Ayudando a elegir aprendemos

Categoría: Escuela
Ubicación geográfica de desarrollo de la práctica:
Buenos Aires - Bahía Blanca - Barrios de la periferia

Nombre de la Organización: Instituto Superior Juan XXIII
Teléfono: 0291-562117
E-mail: jjdc@juan23.edu.ar
Localidad: Bahía Blanca
Provincia: Buenos Aires
Página Web: www.juan23.edu.ar

Actores involucrados en la práctica: otros

Descripción detallada de la práctica basada en la educación como herramienta de inclusión:

Actores voluntarios involucrados y fijos: 14 (Directores, Auxiliares y Coordinadoras) Cantidad de personal voluntario abocado a la tarea a lo largo de los 3 años de práctica: 194 (Años 2006 / 2007 y 2008). Alumnos Orientados: •Destinatarios del proyecto. •Participan de los encuentros de forma activa y comprometida. Docentes de Alumnos Orientados: •Acompañan en el proceso de OVO. •Respetan el tiempo y espacio destinados al taller. •Conocen, fomentan y respetan el taller como parte del proyecto institucional. Colegios: •Proponen el taller de OVO como proyecto institucional. •Destinan el espacio y tiempo para los talleres de OVO en la Institución. •Fomentan la participación libre de los alumnos. •Informan y comunican acerca del proyecto a los padres y alumnos. Padres de Alumnos Orientados: •Conocen el procedimiento de los talleres de OVO. •Apoyan y fomentan la libre participación de los alumnos. •Acompañan en el proceso de elección. •Participan activamente en las charlas informativas. Docente de Cátedra: •Capacita a todo el personal involucrado. •Coordina los talleres. •Cumple en tiempo y forma con el proyecto propuesto. •Supervisa a los coordinadores. •Acompaña y guía en todo el proceso a los futuros psicopedagogos orientadores. •Asiste en los procesos de orientación de los colegios. •Sistematiza reuniones con los coordinadores para reflexionar sobre los procesos de orientación y sus protagonistas. •Evalúa a los alumnos y el proyecto OVO. •Atiende a los padres de los alumnos. •Transmite la información a las personas y las instituciones comprometidas en el proyecto. •Somete a consideración propuestas y mejoras. •Promueve el mantenimiento, conservación y utilización de recursos. RIEC (Departamento de Relaciones Institucionales –Extensión Cultural): •Brinda la logística y organización del proyecto. •Comunica el proyecto. •Acompaña en la construcción del rol profesional del psicopedagogo orientador. •Representa el proyecto de OVO de la institución ante la comunidad. •Es la primera persona de referencia e interlocutor ante las autoridades y otras instituciones. •Promueve y dinamiza el proyecto dentro de la misma institución y fuera de la misma. •Reflexiona y analiza el proyecto de OVO junto con las autoridades del Instituto. Coordinadores: •Coordinan los encuentros. •Supervisan la práctica de los futuros psicopedagogos. •Asisten a las reuniones sistemáticas del equipo de OVO. •Evalúan el proceso del grupo a cargo. •Informan periódicamente a la docente de cátedra sobre los encuentros y sus protagonistas. Alumnos Orientadores (futuros psicopedagogos): •Desarrollan activamente y responsablemente los talleres. •Cumplen con las normas establecidas por la cátedra. •Aplican los fundamentos teóricos desarrollados en la cátedra. •Acompañan en el proceso de aprendizaje de elegir. •Colaboran en la construcción del proyecto de vida de los alumnos desorientados. •Respetan las normas de convivencia de la institución visitada. Profesionales Invitados: •Participan del proyecto de orientación desde su especialidad. •Capacitan desde su especialidad a los destinatarios y sus familias Otras Instituciones: •Se comprometen en el proyecto de OVO como propuesta institucional. •Promueven la libre participación de los alumnos desorientados. Autoridades del Instituto: •Representan el proyecto de OVO de la institución ante la comunidad. Director del Departamento de Psicopedagogía: •Facilita que todos los miembros participen del proyecto. •Anima, Acompaña y colabora con el docente de cátedra. Este proyecto de inclusión, investigación y práctica está pensado y diseñado para brindar ayuda a los jóvenes en su “salto” de la escuela polimodal a la Universidad, o al propio mundo laboral. Transversalmente en todo el proceso se plantean los siguientes interrogantes: ¿Quién es uno, quién se quiere ser, quién se puede ser?... ¿Cuál mundo se vive y cuál mundo se quisiera vivir?... ¿Con qué herramientas se cuenta?... ¿Cómo organizar relaciones satisfactorias y eficientes/eficaces ?... ¿Qué aprendizajes se instrumentan y cuáles será necesario adquirir?... ¿Por qué ventana miro al mundo y por qué ventana me mira el mundo?... ¿Qué posibilidades se tienen de estudiar, trabajar o qué?, si se estudia, ¿se tendrá trabajo?... ¿me interesa formar una familia?... ¿Me siento seguro con la educación recibida?... ¿vale la pena seguir estudiando?... los padres, ¿qué opinan?... ¿Con qué habilidades cuento?, ¿qué intereses tengo?, ¿Tener o Ser un título?... ¿qué pasa en el país?... ¿qué pasa en el barrio, la ciudad?... ¿deciden mi porvenir?, ¿tengo posibilidades?... A la luz de lo investigado, la Lic. Cecilia Barrio (Docente de Cátedra/Directora del proyecto) y el Lic. Adrián Mandará (Director del proyecto) afirman que: “Lo vocacional alude a un entramado complejo entre lo personal, familiar, social, cultural, económico, político y laboral, que no puede pensarse sino desde una concepción "holística", que consienta la integración de la subjetividad con aspectos de la realidad objetiva, subjetivada de particular manera por cada persona”. “Desde esta perspectiva, el proceso de orientación vocacional asume la forma de un proceso de acompañamiento a LA PERSONA en el camino de construcción de su identidad personal, social y vocacional. Se trata, nada más y nada menos, que de ayudarla, primero a conocerse y, desde ese conocimiento, a conocer el mundo, para encarar un proyecto que pueda sentir como propio, abordando la problemática personal y la del mundo cultural, social y económico”. “La desmotivación, la insatisfacción y el abandono de proyectos en los jóvenes forman parte del conjunto de problemáticas vocacionales y ocupacionales emergentes de una sociedad exigente y excluyente que condiciona dolorosamente su vida y la de sus familias ”. “Los desencuentros que los jóvenes tienen al finalizar la escuela secundaria, podríamos considerarlos genéricamente problemas vocacionales”. El Departamento de Relaciones Institucionales – Extensión Cultural, en el marco de la carrera de Psicopedagogía, ambos departamentos del Instituto Superior Juan XXIII “Obra de Don Bosco” de Bahía Blanca, desde el año 2006 hasta la actualidad vienen realizando este proyecto “Ayudando a elegir, aprendemos”. Aprovechando el espacio curricular de Orientación Vocacional-Ocupacional, con el grupo de alumnas/os del último año, próximos a recibirse de psicopedagogas/os, se presenta y se trabaja la idea clave de RE -DESCUBRIR el sentido de la Vida en uno mismo y en/con el otro. La propuesta pasa por aplicar los contenidos aprendidos a la práctica misma en jóvenes a punto de finalizar su educación media. Se priorizan los sectores y escuelas más carenciados de la ciudad, dando paso también a otras escuelas (públicas y privadas) y también se llega a las zonas rurales y urbanas cercanas a la ciudad (150 Km a la redonda). Se busca llevar a “los orientandos” , primeros destinatarios del proyecto, la cercanía, la formación, la guía y la orientación desde resignificar “el darle sentido a la vida”. Todo el proceso es libre, voluntario y a solicitud de los interesados. Si bien se aplican tests y se mantienen entrevistas personales y grupales, el proyecto va mucho más allá, ya que se propone re-visar y re-pensar el presente y el futuro desde la historización y la realidad misma de cada uno. Se destaca como primera medida dentro de este proyeco, que la capacitación, la preparación y la práctica de “las orientadoras” (alumnas de 4to. año) permiten también a ellas mismas releer su momento de elección, re- significándose, re – descubriéndose , re – valorizándose para recibirse y enfrentar su vida profesional desde su ser persona. Los jóvenes que participan del proyecto “Ayudando a elegir aprendemos”, deben descubrir y aprender su vocación y ocupación desde la orientación, acompañamiento, inserción y aprendizaje con otros jóvenes. Esto ayuda, no sólo a elegir lo vocacional –ocupacional, sino también a poder elegir y construir un proyecto de vida con sentido, dignidad e inserción social; facilita y promueve aprendizajes significativos, espacios vivenciales, comunicacionales y vinculantes entre jóvenes, familias, docentes y la escuela misma; aportando un sentido de servicio, participación y subjetivación. El objetivo del proyecto consiste en un espacio vivencial de autoconocimiento, conocimiento del mundo externo y el aprendizaje del difícil momento de elección y decisión del proyecto de vida con inserción posible y real en la sociedad. Aprendizajes