Voces del Pilcomayo. Una experiencia de lectura inclusiva.

Categoría: Asociación Civil
Ubicación geográfica de desarrollo de la práctica:
Salta - Santa Victoria Este - Depto. San Martín

Nombre de la Organización: Fundación Silataj
Teléfono: 011-47858371
E-mail: fundacionsilataj@arnet.com.ar
Localidad: Buenos Aires
Provincia: Ciudad Autónoma de Bs As
Página Web: www.fundacionsilataj.org.ar

Actores involucrados en la práctica: ONG
Personal voluntario abocado a la tarea: 3

Descripción detallada de la práctica basada en la educación como herramienta de inclusión:

Luego de años de observación de la realidad de los niños wichí en las escuelas de su zona, en 2005 la Fundación Silataj decidió comenzar la preparación de un libro-manual bilingüe (español-wichí) para distribuir en escuelas donde hay fuerte presencia de comunidades wichí. Se trataba de un proyecto novedoso para la institución, que aspiraba a lograr tres objetivos al mismo tiempo: por un lado, contribuir a revalorizar la cultura wichí en el ámbito de la escolaridad. Por otro lado, entregar una herramienta concreta para que los maestros pudieran incorporar la enseñanza de la lengua y tradiciones wichí en las clases y, por último, uno de los objetivos más importantes era contribuir a que los alumnos wichí tuvieran más referencias a su cultura en el aula, y en su propio idioma, para aumentar sus deseos de permanecer en la escuela y evitar de esa forma la tan habitual deserción escolar. Cabe estacar que muchos niños ingresan al sistema escolar argentino siendo monolingües en wichí y, allí, son alfabetizados en castellano. Esta publicación, considerando este contexto, tuvo como propósito generar un material didáctico que contribuya con el derecho de los niños wichís de ser alfabetizados en su primera lengua. Ese año comenzaron a reunir profesionales que de manera voluntaria trabajaran en la edición. Los docentes, en forma conjunta con los estudiantes, recopilaron voces del chaco salteño en dos de las lenguas que se oyen es esos parajes: el wichí y el español. Ellos mismos las ilustraron. El maestro Osvaldo Barrientos fue el encargado de coordinar la recopilación. La Prof. Marcela Lucas (Especialista en Cs. del Lenguaje) coordinó un taller en el que participaron docentes criollos e indígenas con el fin de que analizaran el sentido y la dirección que querían darle al material recopilado, para promover que fuera una producción que superara las desigualdades entre la cultura dominante y la cultura local que a menudo se reproducen en la escuela. Ese taller también posibilitó proponer actividades didácticas que tuvieron en cuenta no sólo contenidos curriculares tradicionales, sino el abordaje de conocimientos de la cultura wichí y de problemáticas de los pobladores de Santa Victoria Este. Finalmente, el libro terminó de editarse e imprimirse en 2007, financiado por Fundación Silataj. Se distribuyó en las escuelas del país en forma gratuita, incluso también en escuelas que no tenían directamente población wichí, pero cercanas geográficamente y en convivencia con ellas.

Problema que intentan resolver: Poblaciones originarias

Descripción del grupo al que se intenta favorecer:

Niños y niñas de la etnia wichí de Argentina. Si bien no hay cifras oficiales, se calcula que hay 60.000 personas de la etnia Wichí que viven en el país, distribuidos en las provincias de Salta, Chaco y Formosa. Niños no wichís, para que se enriquezcan con conocimientos de esta cultura. Docentes indígenas y no indígenas que quieran promover un diálogo entre las culturas coexistentes.

Impacto que se logró en la calidad de vida del grupo:

Se entregaron cerca de 1600 ejemplares y otros 300 se vendieron en el local de la Fundación Silataj. La recepción de los maestros fue muy buena, agradecieron la iniciativa. Los niños, por su parte, se mostraron interesados y curiosos. En una escuela de la ciudad de Salta, alejada de las zonas wichí propiamente dichas, los chicos que leyeron el libro en clases decidieron empezar a cartearse y enviar dibujos y juegos a sus pares de escuelas wichí.

Aspectos creativos o diferenciales de la práctica:

El libro incluye actividades sugeridas para hacer en el aula relacionadas con el contenido y el entorno de los niños wichí. También incluye ilustraciones realizadas por los propios chicos, que utilizaron su imaginario cultural para recrear en papel una realidad contextualizada, que luego podrían ver impresa y en sus manos. Más allá del resultado final, las reuniones en torno a la edición y producción del libro fueron de suma riqueza para los participantes, con el efecto de congregarlos alrededor de un tema que les era sumamente propio y cercano y del que no hallaban demasiadas referencias en la cultura “blanca” o criolla. La situación de los docentes auxiliares indígenas, a pesar de que a veces trabajan en un formato al que se denomina “pareja pedagógica”, suele ser muy subordinada al docente blanco y, en general, su trabajo se circunscribe al de traductor. La lengua wichí, cuando se la enseña, es en función del aprendizaje del español. Este libro procura ser un material didáctico que revise esa relación, por ello ofrece versiones en la lengua originaria y la oficial y propone actividades para que sean generadas en ambos códigos. Los únicos textos que no aparecen en wichí son porque son géneros discursivos o relatos propiamente criollos.

