Centros Educativos Comunitarios

Categoría: Asociación Civil
Ubicación geográfica de desarrollo de la práctica:
Buenos Aires - San Fernando - Virreyes

Nombre de la Organización: Parroquia Nuestra Señora de Itatí
Teléfono: 011-45753099
E-mail: jpjasminoy@gmail.com
Localidad: Virreyes
Provincia: Buenos Aires
Página Web: no tiene

Actores involucrados en la práctica: otros

Descripción detallada de la práctica basada en la educación como herramienta de inclusión:

La experiencia vincula y articula diversos sectores de la sociedad (estado, empresa, organizaciones locales civiles, particulares); con el desafío de mejorar la integración social dentro de un marco de programas socio educativos de inclusión social. Constituye una acción colectiva que apunta a la búsqueda de estrategias que promuevan la equidad y el desarrollo local sostenible por medio de ofrecer un servicio educativo de calidad para los niños y niñas de los sectores más vulnerables. Los Centros Educativos Comunitarios tienen una trayectoria de más de 15 años promedio, y comenzaron como “Apoyos escolares”. Históricamente se constituyeron en respuesta a una demanda de la comunidad de resolver y garantizar las tareas propuestas por la escuela formal. El nivel promedio de alfabetización de los padres es de primaria incompleta; por lo cual necesitaban de un espacio que compensara las carencias educativas del entorno familiar y social. Los apoyos iniciaron su trabajo tanto en la resolución de tareas, como también brindando asistencia alimentaria, ropa, medicamentos y lo que pudieran gestionar para cubrir la variedad de demandas que recibían. En las primeras etapas, no había una jornada horaria fija, es decir, los alumnos concurrían a los apoyos en función si tenían o no tarea. No se tomaba asistencia diaria. En algunos grupos había un vago registro de los chicos/as que asistían más periódicamente, pero tal dato no se utilizaba como indicador para analizar la llegada de la propuesta. No se podía evaluar el impacto de la propuesta, porque no existía registrado un punto de partida y de llegada de los niños /as que concurrían a los Centros de los que no. Pasaron los años y la realidad educativa de los niños/as y adolescentes de nuestra comunidad se fue complejizando y deteriorando. Los indicadores fueron varios: escasos días de clases por paros, jornadas o problemas edilicios, alto nivel de agresividad y violencia escolar, las tareas iban desapareciendo, salvo en lo que era tercer ciclo de EGB, donde solían instrumentar eternos cuestionarios. El dato mas alarmante fue que recibíamos alumnos sin estar alfabetizados (a pesar de que se encontraban en 4to, 5to o 6to o que eran egresados). El nivel de abstracción y de pensamiento lógico era muy deficitario o nulo. En este proceso de deterioro escolar, los apoyos fueron consolidando equipos de trabajo y estructuras más definidas y estables, redefiniendo sus objetivos y funciones. Estos cambios se vieron reflejados no solo en la propuesta sino en la modificación del nombre. Se rebautizaron los apoyos en Centros Educativos Comunitarios (aunque en el imaginario barrial lo siguen llamando apoyos, y año a año trabajamos con la comunidad el motivo por el cual redefinimos el quehacer y en consecuencia su denominación). La idea siempre fue sumar, por eso, en un encuadre dinámico con muchas idas y vueltas, reestructuramos y reorganizamos las acciones, con un constante compromiso con los niños y niñas, para lograr un servicio educativo de calidad que obtenga logros cuantitativos y cualitativos. Por lo tanto el objetivo fundamental que hace unos años viene atendiendo los Centros es “lo educativo” y la “calidad” del mismo. Entendiendo y conociendo que las necesidades de la población sobre pasa las necesidades académicas por la existencia de necesidades básicas insatisfechas; pero se asume Institucionalmente que son los Centros los que deben intervenir en lo educativo, viabilizando la respuesta a otras demandas a través de otros programas (programa alimentario, ropería, banco de alimentos, etc.). Se considera que el aprendizaje significativo será la única vía de oportunidades diferentes. Los Centros tienen como meta, evitar la deserción educativa acortando la brecha de exclusión principalmente al saber. No cabe duda que uno de los principales desafíos – probablemente el principal- consiste en mejorar la calidad de la educación que se entrega a los niños y jóvenes, y acortar la brecha de aprendizaje que persiste todavía con mucha fuerza entre los distintos segmentos y grupos sociales. […] …los niños y niñas en condiciones de pobreza están recibiendo una educación de menor calidad, lo que redunda finalmente en aprendizajes deficientes y por ende en menores oportunidades en la vida adulta y una acentuación de las desigualdades en la estructura social (CEPAL 1997, 1999-2000) A partir de este encuadre, aunamos creatividad, formación y energía para consolidar una propuesta pedagógica propia. Los elementos constitutivos de esta propuesta, los podemos resumir en los siguientes puntos: Focalizamos la formación y capacitación interna hacia las docentes, por medio de asesoras pedagógicas. En este sentido la propuesta de Asesoramiento Pedagógico surge, como un medio para optimizar los procesos de enseñanza y aprendizaje, compartiendo con los docentes la finalidad última de su accionar, es decir: promover el aprendizaje y el desarrollo personal de todos los niños/as de la comunidad. Generamos espacios para capacitar, asesorar y apoyar a los docentes en el desarrollo de proyectos áulicos y en prácticas pedagógicas que promuevan la calidad de los aprendizajes de todos los niños/as, atendiendo a su diversidad. Paralelamente, trabajamos con un equipo técnico (trabajadoras sociales y psicólogos) y coordinadoras de los Centros Educativos Comunitarios, que intervienen con el objetivo de generar en los chicos/as las mejores condiciones para el aprendizaje. Esto incluye un trabajo individual con el niño/a, con la familia, con las escuelas, con la comunidad y con sus instituciones locales (Centro de Salud, Defensorías del niño, niña y adolescente, Centro de atención a la mujer, Centro Cultural, etc.). Desde el año 2006, estamos articulando con Fundación Telefónica en la problemática de niños y niñas en situación de trabajo infantil. Esta decisión la tomamos en función de haber realizado un diagnóstico y haber obtenido datos alarmantes (de la población analizada que representaba el 69% de la matrícula de un Centro, el 89,6% estaba en condición de Trabajo Infantil). Además concordamos con la Fundación la estrategia de intervención: la educación como medio de inclusión y de prevención y erradicación del Trabajo Infantil. Teniendo en cuenta estas circunstancias, planteamos como objetivo general de los Centros Educativos Comunitarios “Contribuir en la defensa de los derechos de los niños y niñas a través de la escolarización, disminuyendo progresivamente el TI y evitando que ingresen al mundo laboral la población en riesgo” Objetivos específicos: Sostenimiento de la escolaridad Obtener mejoras en sus trayectorias educativas Mejorar habilidades individuales y sociales Erradicación progresiva del Trabajo Infantil El problema que intenta resolver fundamentalmente es la baja calidad educativa. Los niños cuya edad corresponde a la primaria (1ro a 6to año), se encuentran matriculados en los establecimientos educativos estatales. “Casi todos los niños argentinos, más tarde o temprano, se incorporan al sistema escolar” (Minujin 1997:193) . Sin embargo el funcionamiento aparentemente normal del sistema educativo, con cobertura universal, oculta falencias graves con signos de exclusión al saber; a conocimientos significativos; a la apropiación efectiva de capacidades y al acceso de recursos materiales y simbólicos. EL sistema educativo tiene una gran capacidad de reclutar clientes. La demanda efectiva de escolaridad sigue siendo muy elevada en la Argentina. Sin embargo, los índices de cobertura relativamente elevados y constantes no permiten ver lo que sucede en el campo de los procesos y productos de la educación. Al final esto es lo que más importa. […] No sabemos a ciencia cierta cuantos niños son excluídos de qué porciones de saber y de cultura. Tampoco podemos medir el ritmo de la decadencia (¿Cuánto empeoró la calidad de la educación de los niños del estrato social “x” durante el último año?). Sólo disponemos de presunciones lógicamente fundadas. (Ibídem)

