edilicia y vagón en Matheu 1772 Rincón de Milberg (B1624AYG)
¿Cuenta la escuela con todos estos recursos o solo con algunos?

La Casita cuenta con los recursos necesarios para la ejecución de la primera etapa del proyecto. Año a año trabaja con mucho esfuerzo para renovar los donantes que sostienen financieramente al proyecto. Sus recursos son mucho más escasos para llevar a cabo la segunda etapa del proyecto- Apoyo escolar a alumnos del secundario- Actualmente cuenta con una docente ocho horas dos veces por semana, un aula para dar las clases y algunas computadoras. Los recursos del premio se aplicarían a reforzar la sustentabilidad de la segunda etapa del proyecto: cubrir por un año el sueldo de un docente para el apoyo escolar de 2 a 3 veces por semana (según la cantidad de inscriptos) y realizar tareas de mantenimiento de infraestructura en un tinglado bajo el cual se encuentra el vagón donde se brinda este apoyo escolar.

Logros / Resultados del proyecto, en función a la problemática planteada:

Esperados:
A.Que los alumnos que ingresan a La casita: 1. Completen el ciclo primario (1ª etapa) 2. Completen los ciclos ESB, y EGB3 de la secundaria (2ª etapa) 3.Desarrollen la responsabilidad y contracción al estudio, y hábitos de comportamiento 4. Mejoren su calidad de vida B.Que las familias trabajadoras de Rincón de Milberg, Tigre: Cuenten con un ámbito apropiado para que sus hijos logren permanecer en una comunidad educativa y no ingresen en “situación de calle”

Alcanzados:
A.1. Entre los años 2002 y 2008, 93 niños han egresado de La Casita con su ciclo primario completo. Este año egresarán 13 niños más. 2. No se han alcanzado resultados aún en esta 2º etapa que todavía es muy incipiente. 3. Las estadísticas de La Casita del año 2002 al 2008 muestran (i) bajo número de repitentes (entre 0 y 1) (ii) marcado descenso de la cantidad de niños que deben recuperar materias a fin de año. Las escuelas manifiestan el mejor desempeño de los alumnos que concurren a La Casita Entre los alumnos de La Casita, en el primer cuatrimestre 2009 hubo ya una alumna abanderada y 4 escoltas Los niños almuerzan, desayunan y meriendan de acuerdo a normas de urbanidad y cortesía. Esto no ocurría en los primeros tiempos, cuando las actitudes violentas eran lo corriente. 4.Actualmente 100 niños tienen garantizados sus derechos al juego, la educación y al acceso a la salud B.La demanda de vacantes para La Casita ha crecido entre el año 2002 y el año 2009 de 71 a 100 niños. La Casita ha logrado convertirse en un referente serio y confiable de la comunidad.

Participantes del proyecto:
  • » Alumnos
  • » Docentes
  • » Padres
  • » Otros
  • » Otras instituciones
  • » Participan otras escuelas / intituciones: Casa del Niño Nueva Familia presenta el proyecto en conjunto con la Escuela Almafuerte
Explique la participación de cada uno de los otros actores involucrados:

Alumnos: son los beneficiarios directos del proyecto, actualmente 100 niños concurren a La Casita a contra turno de la escuela, y 15 adolescentes están participando del apoyo escolar para secundaria. Reciben el apoyo escolar y asistencial descripto en puntos anteriores. Es de destacar que la demanda de apoyo escolar para secundaria provino directamente de alumnos egresados de La Casita, lo cual demuestra su satisfacción con el proyecto. Docentes: la asociación cuenta con un equipo docente rentado de tres personas responsables del desarrollo de los contenidos educativos, formativos, de apoyo y de asistencia del proyecto, previamente explicados en el punto 2.13. El proyecto fue formulado por la Comisión Directiva y el equipo docente lo ejecuta bajo la supervisión de la Comisión. La Directora está en el proyecto desde sus inicios, es una actora fundamental en su ejecución y en la inserción de La Casita en la comunidad. Mantiene una muy buena relación con las directoras de las escuelas de los chicos. Otras escuelas: las escuelas de la zona a las que concurren los alumnos de La Casita son actores indispensables e indirectos del proyecto. La Casita no suple a la escuela sino que refuerza y el proceso de enseñanza / aprendizaje de niños de familias de escasos recursos para que ellos puedan cumplir con responsabilidad las demandas escolares y así completar el ciclo escolar. Las escuelas suelen sugerir a las familias que ven necesitadas a que se acerquen al proyecto. En los casos en que se detectan serios problemas de aprendizaje la Directora de La Casita se pone en contacto con la maestra de la escuela y con la familia y luego se trabaja en conjunto con todos ellos para tratar de solucionar o paliar las dificultades. La Casita ha recibido cartas de agradecimiento por su trabajo de apoyo escolar de las distintas escuelas con las que trabaja en una muy estrecha relación. La escuela Almafuerte ha dejado constancia de que los alumnos que asisten al apoyo escolar de La Casita en contra-turno, muestran significativos progresos y un mayor interés en el quehacer áulico. Las Familias: Es requisito de admisión que los niños provengan de familias cuyos padres trabajen, tengan deseos de mejorar la situación familiar y se comprometan tanto a cumplir con las normas de La Casita como a colaborar con trabajos de mantenimiento y funcionamiento. Es así que algunas madres colaboran en la preparación de los almuerzos (junto a una persona rentada encargada de preparar todas las comidas), otras con la limpieza, y los padres con diversas tareas de mantenimiento. Dada la crítica situación social y económica de los últimos años se han hecho algunas excepciones con niños cuyos padres están en centros de detención o han perdido el trabajo. Se les requiere una concurrencia del 80 % anual a las reuniones y charlas de padres convocadas por la dirección. Y se espera que las familias tengan conductas sociales acordes a los valores de la Casa del Niño Nueva Familia, tanto en el hogar como fuera de él. En caso de comprobarse una situación de inconducta, se les pide que estén dispuestos a modificar su actitud o a realizar un tratamiento médico/psicológico. Otras Instituciones: Federación Argentina de Apoyo Familiar (FAAF): Aportó su experiencia en la creación de Casas de Apoyo a familias necesitadas e informó sobre los requerimientos necesarios para el funcionamiento de La Casita. Banco de Alimentos: Su aporte consiste en los alimentos que le permiten a La Casita ofrecerles a los chicos el desayuno o la merienda, y el almuerzo, diariamente. Pepperdine Argentina SRL: Aporta trabajo voluntario de sus alumnos y directivos, además de ser un benefactor monetario. Conciencia: Aporta voluntarios que colaboran con las actividades de apoyo escolar de los chicos. Municipio de Tigre: El Municipio ha cedido en comodato por 10 años dos terrenos, uno en el cual se edificó la sede de La Casita, otro donde se instalaron el vagón y dos contenedores. La maestra de coro es una beca del Municipio. Si bien aparte de esta beca la Asociación no recibe ningún subsidio del Municipio, mantiene con éste una relación fluida. Otros: La Comisión Directiva: Sus miembros originales (año 1999) concibieron el proyecto y lo pusieron en funcionamiento. Desde entonces la Comisión Directiva trabaja para cumplir con la Misión de la asociación. Casi todos sus miembros son donantes, trabajan como voluntarios en la sede y están abocados a actividades de fund –raising. Se realizan reuniones mensuales para tratar temas que hacen al funcionamiento de la institución y a su financiamiento. Voluntarios: Son muchos los voluntarios (particulares e institucionales) que realizan tareas de apoyo a las diferentes actividades de La Casita.

¿Cuál de los aspectos del proyecto considera usted que son creativos / innovadores?
¿Por qué?