que tienen que ver con: la autonomía en la toma de decisiones, la capacidad de renuncia y tolerancia a la frustración, la capacidad para postergar gratificaciones inmediatas, la disposición para preguntarse y preguntar, la posibilidad de integrar aspectos positivos y negativos de sí mismo y de la realidad … Queda enfatizado lo personal en la elección vocacional. El proyecto se viene aplicando desde el año 2006, lapso en el cual se ha orientado a 948 jóvenes, a sus familias y a las escuelas. La comunicación, la reflexión, la posibilidad de vincular al joven, su familia, los docentes y las instituciones educativas de nivel medio y de nivel superior posibilitan roles protagónicos. Fundamentalmente el proyecto propone un ser y hacer con los otros para ir descubriendo, informando y acercándose a la formación del proyecto vital desde un sentido de vida. En una realidad donde lo subjetivo y lo intersubjetivo se encuentran desvalorizados, este proyecto tiene como ejes centrales a la persona consultante, portadora de una historia familiar y personal, incluida en y emergente de una sociedad, una cultura y una época que lo marca; y al conjunto de consultantes como grupo operativo. A los jóvenes se ayuda y acompaña a aprender a conocerse, a elegir y a ver las posibilidades educativas y laborales para que puedan construir su proyecto de vida. A las familias de los jóvenes se las acompaña y se les enseña a ser parte de este momento, reflexionar su importante rol y la posibilidad de presenciar charlas con profesionales del área. Se ayuda y acompaña a dialogar sobre la NOVELA FAMILIAR, ya que HAY EXPECTATIVAS de destino preparadas consciente e inconscientemente para cada nuevo miembro que nace. En esas expectativas se intenta sintetizar la historia de las familias y la historia de su sociedad. Entendemos aquí a la Historia como la interpretación de los hechos y los acontecimientos que se sucedieron en el tiempo y que dan parte del sentido que se le asigna a la existencia en el presente y en el proyecto del porvenir. A las escuelas se las acompaña, se las orienta y se las invita a compartir talleres, charlas y momentos del proceso de orientación del joven, fomentando su papel subjetivante. A los orientadores (alumnos y futuros psicopedagogos) se les da la conveniente formación, se los acompaña a descubrir su rol profesional y a experimentar su campo laboral; se les da asimismo la posibilidad de vivenciar una experiencia de servicio a la comunidad y entender lo importante de la inclusión social en el futuro de los jóvenes. La tarea del orientador profesional es la de un FACILITADOR de experiencias reflexivamente organizadas para que los electores puedan CREAR UN PROYECTO VOCACIONAL – OCUPACIONAL POSIBLE. Los proyectos personales son una construcción del sí mismo en relación a los otros y al mundo, percibidos desde el pasado en un desarrollo que es necesario revisar para resolver contradicciones que dificulten su realización en el futuro. En esa revisión, mucho de lo que se creía imposible se hace posible y mucho de lo que se creía posible, no lo es, ya sea por circunstancias externas o internas. Otros objetivos del proyecto •Favorecer la articulación entre la escuela media y los estudios superiores. •Promover la adquisición de un mayor conocimiento de los intereses, capacidades e intenciones para el futuro, así como los posibles obstáculos a resolver para desarrollar el proyecto personal y la inserción social de todos los sectores, en especial de los excluidos. •Brindar herramientas para prepararse para la transición a otros estudios y/o al mundo del trabajo. •Revisar las representaciones de los jóvenes sobre las ocupaciones (roles socio- ocupacionales, actividades y tareas). Acercar a los participantes la información sobre carreras de educación superior y sus respectivos campos ocupacionales. La búsqueda laboral y sus campos. •Ayudar a elaborar estrategias para la toma de decisiones y realización del proyecto personal. •Acompañar a los jóvenes y sus familias en la construcción de un proyecto de vida. •La Orientación Vocacional como tarea de proyección preventiva asistencial, tanto en el campo de la salud como en el de la educación, constituye una investigación clínica y psicosocial tendiente a relacionar lo individual y lo institucional, lo educativo y lo social, el proyecto personal y el proyecto económico, las necesidades personales de formación y las necesidades políticas de oportunidades educativas.

