Fortalecimiento de los talleres de atención temprana de la Asociación Kairós - Sala de Psicomotricidad

Categoría: Asociación Civil
Ubicación geográfica de desarrollo de la práctica:
Mendoza - Maipú - Varios Barrios

Nombre de la Organización: Asociación de Promoción del Niño y Adolescente de Maipú KAIRÓS
Teléfono: 0261-4814311
E-mail: kairoses@gmail.com
Localidad: Maipú
Provincia: Mendoza
Página Web: no tiene

Actores involucrados en la práctica: otros

Descripción detallada de la práctica basada en la educación como herramienta de inclusión:

Actores involucardos en la práctica: Asociación Kairós: -Equipo de sala de 4 de la Asociación Kairós -Auxiliares y voluntarios de la Asociación -Equipo docente de apoyo educativo -Integrantes de la Asociación en general Fundación Nicolás: participó financiando la primera etapa de la sala de psicomotricidad en el año 2004-2005 Área de Familia de la Municipalidad de Maipú, a través de los proyectos de Protección de Derechos, financia desde 2006 parte de los recursos humanos y materiales, durante algunos meses en el año.

Problema que intentan resolver: Retención escolar

Descripción del grupo al que se intenta favorecer:

Esta práctica tiene 3 ejes fundamentales que apuntan a sostener a la educación como herramienta de inclusión. -La práctica educativa y preventiva de sesiones de psicomotricidad para niños de 4 años -Trabajo integrado de docentes, talleristas, auxiliares, psicomotricistas, operadores y familia -Talleres de atención temprana del desarrollo infantil dirigido a padres y jóvenes referentes barriales La práctica psicomotriz educativa y preventiva, llevada a cabo en una institución por un psicomotricista, tiene como objetivo estratégico el apuntalamiento de los factores facilitadores de la maduración del niño a través de la vía sensoriomotora. El niño de 3-5 años está en una etapa en la que vive intensamente su trabajo personal de constitución de la subjetividad, de instituirse progresivamente como sujeto original y diferente del otro y simultáneamente la socialización en el núcleo-nido familiar y en la institución escolar maternal, jardín de infantes o preescolar. Por lo tanto, es el momento en que la Asociación decide intervenir para facilitar el ingreso de los chicos del sector en el ámbito escolar formal. El instrumento privilegiado para esta tarea es el juego, cuyos diferentes niveles de simbolización permiten el despliegue, dominio y elaboración (construcción) del desarrollo psicomotor. Esta tarea se lleva a cabo dentro de un encuadre, un dispositivo espacial y temporal especialmente diseñado para la práctica psicomotriz: la sala de psicomotricidad. Pero para que esta práctica psicomotriz realmente sea favorecedora de aprendizajes y preventiva de obstáculos en el desarrollo de competencias motoras, cognitivas y afectivas, debe acompañarse con una tarea que desarrolle acciones destinadas a la Atención Temprana del Desarrollo Infantil. Acciones que, para llegar a constituirse en verdadera acción preventiva deben estar basadas en un modelo que: -prioriza el acompañamiento de la familia durante la crianza y el trayecto escolar -la integración de los padres en la responsabilidad de la educación y la salud de sus hijos -sitúa al Desarrollo Infantil como un eje alrededor del cual se organizan las acciones para el sostenimiento de la educación y la salud, como un valor que se construye. Por esta razón es que se decide complementar la tarea de la sala con la realización de talleres destinados a los padres, especialmente madres, de los niños que asisten al Jardín Maternal. La Atención Temprana del Desarrollo Infantil implica en la práctica cuidar de los primeros años del desarrollo de un niño, pero dada nuestra ubicación, como OSC, en un contexto donde los chicos que nacen o van a nacer se encuentran, evidentemente, en situación de riesgo, esta práctica debe contemplar una articulación con las familias. Para garantizar el crecimiento y desarrollo de un niño hay que cuidar fundamentalmente a los adultos que se ocupan de ese niño, porque finalmente nadie puede dar lo que no tiene. No se puede dar sostén, respeto, continencia, afecto, si uno no se siente querido, sostenido, contenido, reconocido y respetado. En los talleres para padres se plantea trabajar de manera vivencial, acercando información, teoría, pero también ofreciendo la oportunidad de participar en juegos placenteros, exploratorios, con posibilidades creativas, sin modelos a copiar, favorecedores de la autonomía y el desarrollo de nuevas capacidades. Nuestra práctica incluye una integración de los distintos equipos de la Asociación, porque para poder realizar la práctica de sala de psicomotricidad, se requiere de una institución que acuerde con el modo de entender al niño, y con un proyecto tendiente a favorecer el desarrollo biológico, psicológico y social, del niño y su familia. El proyecto educativo elegido por Kairós, se basa en la concepción de un niño con dinámicas y necesidades propias. Un niño con una historia personal y social, que vive en un determinado contexto, y forma parte de una familia. Se busca como finalidad que el niño se