Fundación La Nación Banco Galicia Fundación Osde Ashoka Emprendedores Sociales Fundación Arte Vivo Fundación Cimientos

PROYECTO

Rondas de vida
  • Escuela: IPEM Nº 338 “Dr. Salvador Mazza” - Distrito Escolar: Córdoba
  • Teléfono: 0351-4345140
  • Correo electrónico: merlorosa@yahoo.com.ar
  • Fecha de inicio del proyecto: 12/2009
  • Fecha de finalización o fecha prevista para la finalización del proyecto: 12/2010
Problemática principal para abordar en el proyecto vinculada al proceso de enseñanaza / aprendizaje:

El 80% de los alumnos/as del CBU vivencian situaciones de fracaso escolar (abandono, repitencia, deserción, ausencia de resultados, de saberes, de competencias, rechazo a trabajar, transgresión de las reglas, ausencias, rechazo, aprendizajes frágiles, mecánicos, etc.) este proyecto que se presenta a concurso se desprende del proyecto que se está concretando “manos unidas para fortalecer el desarrollo saludable de la comunidad de bº marqués de sobremonte”. Por lo que resta del presente año, tenemos la intención de concretar con los adolescentes los proyectos que estan planificados y aprobados por las autoridades educativas correspondientes, por este motivo es que colocamos como fecha de inicio el mes de marzo del 2010.

Diagnóstico y motivación (cuál fue el problema que dio origen al proyecto):

Los sujetos protagonistas de este proyecto no logran ponerse en movimiento, movilizarse con sentido o significativamente (desde el interior) hacia las actividades u objetos de aprendizaje que la escuela propone porque no logran investirse en la situación de aprendizaje y de este modo quedan atrapados en prácticas de aprendizaje que los posiciona en el lugar de sujetos excluidos del sistema educativo y como consecuencia de la sociedad. Los modos que construyen para vincularse con el saber están teñidos por su dimensión identitaria: historias personales y familiares, sus expectativas, sus relaciones con el mundo, con los otros/as, con la imagen de sí mismos y con la que quieren dar a los otros. Entre las características identitarias encontradas en nuestros protagonistas podemos citar: desconfianza en si mismos y en los otros, expresan dudas o no se reconocen sus capacidades, habilidades personales o sienten que se ignoran sus ideas, talentos y habilidades, son receptores pasivos, consideran que no tienen capacidades para hacer aportes significativos, se sienten marginados, invisibles, se menosprecian a si mismos y a los demás, han internalizado la sensación de que “yo no puedo”, se autodescriben negativamente, piensan que las reglas carecen de sentido, tienen dificultad para resolver los conflictos y/o manejo saludable del estrés, producen conductas inapropiadas. Consideramos que en nuestros protagonistas, el proceso de exclusión comenzó en los primeros registros que acontecen en la primera infancia, los cuales son reforzados por sus familias, por la escuela y la sociedad en general. A partir de estas vivencias, que guardan estrecha relación con el nivel de afectividad vivenciado, producen mecanismos de autoexclusión, los cuales se potencian al estar insertos en un contexto social altamente exclusor. Por otra parte, el hecho de pertenecer a un grupo constituido, fundamentalmente, por individuos que viven históricamente en situación de precariedad, y traen consigo el sentimiento de exclusión, hace que se potencien los mecanismos de autoexclusión porque se nutren entre sí y rechazan toda o cualquier posibilidad de renovación, y pasan a ejercer comportamientos que refuerzan la marginación, provocándose un campo sinérgico que produce la exclusión desmedida entre sus pares.

El proyecto se vincula principalmente con el aprendizaje de:
  • » Ciencias Exactas
  • » Ciencias Naturales
  • » Lengua y Literatura
  • » Ciencias Sociales y Humanidades
  • » Economía y Gestión
  • » Tecnología
  • » Educación Física
  • » Lenguajes Artísticos
  • » con todas las áreas y espacios institucionales
Descripción (descripción general del proyecto, estrategia principal o eje del proyecto):

