Puerta 18

Categoría: Asociación Civil
Ubicación geográfica de desarrollo de la práctica:
Ciudad Autónoma de Bs As - Autónoma de Buenos Aires - Capital Federal - Abasto

Nombre de la Organización: Fundación IRSA
Teléfono: 011-48630037
E-mail: fundacion@irsa.org.ar
Localidad: Capital Federal
Provincia: Buenos Aires
Página Web: www.fundacionirsa.org.ar

Actores involucrados en la práctica: otros
Personal rentado: 5
Personal voluntario abocado a la tarea: 12

Descripción detallada de la práctica basada en la educación como herramienta de inclusión:

Puerta 18 es un programa social para chicos de 13 a 18 años que se encuentren cursando la escuela media. En este espacio extraescolar y gratuito se estimula la creación artística, científica y lúdica mediante herramientas tecnológicas de última generación. Los objetivos son: •Descubrir, estimular y potenciar habilidades y vocaciones •Disminuir la deserción escolar fortaleciendo el trayecto académico •Mejorar las oportunidades y herramientas de empleabilidad •Estimular la participación comunitaria Estas son algunas de las temáticas con las que se trabajan: Diseño gráfico, Edición integral de video, Diseño multimedia, Efectos especiales, Dibujo digital y manual, Animación 2 y 3D, Producción musical, Percusión electrónica, Robótica, Arquitectura, Diseño de videojuegos, Diseño de indumentaria, Fotografía, Radio, Cine, etc. El programa se compone de tres proyectos centrales: Computer Clubhouse (CCH): El proyecto tiene como característica fundamental desafiar a los jóvenes en sus habilidades de producción y creación tecnológica. En este entorno, realizan proyectos según sus propios intereses e inquietudes y los adultos actúan como facilitadores de la apropiación del conocimiento y estimulan su desarrollo. Este espacio abierto prevé la realización de producciones interdisciplinarias que los mismos adolescentes crean uniendo conceptos de arte, matemáticas y ciencias; creando un contexto de reflexión y discusión, promoviendo una comprensión profunda. Esta modalidad de trabajo fue creada por el Museo de Ciencias de Boston junto al Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT). Cursos y talleres: Tratando de responder a diversas modalidades de aprendizaje, se dictan también cursos y talleres de diversas disciplinas de base tecnológica tales como Animación 2 y 3D, Efectos Especiales, Diseño de Videojuegos y Diseño de Páginas Web. El desarrollo de este proyecto se realiza con docentes de la Universidad Tecnológica Nacional. Los talleres buscan sistematizar el recorrido de realización integral de un videojuego o una página Web, por ejemplo. El objetivo es ayudarlos a investigar en temáticas que hasta ahora les son desconocidas, y acercárselas en formatos lúdicos y accesibles en relación a su edad y posibilidades. Tecnología para la escuela (TPE): Esta Sala de Estudios se constituye como un espacio de trabajo grupal, aunque personalizado, sostenido en el tiempo, con especial énfasis en el uso de software y docentes especialistas en su uso. El objetivo buscado es poder acercar efectivas metodologías de estudio, apoyadas en el uso de la tecnología más avanzada. Así, los docentes utilizan simuladores para explicar conceptos de física, programas de graficadores para geometría, líneas de tiempo para historia, entre muchos otros. Se divide por franja de edad y en dos áreas temáticas: Ciencias Sociales y Exactas.. Áreas Complementarias: Estas áreas transversales conforman la estrategia de salida de los chicos del programa: Departamento de Becas: Para aquellos jóvenes con un trayecto destacado y cuya situación personal le impida llegar a una instancia de educación superior, se otorgan becas en Institutos Terciarios y Universidades. Área de Emprendedores: Se trata de un espacio “intermedio” entre el juego y el mundo del trabajo. Se proveen herramientas conceptuales y prácticas para aquellos jóvenes que vean en el emprendedorismo un espacio de desarrollo personal y laboral. Se busca fomentar el armado de pequeñas iniciativas productivas basadas en los conocimientos adquiridos. Voluntarios & Mentores: La presencia de voluntarios y mentores en el programa tiene como objetivo el acompañamiento y aporte de adultos especialistas en diferentes áreas tecnológicas que promueven en los chicos el descubrimiento y la exploración sobre sus intereses. Estos intercambios tienen el claro objetivo de apoyar su despegue vocacional.

Problema que intentan resolver: Brecha digital

Descripción del grupo al que se intenta favorecer:

Actualmente participan del programa 308 adolescentes, todos de entre 13 y 18 años que asisten a la escuela media. Si cumplen los requisitos de escolaridad y de la franja de edad cualquier joven puede concurrir más allá de su situación socioeconómica. Sin embargo, provienen mayoritariamente de los barrios de Once, Balvanera y Almagro aunque también llegan desde Pcia. de Bs. As. En términos generales la población se caracteriza por provenir de familias cuya situación económica es muy precaria, hogares monoparentales y que experimentan situaciones de violencia familiar. Tienen alto riesgo de abandono escolar o repitencia, explicitan significativa falta de expectativas, apatía y desinterés hacia el futuro.También asisten jóvenes que viven en hogares convivenciales y terapéuticos.