Problema que intentan resolver: Retención escolar

Descripción del grupo al que se intenta favorecer:

•Alumnos de 3ero. Polimodal de la Ciudad y la Región •Alumnos de 4to. año de Psicopedagogía •Docentes de 3ero. Polimodal •Familias de Chicos de 3ero. Polimodal de la Ciudad y la Región

Impacto que se logró en la calidad de vida del grupo:

Se acompañó hasta la actualidad aproximadamente 1000 jóvenes a SER desde el aprendizaje del sujeto en la singular situación de la elección de una carrera, que apuntó en principio a posibilitar la decisión. •Se produjo la elección de un campo de la realidad para manifestar el ser en el hacer, pero se fue mucho más allá: se fue hacia la resignificación y el descubrimiento del sentido de existencia de cada uno de ellos y del sentido de existencia de cada uno de los futuros psicopedagogos. •Se posibilitó la inserción social desde proyectos educativos y laborales de todos los involucrados. •Se relacionó, trabajó y analizó en cada participante el entramado complejo de lo personal, lo familiar, lo social, lo cultural, lo económico, lo político y lo laboral. •Se analizaron las principales características de las nuevas manifestaciones en las problemáticas vocacionales. •Se identificaron los tipos de vínculos que se establecen y su influencia en la subjetivación y la construcción de los proyectos de vida de los jóvenes. •Se reconocieron las características y actitudes de los jóvenes frente a la elección y decisión de sus proyectos, para superar la indiferencia, agresividad y neutralización de las relaciones “posmodernas” como defensas frente a la indiscriminación con las figuras parentales. •Se detallaron las características de los grupos familiares de los jóvenes de los talleres de orientación vocacional. •Se identificaron expectativas, problemas y obstáculos respecto de las futuras elecciones vocacionales y de la construcción de los proyectos de vida. •Se confirmó que los jóvenes están desesperanzados, desmotivados y con un alto nivel de abulia y apatía. Sólo creen en ellos mismos. Esto es consecuencia de la asimetría en los vínculos significativos y tiene consecuencias en los proyectos de sus vidas. A pesar de esto piden a gritos la presencia de la familia, de sus padres, de los docentes. Los jóvenes nos están reclamando límites, presencia y asimetría. NECESITAN ADULTOS QUE LOS GUÍEN Y SOSTENGAN. NECESITAN LOS “NOES” PORQUE SON LOS QUE MARCAN EL CAMINO DE VIDA; SON LO MÁS EDUCATIVO

Aspectos creativos o diferenciales de la práctica:

Concepción holística que permite la integración de la subjetividad con aspectos de la realidad objetiva, subjetivada de particular manera por cada persona. Desde este encuadre la orientación vocacional asume la forma de un proceso de acompañamiento al sujeto en el camino de construcción de su identidad personal, social y vocacional. Se trata de ayudarlo a conocerse y a conocer el mundo. Para significarse en un proyecto que pueda sentir como propio, abordando la problemática del sujeto y del mundo cultural, social y económico. Se trata, nada más y nada menos, que de ayudar, primero a conocerse y, desde ese conocimiento, a re-conocer el mundo, para encarar un proyecto que se pueda sentir como propio, abordando la problemática personal y la aceptación del tiempo en que a uno le toca vivir, del mundo cultural, social y económico; y así poder armar un mapa personal y un proyecto de vida con sentido e inserción social. Esto determina un carácter eminentemente preventivo, en promover aprendizajes de vida, tendientes a la búsqueda de un sentido, un significado de sí mismo en relación a los otros y lo otro. Se abordan los procesos tomando en cuenta los distintos actores que intervienen en el singular momento de elegir una carrera; por lo tanto, se trata de recolectar datos desde tres perspectivas: Desde la mirada “con uno mismo” Desde la mirada “con el otro” Desde la mirada de “ lo trascendental de la vida” Se apunta a la inserción o reinserción de los jóvenes en proyectos de vida laborales, ocupacionales o educativos.

Principales obstáculos o desafíos que encontraron o encuentran para el desarrollo de la práctica:

•La falta de financiamiento. •La falta de espacio físico para el desarrollo del proyecto. •La falta de transporte para llegar a los barrios y a la zona fuera del partido de Bahía Blanca •No contar con recursos auxiliares y técnicos para todos los participantes. •Falta de compromiso con profesionales para crear el espacio de charla y práctica con el orientando.

Etapas del proyecto - plan de acción - cronograma:

El proyecto se desarrolló en los años 2006 y 2007, en cuyo transcurso se orientó a 1156 jóvenes. Se hizo muestra de 568. Se contó con 140 orientadoras y 14 coordinadoras. Participaron 2 auxiliares logísticos y 2 Directores del Proyecto. En el 2008 participan 70 orientadoras nuevas. Están las inscripciones abiertas.

Recursos para el desarrollo de la experiencia:

Los recursos que se utilizan son: •Horas institucionales de ambos niveles (medio y terciario). •Coordinación del Departamento de Relaciones Institucionales –Extensión Cultural del Instituto Superior Juan XXIII. •Participación de profesionales invitados ad honorem para las charlas y talleres. •Técnicas proyectivas y psicométricas impresas y digitalizadas. •Transporte a los diferentes lugares donde llega el proyecto (barrios, escuelas, partidos vecinos (Sierra de la Ventana, Dorrego, etc.) . •Espacio físico para los procesos grupales, los individuales, las entrevistas individuales y familiares. •Recursos auxiliares (juegos, cartulinas, lápices, plasticolas, pinturas y pinceles, papeles, grabador, filmadora, computadoras, etc.). •Profesionales que permitan las pasantías o entrevistas con cada joven para posibilitar la vinculación. •Difusión en Medios de Comunicación Social. •Campañas de conocimiento.


¿En el caso de resultar premiada la práctica postulada, en qué invertiría el dinero del premio?
Los fondos serían divididos y tendrían dos destinos claves: Para la UNIVERSIDAD SALESIANA ARGENTINA: consideramos importante donar $ 10.000 para la construcción edilicia de la misma y para que desde ella se siga apostando a la investigación del tema. Para el INSTITUTO SUPERIOR JUAN XXIII: Consideramos importante donar $ 15.000 y los fondos serán destinados a contar con el equipamiento de elementos esenciales para la orientación vocacional- ocupacional preventiva y educativa; así como ara la adquisición de técnicas proyectivas y psicométricas y bibliografía necesaria para el funcionamiento y la capacitación en el tema.




Premio Comunidad Inclusiva 2007


Para mayor información comuníquese con la Fundación La Nación por el (011) 4319-4555 de lunes a viernes de 10 a 16 hs., o por correo electrónico a premiocomunidad@lanacion.org.ar
Copyright 2008 SA LA NACION | Todos los derechos reservados

Fundación LA NACION Banco Galicia Avina Ashoka Arte Vivo