Los aspectos innovadores del proyecto están vinculados con la multiplicidad de beneficiarios, con la activa participación de los padres en el proyecto y con el enfoque multidimensional que se le da al apoyo escolar. Cómo se lo ha mencionado en el apartado 2.6 (Diagnóstico y motivación) uno de los motores del proyecto ha sido ayudar a madres trabajadoras brindándoles un espacio de contención y aprendizaje a sus hijos, a fin de que ellos puedan completar el ciclo educativo y no queden en situación de “calle”. Estas madres saben que al fin del día sus hijos llegarán a casa con la jornada escolar y las tareas cumplidas, y una sana alimentación que incluye dos comidas diarias. Al mejorar la escolaridad de sus hijos las escuelas de la zona también resultan beneficiadas por el mejor desempeño en el proceso de aprendizaje de los chicos de La Casita. Finalmente también la comunidad de Rincón de Milberg recibe beneficios ya que con el paso del tiempo la asociación se ha constituido en un referente barrial. Los padres de los alumnos suelen recurrir primero a La Casita ante problemas que afectan a la comunidad, buscando apoyo y consejo. Este año por ejemplo se acercó la madre de una ex - alumna para contarle a la directora que en el barrio circulaba un violador y pedirle que organizara un sistema para que los chicos caminaran en grupos protegidos. De lo contrario, los alumnos, que siempre van solos a la escuela, tendrían que faltar ya que los padres trabajan durante el día y no pueden acompañarlos. La directora llamó al comisario, armó una reunión con él y los padres, y se organizaron corredores sin peligro. La mamá no llamó al comisario, ni al intendente, recurrió a La Casita y esto habla de la confianza que el proyecto despierta en la comunidad. También los padres suelen consultar primero a la Directora de La Casita cuando sus hijos tienen un problema en la escuela. Ella siempre les aconseja ir a hablar con la maestra o los directivos, y por sobre todas las cosas les sugiere dirigirse a ellos en una actitud positiva y de respeto. Esto es un importante factor de cambio para la comunidad ya que muchas familias provienen de entornos de hostilidad y violencia, y éstas suelen ser las actitudes con las que enfrentan todos sus problemas. La efectividad del proyecto se debe en gran parte a la activa participación que se demanda a los padres, tanto en la concurrencia a reuniones en La Casita como en tareas de mantenimiento. Se trabaja muy cerca de ellos. De este modo las actividades de La Casita benefician a las madres, a los chicos, a la escuela y a la comunidad de Rincón de Milberg. El otro aspecto innovador es el enfoque multidimensional de la ayuda escolar. Los chicos de La Casita necesitan mucho más que ayuda en sus deberes para formar parte de una comunidad escolar y completar el ciclo educativo. Necesitan un espacio de contención que fomente la responsabilidad y el compromiso con la escuela y la formación de hábitos de higiene, de alimentación y de comportamiento social. Alcanzadas estas condiciones, recién entonces puede resultar fructífero el proceso de enseñanza / aprendizaje. Primero contención y formación para hacer posible y fructífero el proceso de enseñanza / aprendizaje, es la premisa que sustenta al proyecto y con ella se vinculan sus tres aristas más innovadoras: 1. La sistematización y el orden con que se lleva a cabo la ayuda escolar. No se trata nada más que de recibir niños para ayudarlos en las tareas escolares. Se trata de integrarlos a un contexto de orden y disciplina como el camino elegido para que desarrollen la responsabilidad y la contracción al estudio necesarias para atravesar con buenos resultados todo el ciclo educativo. En La Casita hay un trabajo diario constante y perseverante. Los chicos comparten las comidas en un clima de respeto y cooperación. Se pone gran énfasis en el control de ausentismo tanto a La Casita como a la escuela (si faltan a la escuela ese día no pueden ingresar a La Casita), y en la participación de los padres para que la educación de los hijos sea un compromiso serio de todos. Los chicos deben presentar trimestralmente sus boletines escolares (o fotocopia del mismo) y también La Casita elabora una evaluación anual de logros en lengua y matemática de cada uno de sus alumnos (básicamente para constancia interna) que formará parte del legajo de cada uno. 2. La creación de un ambiente materialmente propicio para el desarrollo integral del niño. La Casita cuenta con la infraestructura física indispensable para que los chicos puedan abocarse a sus tareas escolares. La sede fue construida para el proyecto. Los chicos tienen material de consulta a su alcance, un profesor de educación física, taller de arte. A esto se suma una alimentación adecuada. Diferentes equipos de voluntarios les organizan actividades recreativas a lo largo del año. 3. El apoyo escolar traducido en la enseñanza personalizada de los contenidos programáticos que resulten más complejos para sus alumnos. Es decir, también se refuerzan contenidos. El proyecto se apoya en el trabajo del personal rentado: tres docentes y personal de cocina (1). El trabajo de los voluntarios (algunos de ellos docentes) y de la Comisión Directiva complementa lo anterior. Asimismo el proyecto ha demostrado tener la flexibilidad necesaria como para hacer camino al andar e ir modificando pautas de acuerdo a las lecciones de la experiencia. En suma, La Casita trabaja en forma accesoria a la escuela buscando compensar las múltiples carencias de los hogares de escasos recursos que inciden negativamente en el proceso de aprendizaje. Y este trabajo produce externalidades positivas en las familias y en la comunidad. La Casita le ha dado al apoyo escolar un alcance mayor.

Referentes:

1. Marcela Rodríguez Blanco: Coordinadora de Cultura del Municipio de Tigre (delegación Rincón de Milberg) 2. Pepperdine Argentina S.R.L: Rafael Martínez De Sanzo. Director de Buenos Aires Program rafael.desanzo@pepperdine.edu Teléfono: 4772-5969 3. Banco de Alimentos: Mercedes Campos de Orís de Roa 4. Voluntaria: Carmen Pons. Teléfono: 4765-7739

Recomendar este proyecto a un amigo/a





Ver premio 2007 Ver premio 2008