DD HH: El respeto por las diferencias

Categoría: Escuela
Ubicación geográfica de desarrollo de la práctica:
Buenos Aires - Sarandí - Avellaneda

Nombre de la Organización: Escuela Secundaria 39
Teléfono: 011-4203-1929
E-mail: carla.fodor@hotmail.com
Localidad: Avellaneda
Provincia: Buenos Aires
Página Web: no tiene

Actores involucrados en la práctica: otros

Descripción detallada de la práctica basada en la educación como herramienta de inclusión:

Actores involucrados: Alumnos/as, docentes, equipo de conducción, organismos gubernamentales (Sub-secretaria de Educación de la Municipalidad de Avellaneda) y no gubernamentales (Abuelas de Plaza de Mayo, Programa de Difusión y Defensa de los Derechos Humanos “Claudia Falcone”, CASACIDN) A partir de la creación de las Escuelas secundarias Básicas en la provincia de Buenos Aires, el ex tercer ciclo comenzó a transitar un espacio autónomo desde lo pedagógico-administrativo. La ES 39 empezó a funcionar en Mayo de 2006 en un pequeño espacio cedido por la Escuela Primaria 10 del barrio de Sarandí, partido de Avellaneda. La necesidad de construir una identidad institucional nos movilizó para encontrar un nombre a nuestro espacio, un nombre que hable de nosotros y que nos defina pedagógicamente. Nos sorprendimos cuando los chicos/as propusieran el nombre de “Azucena Villaflor de De Vicenci”, ya que la fundadora de Madres de Plaza de Mayo era vecina del barrio y su detención se produjo a una cuadra de nuestro establecimiento. Este interés, movilizo a los docentes y en la primer reunión del ciclo 2007 se decidió trabajar sobre el eje de los Derechos Humanos, construyendo nuestro Proyecto Educativo Institucional (PEI) a partir de ellos para su reconocimiento, su difusión y su práctica. Las diferencias sociales, culturales y económicas entre los adolescentes que conforman nuestra comunidad nos llevo a plantearnos nuevas estrategias de gestión educativa y cultural para otorgarle un sentido a los procesos áulicos integrando nuestra acción pedagógica de manera plena con los DD.HH. declamados en nuestro PEI. Se establecieron dos líneas de trabajo: la áulica, respetuosa de los contenidos y tiempos de la educación formal y, los espacios libres en tiempo, construcción de grupos y formatos, sostenidos por talleres y producciones colectivas del conocimiento. Ambas podían o no entrecruzarse, pero sus direccionalidades debían sostener nuestro PEI de manera constante y planificada, para poder hablar así de un proyecto de escuela liberador de la desigualdad y de la injusticia social. En cuanto al trabajo sistemático se acordó desarrollar un esquema didáctico apoyado en el “Aprendizaje Basado en Problemas (ABP)”, cada grupo seleccionó un eje transversal que finalmente se plasmó en un producto final y globalizado que sintetizara la respuesta al problema que dio inicio al trabajo de investigación en cada curso. Los ejes fueron los siguientes: 1° año (ex 7°) “¿Qué necesito para convivir dentro de la ESB?”, 2° año (ex 8°) “¿Qué necesito para emplear mis derechos y respetar mes obligaciones como adolescente? Y 3° (ex 9°) “¿Qué necesito para el mundo del trabajo?”. Los producto surgidos fueron el resultado de un trabajo interdisciplinar lo que demandó una integración de áreas muy enriquecedora y ellos fueron: 1° año turno mañana “Código de convivencia”, 1° año turno tarde “Folleto para aspirantes a 1° año”, 2° año turno mañana “Tríptico informativo sobre los derechos de los adolescentes y su incumplimiento”, 2° año turno tarde “Revista ´Los Adolescentes hoy´”, 3° año “Libro sobre el mundo del trabajo”. La elección y desarrollo de los espacios no formales no debían perder el objetivo con que fueron planeados: la apertura, la nueva visión, la posibilidad de que todos sean parte y donde se liberen las potencialidades de cada chico o chica; y, a la vez, que fortalecieran los procesos educativos tendientes a lograr mayores y mejores índices de equidad en una población alta en vulnerabilidad social para, fomentar así, una inclusión real. Las actividades se iniciaron con una ceremonia en la calle donde se descubrió el cartel con el nombre de “Azucena…” que fue realizado y donado por la agrupación “Fileteadores del Conurbano” y una profesora de la Escuela. De ella participaron los hijos y la nieta de Azucena, sin duda los chicos quedaron muy movilizados. Se participó del certamen “30 años de Abuela de Plaza de Mayo” organizado por la Subsecretaria de Educación de la Municipalidad de Avellaneda y las alumnas de 2° año obtuvieron el primer premio en la categoría “Texto literario”, que se transformó en un corto cinematográfico tras la adaptación del cuento a guión de cine. A través del Programa de Difusión y Defensa de los Derechos Humanos “Claudia Falcone”, los alumnos de 3° y 2° participaron de un taller cuatrimestral en contraturno, donde junto a los capacitadores del Programa analizaron las consecuencias de la dictadura en las familias de los detenidos-desaparecidos y construyeron un video de la entrevista realizada a una integrante de las “Abuelas de Plaza de Mayo” en su sede de la Ciudad Autónoma de Bs. As. Formaron parte del Proyecto de CASACIDN (Comité Argentino de Seguimiento y aplicación de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño) que buscó analizar los incumplimientos de la convención en la sociedad y que culminó con la interpelación a candidatos a intendente de Avellaneda, a gobernador de las Provincia y los candidatos presidenciales, por ultimo a lo largo del año se construyó la cartelera escolar pero con el detalle de trabajar y recordar los acontecimientos que sin ser historia marcaron nuestro pasado reciente y bajo la frase “Recordaris: del latín volver a pasar por el corazón” se desarrolló la “Cartelera de la Memoria”, un pizarrón que les fue contando a los chicos lo bueno y lo malo de los últimos 50 años. Al plantearnos resultados fue grato corroborar que en cuanto a la actividad formal y sistemática pudimos construir un proyecto de evaluación institucional, lo cual determinó un consenso en cuanto a criterios, indicadores e instrumentos para planificar el arduo proceso que en una institución educativa implica evaluar. De los espacios no formales y asistemáticos tuvimos la alegría de contar con la presencia permanente de los chicos y chicas en nuestro establecimiento, “inclusión” entonces no fue una alegoría, sino una realidad, la escuela de los adolescentes estaba siendo ocupada por adolescentes, leyendo, encuestando, filmando, riendo… y este sin duda fue el más fuerte impacto. En la actualidad el proyecto sigue su marcha con algunos ajustes que creímos necesarios. Intentando mejorar el impacto áulico, al ABP, se le sumó mayor especificidad en los contenidos áulicos con el desarrollo de un apéndice en las planificación de cada docente donde se refleje el abordaje a los DD.HH. desde el objeto de estudio de cada área, concretamos la formación del centro de estudiantes para mejorar la calidad de participación y de toma de decisión de los alumnos/as, desarrollamos el subproyecto “Hacia el Bicentenario: 1810-2010” donde se debaten los conceptos de héroe, patria, libertad, independencia, caudillo, etc a partir de las efemérides escolares. En una palabra seguimos buscando líneas de acción porque creemos que la calidad educativa esta indisolublemente unidad a la calidad de los vínculos que se desarrollen dentro de los equipos de trabajo de la Institución. La intención fundamental del proyecto es alcanzar la inclusión, la permanencia. Pero no la permanencia sin contenido sino la permanencia crítica que fuerce a cada uno, alumnos y docentes, a encontrar dentro de la institución un espacio de educabilidad.