La vida cotidiana, de gran parte de nuestras aulas, transcurre en espacios tristes, sin sentidos, cargados de desesperanza, de abandono del otro humano, espacios que asfixian a los sujetos que la habitan, destruyendo su alegría, su creatividad, el placer que provoca el aprender y el enseñar al convertirse en una persona nueva. Consideramos que como actores implicados en el proceso de enseñanza y de aprendizaje, nos urge construir nuevas estrategias que nos permitan inscribir a las jóvenes generaciones en el mundo de la cultura y poner a su disposición nuevos lazos para que algo se teja entre ellos, los jóvenes y nosotros/as, las viejas generaciones. Desde nuestro lugar, consideramos que el punto de partida para trabajar con nuestros protagonistas pasa, en primer lugar, por reconocerlos como sujetos del derecho de aprender porque el reconocimiento del otro es la puerta de entrada al mundo del conocimiento. Para concretar este proyecto elegimos trabajar desde una pedagogía dialógica fundada en el respeto a la vida, llamada Educación Biocéntrica o Pedagogía del Encuentro y le integramos los aportes teóricos de Resiliencia y de Conexión Creativa (J.Moreno). Metodológicamente, proponemos organizar los encuentros bajo la forma de “talleres cognitivos-reflexivos-vivenciales”. El eje estructurante de los mismos está organizado alrededor de seis elementos constitutivos: música, movimiento, vivencia, intimidad verbal, reflexión teórica, conexión creativa. Pensamos el aula taller como un espacio de aprendizaje - desaprendizaje, delimitado por un espacio físico - temporal, “un aquí y ahora”, que le otorga singularidad al encuadre de la tarea. Se constituye en un espacio de trabajo que promueve y valora el protagonismo de cada uno de sus integrantes porque es un ámbito de: Encuentro y compromiso grupal, de interacción cooperativa y solidaria, un lugar de indagación sobre uno mismo y la realidad, de crecimiento personal y de aprendizaje sustentado en la red vincular de sus participantes. Es un espacio que permite catalizar los procesos que modifican a la persona y su realidad, porque posibilita construir múltiples articulaciones que facilitan la transferencia de lo trabajado en el taller a la vida cotidiana porque potencia la integración de la teoría y la práctica. La persona y el grupo. El mundo interno y el contexto social. El accionar, el sentir y el pensar. Es una experiencia de transformación creativa. Se basa en la producción de un trabajo concreto, sistemático y puntual que se funda en la recuperación e integración reflexiva y coherente del conjunto de representaciones, saberes y vivencias. Ayuda a resignificar los roles, y al ejercicio de la autonomía y la co- responsabilidad. En el aula taller, el grupo, como matriz de sostén, se constituye en continente afectivo para que todos y cada uno de los participantes puedan conectarse con sus necesidades, potencialidades y puedan ir haciendo un crecimiento progresivo, transponiendo dificultades y asumiendo sus capacidades. Es decir, el proceso grupal se constituye en matriz social que sustenta el cambio debido, precisamente, a las características de la misma. En el aula taller se busca deflagrar vivencias cuya inducción frecuente permite reorganizar las respuestas frente a la vida. La acción reguladora de los ejercicios no se ejerce sobre el cortex cerebral voluntario sino sobre la región límbico hipotalámica, centro regulador de las emociones. Por lo tanto, funciona como un ecocofactor positivo porque mediante los ejercicios que inducen coraje, alegría, creatividad etc., se estimula el desarrollo integrado de los potenciales genéticos destinados a conservar la vida y de este modo se producen cambios de carácter evolutivo y una constante reorganización orgánica, provocando, la expansión de la existencia. El encuadre del espacio y del tiempo, actúa como una demarcación, produciendo un recorte entre el adentro y el afuera, que permite elevar a la categoría de sagrado aquello que en él se vivencia y al operar con la fuerza de un acto ritual tiene la fuerza de instituir nuevas matrices de comportamiento, nuevas formas de habitar el cotidiano. En ese espacio de encuentro, los participantes tienen la posibilidad de vivenciar, en simultaneidad, múltiples textos: el lenguaje de la música, del movimiento, de las creaciones plásticas, las consignas y testimonios que surgen en el espacio íntimo de la palabra. La vivencia de esta significativa multiplicidad textual que, surge a partir de encuentros auténticos con uno mismo, con el otro y con la realidad, a partir de una matriz afectiva, tienen una fuerza performativa y generan sentido de comunidad, al re-ligarlo en forma integrada, protagónica, creativa y trascendental a la realidad y con la realidad. Al facilitar en los sujetos la toma de conciencia critica sobre los mandatos sociales se favorece, la liberación de los