Oro Dulce para mi Escuela

Categoría: Escuela
Ubicación geográfica de desarrollo de la práctica:
Chubut - El Hoyo - El Hoyo

Nombre de la Organización: Escuela 734
Teléfono: 02944-471899
E-mail: esc734@elbolson.com
Localidad: El Hoyo
Provincia: Chubut
Página Web: http://www.esc734.blogspot.com/

Actores involucrados en la práctica: otros
Personal rentado: 1
Personal voluntario abocado a la tarea: 4

Descripción detallada de la práctica basada en la educación como herramienta de inclusión:

Hace alrededor de cinco años, hemos iniciado una serie de talleres de formación y capacitación en el manejo integral de las colmenas, la extracción de miel, polen, jalea real, propóleos, núcleos y paquetes, así como la comercialización de los mismos, que denominamos “Oro Dulce para mi Escuela”. En sus comienzos, la población destinataria eran chicos y chicas de las áreas rurales que abandonaron sus estudios debido a que sentían que la escuela no cubría sus necesidades de capacitación para el trabajo. Como que sentían que la escuela "no les servía para nada". A través de nuestro taller, varios de los estudiantes que habían abandonado en forma definitiva sus estudios, han vuelto a aproximarse a la escuela. Primero venían porque les interesaba el taller. Luego empezaron a darse cuenta de la importancia de seguir adelante, de continuar sus estudios; y hoy tenemos la suerte de poder contar entre nuestros egresados apicultores, chicos que siguen la escuela en el turno noche o en el turno mañana, pero que no dejan de visitarnos y hacernos consultas relacionadas con nuestras queridas abejas.

Problema que intentan resolver: Reinserción escolar

Descripción del grupo al que se intenta favorecer:

El grupo es sumamente heterogéneo. Hemos elegido el problema de la reinserción escolar, como el que nos pareció más significativo a nivel de los resultados. Pero las características de nuestra población escolar hace que nos sintamos identificados con otras problemáticas mencionadas en el punto anterior, debido a que tenemos descendientes de pueblos originarios, descendientes de criollos antiguos pobladores, migrantes de la ola de los `70 y de la ola actual. Cuestiones entre alumnos o sus familias de índole étnica o cultural, viejas rencillas entre pobladores que se hacen carne en la escuela, inmigrantes de nuestro país vecino (que queda acá nomás), alumnos que no valoran al conocimiento como herramienta de mejora social y finalmente, alumnos que provienen de las grandes ciudades; que hacen un popurrí cultural que obliga a directivos y docentes a trabajar en forma constante el tema de las relaciones y la comunicación. Como rasgo común en esta diversidad, la mayoría de los asistentes al taller de apicultura han llegado a valorarse y respetarse en el trabajo común, compartiendo esfuerzos y diversión (la choriceada de fin de año del taller de apicultura ya es un clásico escolar). Por último, hemos abierto la oferta de taller a los familiares de los alumnos de la escuela y a la comunidad de nuestra localidad, en un intento por ampliar los logros obtenidos hasta el momento.

Impacto que se logró en la calidad de vida del grupo:

Ya han pasado por nuestros talleres unos cuarenta alumnos. Es verdad que muchos de ellos no los han finalizado, pero tenemos el orgullo de que, cada tanto, vuelven y hacen consultas relacionadas con la actividad. Las expectativas de esta iniciativa están centradas no solamente en la formación de apicultores, sino en su seguimiento. Así que en ocasiones hemos asistido a nuestros jóvenes productores en sus propias chacras llevando a estudiantes y técnicos "a domicilio", aunque no siempre estamos en condiciones de hacer esta movida debido a los costos que implican. Hacemos incapié en que para aquel que tiene la posibilidad de tener colmenas, no sólo tendrá una alternativa económica nada despreciable a través de la venta de miel, polen, jalea, propóleos y material vivo (paquetes y núcleos), sino que puede mejorar sustancialmente la dieta familiar incorporando los productos de las abejas. Aunque hay que reconocer que en este aspecto, cambiar culturas alimentarias se está convirtiendo en un trabajo arduo, del que se ven pocos resultados. Por otra parte, nos hemos convertido en el único lugar en el que se puede hacer consultas técnicas gratuitas acerca de esta actividad. Hay que aclarar que en la región no hay ningún ente técnico en la especialidad que sea de acceso público. Hay un par de técnicos, pero se dedican a la actividad privada, por lo que en general, no atienden consultas de microemprendedores.