desarrolle a partir de sus condiciones, a través del placer del movimiento, de la comunicación, del placer de la expresión y la creación, del placer de la acción, la investigación y el descubrimiento, del placer de la actividad cognitiva y lógica. Desde allí sostenemos la importancia del trabajo de docentes, talleristas, auxiliares, psicomotricistas, operadores y familia trabajando juntos para favorecer el desarrollo infantil de los niños del sector. •Trabajo en equipo de los integrantes de la sala de 4 años •Complementar la tarea de la sala con la realización de talleres destinados a los padres •Acompañar e incentivar la formación de jóvenes y adultos de la asociación sobre temas relacionados a la psicomotricidad Y de esta manera, trabajar para restituir el derecho a la educación de niños menos favorecidos y en situación de riesgo y desigualdad social. A partir del trabajo educativo que la Asociación Kairós viene realizando, se ha podido elaborar un diagnóstico institucional que nos muestra que muchos de los niños, de las familias del sector, tienen dificultades para terminar el ciclo obligatorio de escolaridad, serios problemas de rendimiento, que se traduce en repitencia, inasistencias y, frecuentemente, exclusión del sistema por abandono o por los denominados ‘problemas de conducta’, falta de adaptación a las normas, escaso compromiso de la familia, trabajo infantil, etc. Esto se da en un contexto donde la vida cotidiana de las familias atraviesa por problemas de desocupación, pobreza estructural, discriminación, dificultades para elaborar proyectos, violencia física y psicológica, desnutrición, embarazo adolescente, viviendas precarias, problemas de salud, entre otros. Si bien esta problemática es compleja y tiene múltiples causas, la toma de conciencia de la complejidad de la realidad y las relaciones determinantes del contexto en el que la Asociación desarrolla sus actividades, nos hacen pensar que el proyecto de psicomotricidad y atención temprana que se lleva adelante desde 2004, contextualizada, identificada con las necesidades de la comunidad a la que está dirigida, supone una acción preventiva y/o de detección de posibles alteraciones de la estructura y dinámica afectiva, cognitiva, motriz y relacional que constituyen un obstáculo para la inserción escolar y social de niños del sector. La aplicación del proyecto de psicomotricidad, más la implementación de talleres de Atención Temprana del Desarrollo Infantil, desde el programa educativo de la Asociación, en las salitas de 3 y 4 años (Jardín Maternal). Sumado a la integración de la familia, especialmente a las madres, favoreciendo el fortalecimiento saludable del vínculo en la familia y desde la familia, nos permite acercarnos a un trabajo preventivo más acabado y acotado a la realidad. Los principales beneficiarios de la práctica son los niños de 4 años que asisten al jardín maternal de la Asociación Kairós. La mayoría de ellos se quedan sin lugar en las salas de 4 años del sistema educativo formal, por falta de bancos en las escuelas cercanas a los barrios donde residen, por no tener hermanos mayores que faciliten el ingreso a una escuela, por falta de ocupación de los padres en la tarea de inscribirlos en tiempo y forma en los establecimientos a los que pueden postularse, por no salir sorteados entre la gran cantidad de chicos, de éste u otro sector del distrito escolar, que tampoco acceden directamente a una bacante. Algunos de ellos presentan problemas nutricionales. Mayormente también hay dificultades con los hábitos como sentarse a una mesa, de higiene, en las comidas, entre otros. Un alto porcentaje presenta rasgos muy pulsionales de conducta, algunos con alto grado de agresividad, y otro gran porcentaje presenta dificultades de inhibición. Estos dos tipos de trastornos psicomotor se han vuelto muy comunes en los últimos tiempos en estos sectores barriales de alta vulnerabilidad y riesgo. Proceden de familias de bajos recursos, con altos índices de desempleo y escasa alfabetización de las familias. Esto incide en la falta de estimulación a la palabra, las actividades creativas, lógicas o cognitivas que estos niños presentan al ingresar a la sala. Generalmente presentan dificultades o escaso desarrollo en las praxias necesarias para tomar un lápiz con las manos o construir, pero son muy buenos en destrezas físicas como trepado o velocidad. Esto se debe a que si bien no hay espacios para la estimulación cognitiva si hay gran libertad de expresión y tiempo libre, son chicos que pasan mucho tiempo en las calles, sin una mirada adulta que los atienda. Pero al mismo tiempo, el inicio de sala de 4, acerca a los papás a la organización porque en ese momento se produce el descubrimiento sobre el desarrollo o crecimiento de sus hijos, hacen evidente su interés por saber como va a ser el futuro desempeño de sus niños en la escuela, plantean dudas, hacen preguntas, etc. Y desde allí, concluimos que es el momento adecuado para iniciar una tarea de concienciación hacia los papás sobre lo necesario del acompañamiento de los adultos en el futuro desenvolvimiento de los niños en el sistema escolar