Problema que intentan resolver: Mejora de la calidad educativa

Descripción del grupo al que se intenta favorecer:

La población que atendemos integra niños y niñas que se encuentran cursando la primaria. Tenemos un solo centro en el que pudimos incluir dos grupos de 7mo, 8vo y 9no (o 1ro, 2do y 3ro de secundaria). Si bien cada uno de los barrios del que provienen los alumnos/as, tiene cualidades diferentes, todos están atravesados por familias con necesidades básicas insatisfechas (vivienda, trabajo, alimentación, etc.). La zona en la que habitan está dentro de un contexto marginal donde la exclusión, inseguridad y la violencia se observa y se vive en forma cotidiana, trayendo aparejado problemas entre las familias, e interfiriendo en el desarrollo psicoevolutivo de los niños/as. Las familias tienen escasos recursos simbólicos, lo que hace un obstáculo para iniciar los vínculos, y desencadena en una resolución de conflictos donde no media la palabra sino los actos violentos. Muchas familias se encuentran en situación de violencia intrafamiliar y con un alto compromiso de adicción al alcohol o las drogas. Podemos observar, que hay un gran número de mujeres que es violentada por algún familiar, en forma crónica, padeciendo ésta situación durante mucho tiempo, y con dificultad para pedir ayuda. La repetición de la misma en las diferentes generaciones, no hace más que perpetuar y consolidar la violencia intrafamiliar en forma transgeneracional. Se observa en general baja autoestima y escasa autonomía en las familias.