Aspectos creativos o diferenciales de la práctica:

- Comenzó siendo un taller escolar y actualmente tiene el interés de una buena parte de la comunidad de El Hoyo - Es totalmente gratuito para todo aquel que esté interesado en este pasionante tema. - Los trajes de apicultores son confeccionados por otro taller de la escuela: el taller de costura. - Creación de una red apícola interescolar, en la que se realizan intercambios con el resto de las escuelas poseedoras de colmenas. (este punto tuvo regular participación)por parte de algunas instituciones). - Creación de un blog por parte de los estudiantes del taller (administrado por ellos). Para verlo ingresar a http://www.esc734.blogspot.com/ - Los participantes que terminan el taller inicial, son "recompensados" con la posibilidad de extraer de las colmenas escolares, la cantidd de abejas necesarias para formar un paquete que les permita comenzar con su primer colmena. Pero dado que nuestra institución descree del asistencialismo, los nóveles apicultores deben reintegrar el valor del mismo en miel con sus primeras cosechas. Por esto también es importante el seguimiento. - Nos hemos fijado como objetivo el conseguir armar una sala de extracción de miel comunitaria en las dependencias de la escuela y que sea administrada por los alumnos del taller. - La escuela se ha convertido en un eje de la actividad productiva en este rubro. - Estamos firmando un convenio con la Universidad Nacional de Lomas de Zamora con el fin de que certifiquen nuestros cursos y nuestros estudiantes accedan al título de Perito Apícola. - Gracias a las gestiones realizadas por docentes del taller, la mencionada universidad va a autorizar que nuestra escuela asista a los ingresantes a las carreras de Ingeniero Zootecnista, Ingeniero Agrónomo, Técnico en Producción Animal y Técnico Agrícola; y los exámenes de ingreso se realizarán en dependencias de nuestro establecimiento. Esto tiene notable repercusión debido a que los estudiantes debían irse varios meses antes para realizar esta actividad. - Estamos en contacto permanente con técnicos del INTA Bariloche, quienes nos aportan ideas y a quienes canalizamos las consultas que no podemos evacuar. También comprometieron su apoyo a través de charlas y visitas a apicultores de la región. - La intención de centralizar las actividades en la escuela tiene como objetivo que surja de estos nóveles productores la necesidad de asociarse, para que de esta forma tengan acceso a todos los beneficios que éstas agrupaciones pueden brindar.

Principales obstáculos o desafíos que encontraron o encuentran para el desarrollo de la práctica:

- Poco interés de los estamentos de gobierno, tanto del ámbito escolar, como del ámbito productivo, que se tradujo en la falta de respuesta ante nuestras solucitudes de infraestructura, materiales e insumos. Intenta ser salvados a partir de la presente postulación. Podría ser que las autoridades provinciales abrieran los ojos a los posibles beneficios sociales y productivos que intentamos obtener. - La idiosincracia local. Es muy difícil convencer a alos alumnos de que las "abejas no se cuidan solas", y eso trae aparejado un alto índice de prevalencia de enfermedades. Se soliciona insistiendo y haciendo campañas de divulgación. También demostrando trabajando bien se produce más. - La repetición en el tiempo de fracasos en el asociativismo. Debido a las malas experiencias regionales, las personas que producen (incluidos nuestros estudiantes) son sumamente reacios a agruparse (por lo que la apicultura tiene un atraso de por lo menos 20 años en la zona). La necesidad de asociarse debe surgir de los interesados y no por imposición. Por ello es que consideramos importante que exista un lugar que nuclee físicamente a los nuevos productores y que les vaya acercando las ventajas del asociativismo. - El cumplimiento de los tiempos escolares. Nuestro taller sigue a lo largo de todo el verano, lo que implica que durante casi dos meses perdemos el contacto con la escuela (que permanece cerrada), las 4 horas cátedra de taller que conseguimos no son abonadas, y finalmente se atrasan las tareas de extracción de miel, lo que va en desmedro del producto que conseguimos. - La dedicación de un par de horas por semana del técnico se convierte en un obstáculo (debido a la naturaleza del trabajo en los apiarios) que podría ser salvado por las autoridades educativas asignándole una comisión de servicios para dedicar las horas cátedra en las aulas a la prosecución del proyecto y a la asistencia técnica de los apiarios.