preconceptos y dogmas tóxicos que impregnan y direccionan nuestra vida provocándose de esta manera un auténtico proceso de re-aculturación holística, es decir de transvalorización cultural. Este estilo de trabajo tiende a que los participantes descubran sus posibilidades de producción, creatividad y salud, identifiquen sus necesidades, revaloricen su capacidad para satisfacerlas, autonomicen su proceso, confíen en sí mismos y en la capacidad colectiva y transfieran lo vivenciado en el espacio de aprendizaje –el aula-taller- a su realidad cotidiana. Para experimentar-nos y reconocer-nos se requiere construir una matriz grupal afectiva y de contención, porque la potencialidad creadora de la interacción, posibilita vivenciar los procesos de crecimiento personal como aprendizajes sustentados en la red vincular de sus participantes. El grupo, a partir del intercambio verbal de lo vivenciado, despliega la posibilidad de discenso, consenso, aceptación de la diversidad, apertura y libertad para pensar y, explorar nuevas necesidades y posibilidades, orientando con ello, el desarrollo de la tarea. Fundamentalmente, al estimular el desenvolvimiento de la inteligencia emocional afectiva, con base en el respeto por la vida, se promueve la alegría y el goce de vivir la integración socio-afectiva y el desarrollo de pautas internas de autocuidado, de integración cooperativa y solidaria en comunidad y, en armonía con el entorno ecológico. El trabajo en conexión creativa tiene como objetivo estimular y desenvolver la creatividad existencial: ser protagonista de la propia vida, descubrir qué y como deseo vivir, dónde y con quién, percibiendo el ímpetu vital que impulsa a trasponer los límites de lo establecido, explorando, descubriendo formas nuevas de expresión y vida, superando miedos e inhibiciones. El foco de la propuesta estará puesto en el fortalecimiento de una identidad saludable y en los aspectos vinculares que se ponen en juego en la relación con el saber porque para nosotros actuar sobre estas situaciones de “fracaso escolar” , implica reconocer que existen sujetos, en relación con otros sujetos, atrapados en la dinámica del deseo, hablando, actuando, construyéndose en una historia articulada sobre la de una familia, la de una sociedad, la de la especie humana misma, comprometido en un mundo donde ocupa una posición y donde se inscribe en relaciones sociales. Nuestra tarea como Enseñantes se centra en la maravillosa experiencia de la construcción del diálogo. El proceso de enseñanza - aprendizaje se produce si y sólo sí, entre los actores implicados media un auténtico encuentro dialógico, que posibilite comunicar y expresar libremente, con coherencia, lo que se siente y piensa. Hoy, más que nunca, pensamos y sentimos que como educadores, tenemos que ofrecer expectativas de plenitud en nuestros educandos. Tenemos que enseñarles a tener confianza en sí mismo, enseñarles a amar y amarse. Es importante facilitar el aprendizaje de la inclusión que requiere participación efectiva del individuo en la construcción de la vivencia y tienen como pre-requisito el permiso y el continente afectivo. Tenemos que direccionar comportamientos que favorezcan la expresión de vida de lo contrario permaneceremos impotentes delante de nuestra realidad. La importancia de nuestra propuesta, que utiliza los aportes teórico - metodológicos de Educación Biocéntrica o Pedagogía del Encuentro, (Se nutre metodológicamente de los aportes de biodanza y toma los aportes más significativos del constructivismo (Piaget, E. Ferreiro, A. Teberosky, Vigotsky, Wiss, Edgard Morin, Paulo Freire, Moreno, etc) reside en la capacidad de propiciar encuentros con profunda conexión afectiva (inteligencia afectiva) que moviliza y refuerza la identidad. A partir de la identidad individual se forma la identidad del grupo, por lo tanto, formar individuos con identidad saludable significa formar grupos también con identidad saludable, eso sin duda, favorecerá el proceso de mudanza, es decir, correrse del paradigma de la autoexclusión para la inclusión, que se manifiesta en la vivencia de ciudadanía plena en su totalidad. La Salud mental corresponde a la forma como el individuo se ocupa su espacio en el día a día, como se posiciona a cada instante, como dirige sus relaciones (con los otros, con los objetos de conocimiento, con la totalidad) como crea sus vínculos, como crea alternativas adecuadas para satisfacer sus deseos, como recibe y da límites, como lucha con sus frustraciones, perdidas y sufrimientos Los estilos de vida de un individuo y de una sociedad tienen relación directa con el nivel de salud y educación del individuo o del grupo social. Por eso la salud mental está directamente vinculada con la capacidad de ser feliz, de experimentar sentimientos de paz, amor, armonía, solidaridad, autoprotección, etc. Para educar a un niño/a se necesita la aldea entera