Impacto que se logró en la calidad de vida del grupo:

La Sala de psicomotricidad lleva en funcionamiento 4 años, y hemos podido observar algunos logros y también pequeños avances. -Hemos conseguido en 4 años un verdadero trabajo en equipo en la sala de 4 de la Asociación Kairós: docente, Prof. E. Física, psicomotricistas y referentes comunitarios responsables (actividades de expresión plástica, taller de cocina y la responsable de la merienda y limpieza), 7 personas en total, que trabajando en equipo y como grupo logran sostener este proyecto. -Más allá de la escasa matrícula en las escuelas cercanas que deja sin banco a muchos niños de 4 del sector, en los dos últimos años hay familias que eligen que sus niños asistan a nuestra sala de 4 porque la reconocen, ya sea porque asistió otro de sus hijos, por referencias familiares o de vecinos. -Los niños que egresaron de nuestra sala en los últimos 4 años, han tenido ingresos con al sistema educativo formal, con muchas menos dificultades que en años anteriores. -No ha habido deserción de ninguno de los chicos, ni problemas graves de conductas violentas como en años anteriores. -Se ha logrado una asistencia a la sala con mayor continuidad, y también permanencia. -También la asistencia de los padres a los talleres ha ido creciendo. Como así también la demanda de los mismos. -Esto ha permitido ir cambiando percepciones sobre el sistema educativo en general, sobre todo de la sala de 4 y el nivel inicial, que ya no se entienden como espacios donde los chicos van solo a jugar. -Tampoco ha habido deserción de los niños en el sistema escolar formal, y los papás han podido realizar una tarea de acompañamiento, por ejemplo formando parte de la cooperadora de la escuela, o de la comisión de padres del jardín. Se han hecho parte y responsables de la educación de sus hijos, al menos en los primeros años. -Cuantitativamente lo podemos expresar de la siguiente manera: -85% asistencia promedio durante todo el año lectivo -70 % asistencia de los padres a los talleres de atención temprana y psicomotricidad -100% de terminalidad en la sala de 4 años en los dos últimos años. -100% de ingreso al nivel inicial del sistema educativo formal -100% de permanencia en el sistema educativo formal en últimos 3 años del grupo de egresados de la sala de 4 de la Asociación Kairós.

Aspectos creativos o diferenciales de la práctica:

Fundamentalmente hay dos aspectos para destacar, tanto a nivel creativo como diferencial. Uno es el trabajo en equipo de la sala de 4, donde cada integrante, ya sea docente, auxiliar, voluntario, es parte importante y aporta desde sus posibilidades y capacidades. El segundo aspecto, que además guarda relación con el primero, es la optimización de los recursos existentes. Ya sean humanos o materiales, espaciales o insumos. Dado que la sala de psicomotricidad funciona en un espacio multiuso, debemos realizar acuerdos y respetar espacios y horarios. Además, de optimizar los recursos de merienda, librería y recreación. Por ello, se sumaron a la práctica psicomotriz, el taller de plástica y el taller de cocina. Obviamente, otro aspecto diferencial es la práctica psicomotriz educativa y preventiva como instrumento o herramienta para favorecer el desarrollo de los niños de 4 años, a través del espacio de sala de psicomotricidad. El instrumento privilegiado para esta práctica es el juego, y un encuadre dispuesta especialmente para la práctica. Otro aspecto, que consideramos sumamente creativo, es la realización de los talleres vivenciales con los padres. Principalmente, porque consideramos que acciones aisladas y sin integrar a la familia se diluyen muy fácilmente en el tiempo. El principal sostenedor de los aprendizajes y logros de los niños es el núcleo familiar. Pero para ello, hay que, primero, sostener y acompañar a la familia para que se anime y pueda.