Impacto que se logró en la calidad de vida del grupo:

En el marco del programa se entiende al “progreso” de cada uno de los participantes en términos de mayor apropiación de las herramientas tecnológicas asi como también al fortalecimiento de las habilidades sociales, la toma de iniciativas a la hora de trabajar, la permanencia y perseverancia, la satisfacción expresada al concretar sus propuestas, el compartir los conocimientos, realizar actividades grupales y la capacidad de poder resolver solos diversos obstáculos que se van presentando en el camino. Datos Cuantitativos . 95% de los chicos ha realizado progresos significativos en términos de adquisición de herramientas técnicas . 70% demuestra mayor fluidez en sus vínculos con pares y con los adultos del programa . 45% encuentra relación entre lo que desarrolla en el programa y las proyecciones profesionales y laborales a futuro . 70% participa en actividades grupales a corto y mediano plazo. . 30% tiene proyectos a largo plazo . 50% de crecimiento de los participantes del proyecto de “Tecnología par la Escuela” en el lapso de tres meses . 25% trae ideas propias para desarrollar proyectos En término cualitativos, se ha registrado una significativa pertenencia con el programa. Los chicos se identifican con el marco institucional y lo referencian tanto en ámbitos escolares como en otros espacios de los que participan, una creciente participación de los jóvenes en la comunidad: ya que desde Puerta 18, se vinculan desde un lugar de pertenencia con una Red local que nuclea a 22 organizaciones de la sociedad civil. Se estimula a que su participación se dé desde los conocimientos que adquieren en el programa: Filmando y editando videos para las OSC, armando páginas Web, fotografiando actividades y eventos entre otras propuestas. Además se ha comenzado a establecer las primeras vinculaciones con profesionales y empresas donde los chicos podrán insertarse laboralmente.

Aspectos creativos o diferenciales de la práctica:

El aspecto diferencial más significativo es el desarrollo de una metodología de educación no formal, que cuenta con la tecnología como herramienta, utilizando programas profesionales adaptados a cada uno de los intereses particulares de cada participante. Se estimula a cada uno en su proceso, no cuenta con tiempos restringidos ni standarizaciones, privilegia el recorrido de aprendizaje necesario para que todos puedan encontrar su talento y vocación. Puerta 18 está diseñado para apoyar a los jóvenes en el desarrollo de sus intereses. Los participantes son estimulados a hacer sus propias elecciones, lo que no significa permitirles hacer lo que quieran, sino de darles la libertad de seguir sus sueños y apoyarlos para que los hagan realidad. La práctica intenta generar espacios en función de las diversas modalidades pedagógicas y temáticas elegidas por ellos. La franja etárea a la que está destinada la propuesta requiere necesariamente un dinamismo constante, en la búsqueda de nuevos contenidos, actividades y proyectos. Se realiza un trabajo sostenido tendiente a que los chicos puedan compartir conocimientos con otros, a que muestren sus trabajos y expliquen como fue el proceso de realización. La intención de esta modalidad cumple con varios objetivos en simultáneo: •Fomentar el intercambio •Horizontalizar los conocimientos •Construir sobre saberes existentes •Establecer lazos de solidaridad entre personas de diversos contextos

Principales obstáculos o desafíos que encontraron o encuentran para el desarrollo de la práctica:

Intereses: Gran parte de los chicos no muestran interés en nada en particular, sus primeras reacciones son de apatía y desinterés. No están acostumbrados a que les pregunten sobre sus ideas. Se encontró dificultad en que pudieran expresar en palabras sus opiniones. Para ayudarlos se realizan propuestas diarias sobre diferentes temáticas tendientes a despertar su interés y fomentar la creatividad. Procesos a mediano y largo plazo: es dificultoso que se generen debido a cuestiones ligadas a la edad o situación social y familiar, lograr compromiso y perseverancia para la realización de proyectos que requieran mayor participación y tiempo. En los últimos meses se consolidaron grupos de chicos que trabajan en temáticas comunes, coordinados por adultos voluntarios y miembros del staff. Así, fueron creados equipos de video, percusión electrónica, radio, entre otros. El trabajo grupal facilita el proceso y la motivación a la hora de trabajar en proyectos. No todos es para todos los chicos: muchos no se sienten cómodos con la tecnología, les genera cierta resistencia. Por otra parte, adquirir herramientas para trabajar requiere tiempo, esfuerzo y encontrar rápidamente resultados se hace necesario para no desalentar o frustrar a los participantes. Se trabaja en el desarrollo de proyectos artísticos, científicos y lúdicos que incorporen aspectos tecnológicos aunque la atención central, a priori, no este centrada allí. Un ejemplo de esto es el equipo de diseño de indumentaria compuesto por chicas que comenzaron cosiendo y hoy utilizan programas de diseño profesionales. No hay adultos que estimulen: es un porcentaje muy reducido de padres o referentes institucionales el que se ha acercado al programa. Al finalizar trabajos significativos, cursos o talleres, se invita a padres y amigos a que puedan visitar Puerta 18 y conocer el trabajo que se realiza. En ocasiones también se lleva a cabo una actividad llamada “Puerta abierta” donde los se invita a compartir una tarde en el programa. Los chicos llegan acostumbrados a “recibir órdenes” sobre qué deben hacer y no a pensar creativamente proyectos a desarrollar y plantearse objetivos. Este es, sin duda, el gran obstáculo de la metodología propuesta. Lograr una actitud independiente, creativa y proactiva por parte de los jóvenes. En Puerta 18 ellos deben tomar las riendas de sus deseos y de su recorrido educativo. En la búsqueda de un mayor grado de autonomía a la hora de trabajar y de pensar contenidos se desarrollan actividades disparadoras, desafíos donde se plantean temas comunes y cada uno puede elegir con que herramientas trabajar, concursos que premian la creatividad con temas abiertos, entre otros.