Impacto que se logró en la calidad de vida del grupo:

Para responder este punto enviamos el anexo 2 con el informe pedagógico final 2007 sobre la población atendida, donde sistematizamos dos dimensiones: Obtención de logros y Evaluación de proceso Tenemos en cuenta estos dos parámetros porque por un lado existe por ciclo un conjunto de contenidos mínimos a alcanzar y en función de ese parámetro y de las evaluaciones realizadas establecemos si logro los contenidos, si los logró medianamente o si por el momento no los alcanzó. Por otra parte, los alumnos, independientemente de adquirir los contenidos esperados, realizan procesos diferentes y desde nuestra concepción es importante registrarlo. Esta dimensión tiene que ver con los esfuerzos que realiza el niño/a, la dedicación que le otorga al aprender y los avances individuales que concreta en el transcurso del año. Apunta a tener en cuenta la diversidad y el punto de partida de cada uno. Este aspecto es importante tanto para nosotros como educadores como para el niño/a, quién a pesar de no alcanzar los objetivos para su nivel, necesita visualizar los avances realizados. Esto lo posiciona positivamente frente el aprender y establece las bases para que progresivamente logre el cumplimiento de las metas educativas y escolares de acuerdo a su edad y ciclo. En el informe mencionado destacamos que el 86% de los matriculados muestras mejoras en sus aprendizajes. Por otra parte, también es nuestro interés sistematizar los avances o retrocesos que existen a nivel de habilidades personales y sociales. Este aspecto es trabajado desde diversas actividades áulicas y particularmente por medio de la GALERIA. Al finalizar el año evaluamos junto con las docentes los resultados obtenido (Ver Anexo 3: Galería: Objetivos, metodología y registro de aspectos trabajados y resultados alcanzados) De manera esquemática los logros que imputamos a las intervenciones realizadas, las diferenciamos analíticamente en los siguientes aspectos: Aspectos Logros - Resultados Educativo Fueron explicitados por medio del anexo 2 (evaluaciones independientes: el 86% de los niños/as muestras mejoras en sus aprendizajes) Además mencionamos los siguientes indicadores Indicador Valor comprometido en el plan de trabajo Valor Alcanzado Comentarios Retención 95% 100% Promoción 80% 88% Ausentismo - deserción 5% 0% Rendimiento 80% 88% 12% problemas de rendimiento Socio Familiar En este aspecto existen repercusiones y resultados imperceptibles o de difícil registro. De todas maneras los replanteos que promovemos en las intervenciones con las familias favorecen el cuestionamiento a la naturalización de ciertas acciones que vulneran los derechos de la infancia y en concreto de sus propios hijos. La reflexión crítica sobre las prácticas cotidianas, instauran otras lógicas de pensamientos y en consecuencia otras experiencias que favorecen el bienestar de nuestros alumnos/as. Dentro de este aspecto consideramos logros, la retención escolar obtenida, el porcentaje de promoción escolar, el 10% de erradicación de Trabajo Infantil registrado en el año 2007 y la disminución en el 21% de la intensidad de los niños y niñas en tareas laborales. En todos estos aspectos, interviene la acción de la familia (más allá de la escuela o el centro educativo comunitario) Vincular Mencionamos los siguientes indicadores:  Aumento en la expresión de ideas y sentimientos por medio de la palabra  Muestran actitudes que favorecen el compañerismo y el cuidado de los materiales e infraestructura  La mayor parte de la matrícula escucha indicaciones y sugerencias, instaurando una instancia de replanteo del propio accionar y de las consecuencias

Aspectos creativos o diferenciales de la práctica:

Consideramos aspectos diferenciales los siguientes puntos: 1.El concepto de educación y calidad educativa. Entendemos por educación aquel proceso que potencia las capacidades de cada uno, respetando la diversidad y los caminos individuales. Educación como medio de empoderamiento de uno mismo, de las cosas y del contexto, aprendiendo a ser SUJETO reflexivo con derechos y obligaciones. 2.Integramos diferentes dimensiones de análisis de la realidad del niño/a: lo escolar, los procesos de aprendizajes, las habilidades personales y sociales, el contexto familiar y barrial. 3.Ponemos mucha energía en generar espacios de contención y capacitación (docentes y del equipo). Las realidades cada vez más complejas requieren de actualizar constantemente los conocimientos y al mismo tiempo contar con un encuadre de contención y reflexión de la práctica, para poder maximizar las intervenciones en una realidad atravesada por diversas problemáticas. Estas premisas motivan una metodología de acción determinada

Principales obstáculos o desafíos que encontraron o encuentran para el desarrollo de la práctica:

Tenemos especialmente dos dificultades que nos atraviesan en los últimos años: 1-Contexto de inseguridad barrial: Las acciones que realizamos en este aspecto son variadas pero insuficientes (ya que requieren de intervenciones a corto y largo plazo desde otras instancias ajenas a nuestro ámbito de acción). Podemos mencionar algunas medidas que adoptamos: realizar los ingresos a los Centros en grupo, participar del Foro barrial para la seguridad, trabajar con los chicos/as de manera preventiva realizando campañas por la Paz, motivar a la comunidad en este mismo camino. 2-Escasos insumos económicos en general y particularmente para recursos humanos. Todo el personal cuenta con honorarios muy bajos (el principal financiamiento de los Centros proviene de Becas del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires). Esta realidad dificulta el conseguir y mantener el personal, que además debe estar expuestos a problemáticas individuales, familiares y sociales graves y a actos de robo y delincuencia en forma constante. Trabajamos este aspecto, gestionando permanentemente recursos. También consideramos importante el acompañamiento, contención y capacitación que ofrecemos institucionalmente a todos los involucrados. La conformación de equipos de trabajo con una meta en común, ayuda a superar las dificultades diarias, visualizando con claridad la finalidad de la acción.

Etapas del proyecto - plan de acción - cronograma:

El proyecto viene desarrollándose hace varios años como explicamos en el punto 7, pero anualmente ajustamos la propuesta en función de actualizar el diagnóstico individual, comunitario e institucional; respetando siempre el foco principal de acción: ofrecer a nuestros alumnos espacios educativos significativos. A partir de ahí, establecemos el plan de trabajo que se plasma en una metodología que abarca varios focos de intervención: los niños/as, la familia, la escuela, los docentes- equipo y la comunidad. El cronograma de actividades comprende de febrero a diciembre inclusive (en el mes de enero el personal cuenta con un receso). Como momentos significativos dentro del cronograma describimos: febrero: colonia de verano municipal para los chicos/as y jornadas de formación y capacitación para el equipo de trabajo; marzo: evaluaciones diagnósticas (en lo pedagógico, vincular y en relación de los niños y niñas con la problemática de Trabajo); Junio: evaluación de seguimiento en las tres dimensiones y Noviembre: evaluaciones finales, donde se registran los resultados obtenidos. En todo este período los alumnos tienen una asistencia diaria de 3horas a cargo de un docente. La propuesta se vá nutriendo con actividades recreativas y culturales extras. Además las coordinadoras y los profesionales articulan otras acciones: Talleres para padres, atención a la salud, intercambio con las escuelas, trabajo en red, etc.

Recursos para el desarrollo de la experiencia:

Los recursos económicos con los que contamos comprenden: Becas de la Provincia de Buenos Aires (CAI: Centro de atención a la infancia), aporte de la Fundación Telefónica, donantes particulares y trabajos de voluntarios para tareas puntuales (Por ejemplo: Talleres de lectura) Los Centros son gratuitos.


¿En el caso de resultar premiada la práctica postulada, en qué invertiría el dinero del premio?
El dinero será destinado a mejoras edilicias. Los centros educativos funcionan en estructuras muy precarias. La idea es mejorar las instalaciones con el fin de que los niños/as y los adultos involucrados en la propuesta puedan acceder a un ambiente cálido y seguro de trabajo (por ejemplo realizar las instalaciones eléctricas adecuadas, arreglas o rehacer los techos que se llueven, reparación de aberturas).




Premio Comunidad Inclusiva 2007


Para mayor información comuníquese con la Fundación La Nación por el (011) 4319-4555 de lunes a viernes de 10 a 16 hs., o por correo electrónico a premiocomunidad@lanacion.org.ar
Copyright 2008 SA LA NACION | Todos los derechos reservados

Fundación LA NACION Banco Galicia Avina Ashoka Arte Vivo