Principales obstáculos o desafíos que encontraron o encuentran para el desarrollo de la práctica:

El principal obstáculo es el financiamiento de los recursos humanos, que afectan a todos los responsables del Proyecto de sala de 4 años: docente, prof. E.Física, psicomotricistas y referentes comunitarios responsables (actividades de expresión plástica, taller de cocina y la responsable de la merienda y limpieza), 7 personas en total, que trabajando en equipo y como grupo logran sostener este proyecto bastante a pulmón. Pero principalmente es el recurso de las 2 psicomotricistas, que trabajan 9 meses al año, pero reciben honorarios por 8 meses, y éste sólo alcanza a $150. Esto es lo que se ha conseguido hasta ahora por la gestión realizada por nosotras mismas ante el Área de Familia de la Municipalidad de Maipú. El Proyecto de Psicomotricidad transitó, además, por diversos obstáculos y soluciones, a saber cuando hace 4 años iniciamos la práctica un gran obstáculo fue la falta de material blando - cubos, colchones, colchonetas, almohadones, peluches, solucionado mediante gestiones ante la Fundación Nicolás que financió la compra de material blando. Para que este dinero alcanzara para comprar más material, cada uno de los cubos de goma espuma comprados, al igual que los colchones y colchonetas, debió ser forrado con tela adquirida para ese fin, tarea que realizaron mujeres participantes del Taller de costura. Esto demoró un tiempo, porque las mujeres iban forrando en la medida que sus tiempos se los permitían. Pero fue una buena experiencia, nuestra con los chicos ver como iban apareciendo elementos nuevos en la sala. Esta práctica la mantenemos hasta hoy, con los elementos que a veces conseguimos donados, es un día especial cuando hay algo nuevo en la sala. También inciamos el funcionamiento con falta de estructuras de salto y rampa, problema resuelto por la misma Asociación a través del Taller de carpintería. Nos encontramos con que el espacio donde funcionamos tiene falta de aislación en el techo metálico, con grandes saltos térmicos estacionales, y que además se llueve ante grandes precipitaciones. Esto se halla pronto a resolver mediante una gestión de la Asociación Kairós con la Municipalidad de Maipú. También cuando iniciamos el piso, que es de concreto fino, era bastante áspero, rudimentario para realizar algunos tipos de juegos, además de ser muy duro y frío. Una solución parcial o momentánea fue pintarlo con pintura para pizarrón, lo que además posibilitó la actividad de pintar con tizas en el suelo. El piso fue pintado por referentes de la comunidad y la pintura conseguida por la Asociación Kairós. Las aberturas del espacio multiuso que ocupamos son bastante precarias, ya que el módulo es una estructura de segunda mano, un tanto deteriorada. Se realizó un cierre parcial de aberturas a cargo del Taller de carpintería. Como ya dijimos, las sesiones de Psicomotricidad se llevan a cabo en un espacio multiuso, compartido por diversos grupos con distintas tareas. Ha sido necesario elaborar institucionalmente normas de convivencia y estrategias para sostener este espacio común: organización, horarios, orden y limpieza, cuidado del material y la construcción de cierres en madera para posibilitar subespacios. Al inicio se presentó la dificultad en lograr en algunos niños una asistencia regular a la sala de Psicomotricidad justificada por los padres desde la convicción de que la actividad realizada es "solo juego" y por ende no es importante. La realización de Talleres con padres, que forma parte del proyecto, busca, desde el equipo responsable, internalizar nociones sobre atención temprana y la importancia del juego en el aprendizaje integral del niño. Y a través, de esta tarea, además de las visitas a los domicilios, ha revertido esta situación. Otro obstáculo, para nosotros muy importante, es la imposibilidad de realizar más sesiones semanales. Ya que por falta de recursos, no nos es posible dedicar más tiempo y hacer una tarea que nos parece importante, y que año a año nos queda pendiente; el seguimiento de los chicos que ingresan al nivel inicial formal, y la realización de sesiones de psicomotricidad con aquellos que presenten mayores dificultades de adaptación o algún tipo de trastorno psicomotor. Ya que sabemos que el sistema formal no cuenta con un espacio dispuesto y capacitado para ello, y lo importante y relevante que sería poder articular con las escuelas cercanas. La posibilidad de llevar a cabo más sesiones semanales, nos permitiría también ofrecer a las escuelas el espacio de sala de psicomotricidad, ya que sabemos que no solamente los niños del sector de barrios atendidos por Kairós presentan dificultades de inclusión educativa.