Etapas del proyecto - plan de acción - cronograma:

Planificación Durante un período de seis meses, se realizaron investigaciones acerca de los programas y proyectos existentes así como también aquellas necesidades que no estaban siendo cubiertas. Se relevaron los programas de tecnología y jóvenes que funcionan en el mundo, se contó con el asesoramiento de variados especialistas relacionados con programas juveniles, jóvenes en situación de riesgo social, emprendedorismo y gestión de organizaciones sociales y se terminaron de delinear los aspectos fundamentales del programa. En la etapa de planificación fueron claves las alianzas realizadas tanto con la Red Computer Clubhouse como con la UTN quienes dieron al programa la solidez de contar con socios estratégicos con años de trayectoria. El desafío del programa se centró en darle a los objetivos propuestos un “anclaje” con la realidad social local. Ejecución La puesta en marcha del programa tuvo dos instancias: La primera instancia consistió en una propuesta “Móvil” a diferentes espacios donde se congregaban adolescentes. Se montó una especie de “Puerta 18” itinerante y se desarrollaron talleres en otras organizaciones. Así fueron haciendo las primeras experiencias reales en contacto con chicos que permitieron probar metodologías, programas y dinámicas de trabajo. La sistematización del modelo de trabajo se produce en la práctica concreta, en el proceso en el que los chicos van desarrollando sus ideas, frente a los obstáculos que se le presentan y en como los coordinadores van acompañando ese proceso. El recorrido tiene 2 objetivos centrales: 1.Encontrar herramientas tecnológicas que puedan ser pedagógizadas a los fines de hacerlas accesibles a los chicos para que sean utilizadas en proyectos. 2. Identificar temáticas que sean significativas para los jóvenes y poder desde ahí, encarar proyectos a mediano y largo plazo. Los coordinadores hacen un recorrido pedagógico que depende de la situación puntual de cada chico, que va desde la asistencia total, pasando por estadíos intermedios hasta llegar a momentos más autogestivos, utilizando tutoriales y realizando producciones independientes. La adquisición de los nuevos aprendizajes se da en base a intereses que motivan a los participantes llevándolos a demandar esos conocimientos para poder continuar con sus proyectos. Evaluación Para la evaluación del programa se utilizan varios mecanismos: Indicadores cuantitativos y cualitativos que tienden a relevar aspectos significativos de progreso o retroceso de los chicos. Informes sobre cada uno de los participantes donde se registra el recorrido de aprendizaje por ellos realizado. En estos informes se plasma la evolución en cuanto a aspectos vinculares y técnicos. Se efectúan además evaluaciones de los talleres realizados donde se relevan diversos aspectos relacionados con los contenidos, la dinámica y los resultados obtenidos.

Recursos para el desarrollo de la experiencia:

La Fundación IRSA gestiona, financia y ejecuta el programa Puerta 18. APSA ha cedido en comodato el inmueble donde funciona el programa. Se cuenta con un equipo de adultos Voluntarios y Mentores que aportan su tiempo y conocimientos para enriquecer el programa. Otras empresas que han aportado recursos significativos son: Microsoft, LAN, Intel internacional, Danone Argentina y Tersuave.


¿En el caso de resultar premiada la práctica postulada, en qué invertiría el dinero del premio?
En caso de ser beneficiados con el premio, el dinero sería invertido en ampliar la oferta de cursos y talleres. Esto permitiría que el número de participantes se incremente así como también que el programa se enriquezca.




Premio Comunidad Inclusiva 2007


Para mayor información comuníquese con la Fundación La Nación por el (011) 4319-4555 de lunes a viernes de 10 a 16 hs., o por correo electrónico a premiocomunidad@lanacion.org.ar
Copyright 2008 SA LA NACION | Todos los derechos reservados

Fundación LA NACION Banco Galicia Avina Ashoka Arte Vivo