Objetivo general del proyecto:

Desmontar los mecanismos de autoexclusión

Objetivos específicos del proyecto:

- Conectarlos con el placer de vivir - Construir una matriz grupal saludable - Conectarlos con sus potencialidades, talentos y habilidades - Fortalecer la identidad, la autoestima y el protagonismo - Propiciar modos de vinculación saludable con el saber mediado por el diálogo al servicio de la vida - Facilitar la expresión de la creatividad y conectarse con diferentes modos de expresión - Facilitar la expresión de lo que sienten y piensan - Desarrollar habilidades para la vida - Cultivar la afectividad - Facilitar modos de vinculación saludables: consigo mismo, con el otro y la totalidad. - Desarrollar la conciencia ética, y el compromiso para hacerse cargo de la responsabilidad que les compete - Propiciar la construcción de proyectos de vida - Potenciar sinérgicamente el Proyecto que estamos sosteniendo desde el año 2008 “Manos unidas para fortalecer el desarrollo saludable de la comunidad de barrio Marqués de Sobremonte y anexo”. Abriendo un espacio para la construcción de puentes entre los mundos familiar, comunitario y escolar.

Plan de acción (pasos o etapas):

Primera etapa: Primer semestre del año 2010: Población objetivo: alumnos/as del CBU (1º,2º,3º año) Segunda Etapa: Segundo semestre del año 2010: Población Objetivo: alumnos/as del CBU.

Cronograma de actividades:

Desde el mes de marzo al mes de diciembre del 2010, se realizarán talleres reflexivos-vivenciales con una frecuencia quincenal y una duración de 3 hs cada uno. Con suspensión en el receso invernal, fecha en la que se prevé realizar un proceso evaluativo de lo realizado hasta la fecha a los efectos de direccionar y/o potenciar lo proyectado . Mes de marzo y abril: 4 talleres de sensibilización con cada curso. Mes de Mayo y Junio: Primer nivel de profundización: 4 talleres con cada curso Mes de Julio: Integración de lo vivenciado en esa etapa. 1 taller de jornada completa con cada curso. Mes de Agosto, Septiembre, Octubre, Noviembre: Segundo nivel de profundización: 8 talleres con cada curso. Mes de Diciembre: Integración de lo vivenciado en esa etapa. 1 taller de jornada completa con todos los cursos. Evaluación final.

Contenidos abordados:

- Construcción de la autoestima - Factores protectores. - Habilidades para la vida - Abrir un espacio para aprender a aprender, a emprender y a convivir. - Desactivando mis actitudes negativas con los objetos de aprendizaje. - Ejercicio del protagonismo creativo - La poesía y el arte en interconectividad con las ciencias - Desarrollando habilidades para un aprendizaje activo - Factores de riesgo. - Saber comunicarnos. - Responsabilidad. - Descubriendo las inteligencias múltiples. Y la inteligencia afectiva. - Construyo una matriz grupal saludable - Herramientas para la Resolución de conflictos y la toma de decisiones. - Sostener conversaciones no violentas.

Recursos necesarios para el desarrollo del proyecto:
  • » Materiales: Materiales didácticos para conexión creativa: témperas, pinceles, rodillos, platos y vasos descartab
  • » Humanos: Coordinadora y dos asistentes
  • » Edilicios: Espacio amplio, ventilado, limpio
¿Cuenta la escuela con todos estos recursos o solo con algunos?

La escuela cuenta con los recursos edilicios solicitados, con equipo de música, TV y DVD.

Logros / Resultados del proyecto, en función a la problemática planteada:

Esperados:
Que participen en la totalidad de los talleres el 80% de los protagonistas del proyecto Que el 50 % de los participantes logre involucrase afectivamente en las situaciones de aprendizaje y modifiquen su situación de aprendizaje inicial Que el 50% logre permanecer dentro de la escuela. Que el 50% desarrolle conductas resilientes

Participantes del proyecto:
  • » Alumnos
¿Cuál de los aspectos del proyecto considera usted que son creativos / innovadores?
¿Por qué?

La metodología aplicada, porque la misma permite cambios profundos desde adentro hacia afuera, favoreciendo la potenciación saludable de la identidad al dar lugar a la expresión y organización cada vez más compleja de los potenciales genéticos. Al desarrollar la inteligencia afectiva la persona consigue enriquecer la conexión consigo mismo, con el otro/s y con la totalidad, la coparticipación, el nosotros, la conexión con la vida. Esta metodología se orienta a la deflagración de vivencias integradoras capaces de superar las disociaciones que induce nuestra cultura, de este modo se busca, por un lado, integrar coherentemente el pensar, con el hacer y el sentir y por otro lado, se potencia el aprender a aprender, a emprender y a convivir, aprendizajes tan necesarios en la sociedad actual. En simultaneidad, se aprende a desaprender para volver a aprender. Además, el trabajo vivencial actúa como un ecofactor positivo que provoca una disminución de la violencia, una resistencia al estrés, un aumento de las defensas del organismo, y se potencia la plasticidad neuronal porque se logra modificar la expresión génica y de esta forma trascender el determinismo genético absoluto.

Referentes:

1. Centro de Salud Municipal CAPS Nº 60. Directora: Dra. Beatriz Casco (Te. 4335122). 2. Escuela Secundaria IPEM Nº 20 “Dr. Rodolfo Walsh”. Directora: Cecilia Re (Te.4345210). 3. Escuela Primaria “Honorato Laconi”. Directora: Lilia Contreras (Te. 4769826). 4. Escuela Primaria “José Luis Sersic”. Directora: Silvana Stofanelli (Te. 4335165). 5. Club “Estudiantes” Presidente Sr. Jorge Rodríguez (Te. 4760868).

Recomendar este proyecto a un amigo/a





Ver premio 2007 Ver premio 2008