Etapas del proyecto - plan de acción - cronograma:

Este es nuestro cronograma de 2008 3- OBJETIVOS DEL PROYECTO: a)Objetivo General -Favorecer el apuntamiento de los factores facilitadores de la maduración del niño a través de la Práctica psicomotriz educativa y preventiva, y la implementación de acciones dirigidas a la Atención Temprana del Desarrollo Psicomotor b)Objetivos Específicos -Acondicionar a través de infraestructura y equipamiento la sala de psicomotricidad. -Aportar al desarrollo integral y maduración de los niños de 4 años, a través de sesiones dirigidas de psicomotricidad, que permitan la prevención y la detección de impedimentos para la inserción y permanencia en el sistema formal educativo. -Integrar a la tarea de desarrollo psicomotriz y atención temprana del desarrollo, a la familia y a un grupo de mamás jóvenes de la organización, a través de talleres de capacitación. 4- POBLACIÓN BENEFICIARIA: Beneficiarios Directos: Este proyecto favorece a un grupo de 25 niños de 4 años, en situación de vulnerabilidad del sector de los barrios, donde desarrolla su accionar la Asociación Kairós. Otros Beneficiarios: Padres de los niños que asistan al aula de Psicomotricidad, en un número estimado en 15, en función de las relaciones de parentesco de los chicos que asisten y las actividades laborales de los mismos.

Recursos para el desarrollo de la experiencia:

La sala de psicomotricidad funciona una vez a la semana, de 14.30 a 17.30 hs. Realiza dos sesiones por día. El día de sesiones, funciona además, el taller de cocina. Se brinda merienda a los niños asistentes. Las sesiones están a cargo de 2 psicomotricistas, que reciben a cambio de su tarea $150, provenientes del financiamiento del programa de protección de derechos de la municipalidad de Maipú. Asiste en las sesiones, voluntariamente, una joven de la comunidad. Las psicomotricistas también tienen a su cargo los talleres de atención temprana con los padres y referentes de la organización. Para lo cual no reciben honorario alguno. Estos se realizan una vez al mes. Y participan además, una vez al mes de las reuniones de equipo de sala de 4. El taller de cocina está a cargo de una tallerista de la Asociación Kairós, que en horario fuera de los rentados por la organización participa de esta práctica. Además, nos acompañan, alternadamente, dos auxiliares de cocina y limpieza, quienes también nos donan su tiempo, ya que ellas reciben honorarios por realizar tareas en otros programas de la organización como apoyo escolar.


¿En el caso de resultar premiada la práctica postulada, en qué invertiría el dinero del premio?
Si resultara premiada la práctica invertiríamos en dos aspectos fundamentales: Acondicionamiento de la sala para brindar una mejor práctica. Lo fundamental sería: cambio del piso. Las características del piso, textura y temperatura, dificultan el juego libre, descalzos, juegos de arrastre, de deslizamientos, siendo el piso portante de madera el ideal. La compra de un juego trepador y tobogán para el espacio libre y de recreo, ya que, por el momento, los niños cuentan para ese efecto, con un árbol limonero. Cortinas para las 2 ventanas del módulo, que dan a el paso obligado de entrada y salida de las personas, dificultando la separación de los niños en sesión entre el adentro y afuera importante para la evolución de juegos simbólicos. La compra de un espejo de policarbonato, irrompible, donde cada niño pueda verse reflejado, imagen importante en la construcción de su identidad, especialmente, porque no es un objeto habitual en sus hogares. Al ser un espacio multiuso, no se puede instalar un espejo de vidrio por la muy alta probabilidad de rotura. Adquisición de herméticos grandes para guardar los elementos de la sala de psicomotricidad, como peluches, ropa de disfraces, zapatos, mantas, etc. Que permitiría mejor cuidado de los mismos y mayor duración. Arreglo de aberturas. Y por otro lado, mejora de los honorarios de los recursos humanos, lo que permitiría la realización de por los menos dos días de sesiones, y realizar 3 sesiones diarias, con lo que estaríamos doblando ampliamente la cantidad de niños beneficiados y el alcance de la propuesta.




Premio Comunidad Inclusiva 2007


Para mayor información comuníquese con la Fundación La Nación por el (011) 4319-4555 de lunes a viernes de 10 a 16 hs., o por correo electrónico a premiocomunidad@lanacion.org.ar
Copyright 2008 SA LA NACION | Todos los derechos reservados

Fundación LA NACION Banco Galicia Avina Ashoka Arte Vivo