Principales obstáculos o desafíos que encontraron o encuentran para el desarrollo de la práctica:

Revisar las prácticas de la escuela que transmiten la cultura hegemónica y silencian las culturas originarias y sus lenguas. Una dificultad importante fue la toma de decisiones respecto de la escritura del wichí frente a la falta de normativización de la lengua. Pero consideramos que, si el español tuvo tantos años para establecer normas –que aún hoy siguen sufriendo modificaciones-, los hablantes del wichí debían tomar decisiones para su escritura sin estar estrictamente atados a las disposiciones de los lingüistas no hablantes de la lengua. Sabemos que, por ello, la escritura es vacilante, pero nos pareció una necesidad y un desafío darle un espacio en un material que no es literatura, es mucho más ello. Finalmente, encontramos como obstáculo las dificultades en la comunicación entre las distintas escuelas, motivada por la ubicación geográfica de ellas (y los caminos difíciles de transitar en determinadas épocas del año), sumado a los escasos medios para generarlas (exiguo acceso a líneas telefónicas y/o Internet).

Etapas del proyecto - plan de acción - cronograma:

1. Encuentro entre escuelas y propuesta. (Salta) 2. Recopilación de material en aulas y en la comunidad, a través de grabaciones y/o anotaciones. (Salta) 3. Corrección del material en español, a cargo de estudiantes de grados superiores y, luego, de docentes. (Salta) 4. Ilustraciones. (Salta) 5. Taller coordinado por la Prof. Marcela Lucas con docentes wichís para la revisión del material. Originalmente, casi todo había sido recopilado en wichí pero escrito sólo en español. El producto reiteraba la relación de subordinación de la lengua wichí al español; y la relación del docente indígena al servicio, en auxilio del “blanco”. Se decidió recuperar las grabaciones en wichí y escribirlas. Se seleccionó el material en castellano. Se propusieron actividades didácticas que abordaran contenidos de distintas áreas que involucraran las culturas y lenguas de Santa Victoria Este. (Buenos Aires) 6. Escritura de las versiones en wichí y corrección de ellas. (Salta) 7. Revisión del material, compaginación, edición. (Salta y Buenos Aires) 8. Publicación. (Buenos Aires) 9. Distribución gratuita en las escuelas. (Salta)

Recursos para el desarrollo de la experiencia:

Los profesionales que participaron en la edición, producción y corrección lo hicieron en forma voluntaria. Silataj como institución coordinó el trabajo y aportó el dinero para la impresión y distribución. Además, en lugar de encargar el trabajo de impresión a una imprenta tradicional, se eligió hacerlo en una cooperativa de trabajadores que habían recuperado su fuente de trabajo y creado un centro cultural donde funcionaba la imprenta.


¿En el caso de resultar premiada la práctica postulada, en qué invertiría el dinero del premio?
-Hacer una segunda impresión del libro y ampliar la distribución a otras escuelas con población wichí -Aumentar la cantidad de becas escolares que la Fundación entrega y de las que hace seguimiento anualmente en diferentes comunidades aborígenes -Financiar la impresión de una cartilla-libro que realizarán los alumnos de la escuela de Los Blancos, provincia de Salta. Se trata de una iniciativa propia presentada por ellos a Fundación Silataj. - Financiar y asegurar el inicio y la continuidad de un proyecto de desarrollo de la cultura del trabajo a partir del aprendizaje y/o perfeccionamiento de competencias ligadas a los siguientes sub-proyectos: HUERTA ESCOLAR – FAMILIAR, INVERNADERO, HUERTO DE FLORES Y AROMÁTICAS, MONTE FRUTAL, MINIGRANJA, CUNICULTURA. A desarrollarse por propuesta de Osvaldo Barrientos en la UE Nº 4.073 “DR.MANUEL ACEVEDO” de Sumalao, Municipio de La Merced, Salta. Los destinatarios serán los alumnos Primarios (Alumnos del N.I y EGB.) y secundarios, además de los padres de alumnos y la comunidad en general.




Premio Comunidad Inclusiva 2007


Para mayor información comuníquese con la Fundación La Nación por el (011) 4319-4555 de lunes a viernes de 10 a 16 hs., o por correo electrónico a premiocomunidad@lanacion.org.ar
Copyright 2008 SA LA NACION | Todos los derechos reservados

Fundación LA NACION Banco Galicia Avina Ashoka Arte Vivo