Etapas del proyecto - plan de acción - cronograma:

A continuación insertaremos fragmentos del proyecto, tal como fue gestado y entre asteriscos qué se hizo. Es un proyecto que continuará en el tiempo y que tendrá sucesivas réplicas en la medida que exista la necesidad en la escuela y en la comunidad: En general, el sustento de muchas de las familias de la comunidad, se basa principalmente en aquellos productos que les proporciona el campo, y de la venta o canje de los excedentes de su producción. Por estas razones surge la posibilidad de realizar un taller optativo, que aporte los conocimientos teórico – prácticos básicos necesarios para llevar a cabo con éxito la cría de abejas y la producción de miel, polen, jalea real y propóleos. La idea es que al finalizar este taller, la totalidad de los participantes, hayan podido preparar una colmena, poblarla, realizar los tratamientos sanitarios necesarios, hacer un reconocimiento de las principales enfermedades que afectan a las abejas, realizar las revisaciones correspondientes y finalmente, cosechar el “oro dulce” y el resto de los productos de la colmena. También se tratará de incorporar en los participantes el conocimiento de la importancia de una dieta adecuadamente equilibrada, valorar los aportes nutritivos que la familia puede incorporar sólo con tener una o dos colonias y el posible rédito económico que puede aportar al grupo, la venta de la producción." * Esta parte del proyecto, la más básica y fundamental se repite año tras año * En un segundo curso, más avanzado, que iniciará el próximo año, se abordarán temas tales como la cría de reinas, la producción de jalea real, el trabajo cooperativo y la producción con valor agregado." * Esta parte del proyecto se realiza con los que hicieron la primera parte o con quienes acrediten estar en un nivel algo más avanzado que el inicial * En otra parte del proyecto inicial figura lo siguiente: Alcances del proyecto "En principio, el curso está pensado integrantes de la comunidad de El Hoyo, aunque el interés a futuro es interesar a las autoridades provinciales para hacerlo extensivo a las comunidades aledañas. Esto dependerá de la disponibilidad de los insumos necesarios y de la posibilidad de conseguir la cooperación de la Provincia. En la primera etapa, se abordarán los temas básicos del manejo de la colmena, enfermedades de las abejas, cosecha y subproductos de la colmena. En la segunda etapa, trataremos acerca de la administración y manejo de apiarios grandes, cría de reinas, cosecha de jalea real, polen y propóleos. Se hará hincapié en el valor agregado. En tercer lugar se intentará nuclear a los nuevos productores, con el fin de que se centralice en la escuela el desarrollo de las actividades apícolas de cada particular. La idea es que la escuela como entidad, nuclee a todos estos nuevos productores, haciendo que estos sean partícipes de las ventajas de una cooperativa, y colaboren en los trabajos de formación y administración de la misma." Actualmente, y en vistas de conseguir la tan esperada certificación, estamos adecuando los tiempos y contenidos a las indicaciones de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora.

Recursos para el desarrollo de la experiencia:

Durante los primeros años, dependíamos tan solo de la buena voluntad del equipo directivo y de docentes. Con el tiempo, fue cobrando interés por parte de la comunidad, del que se hizo eco el Ministerio de Familia, otorgando un subsidio de $2.000.-, con el que logramos adquirir un total de 6 (seis) colmenas y algunos insumos básicos necesarios. También obtuvimos la cantidad de 4 hs cátedra de taller a manera de reconocimiento, pero que no llega a cubrir el tiempo que insume esta actividad. Productores de la zona han donado algo de material (alzas, cuadros, pisos) que nos permitieron llegar a poseer 10 colmenas. La escuela ha podido comprar, para la cosecha pasada, un extractor de miel manual de 12 marcos en acero inoxidable (conforme a los requerimientos del SENASA) Por otra parte se están realizando gestiones para que nuestros alumnos reciban algún tipo de certificación del programa “Buenas Prácticas Agrícolas”, las que se llevan a cabo en la agencia de extensión INTA y en Corfo Chubut. Por otra parte, los talleres de diseño y costura de nuestro establecimiento, están confeccionando las prendas de protección necesarias para nuestros alumnos.


¿En el caso de resultar premiada la práctica postulada, en qué invertiría el dinero del premio?
- Renovación de los equipos básicos del taller. - Compra de maquinaria para el montaje de una sala de extracción comunitaria. - Promoción y puesta en marcha de una cooperativa apícola a partir de nuestros ex - talleristas y otros interesados. - Se nos ocurren muchas cosas más, pero "el que mucho abarca..."




Premio Comunidad Inclusiva 2007


Para mayor información comuníquese con la Fundación La Nación por el (011) 4319-4555 de lunes a viernes de 10 a 16 hs., o por correo electrónico a premiocomunidad@lanacion.org.ar
Copyright 2008 SA LA NACION | Todos los derechos reservados

Fundación LA NACION Banco Galicia Avina Ashoka Arte Vivo