Problema que intentan resolver: Retención escolar

Descripción del grupo al que se intenta favorecer:

Una comunidad adolescente que descreía de la equidad social que puede lograrse a través de la educación. Descreimiento que provocaba ausentismo, repitencia, deserción y fracaso que se transformaba en un obstáculo en su proceso de formación. Ciento ochenta jóvenes cuyo entorno familiar es el resultado de la crisis social vivida durante los años 90: abandono, drogadicción, delincuencia, alumnos con fuertes problemáticas, falta de valores y de modelos. Pero que a la vez, de manera innata poseen la valentía de no acomodarse a la realidad sino que asumen el desafío del cambio.

Impacto que se logró en la calidad de vida del grupo:

Lo que logró la concreción de este proyecto es revertir historias escolares relacionadas con el fracaso, seleccionando la participación de cada grupo o de cada alumno al espacio alternativo más conveniente para el desarrollo individual de herramientas que le permitan orientar sus fortalezas y debilidades. Bajó el ausentismo, y no faltaban a sus compromisos fuera de las horas de clases de tal manera que llamó la atención el nivel de participación. Los grupos de 9no. que a comienzo del ciclo contaban con un porcentaje de desaprobación en las materias muy significativo, egresaron la mayoría adeudando solo un área y muchos sin áreas adeudadas. Para todos los grupos resulto una habitualidad el trabajo extraclase. Pero el impacto de mayor interés pedagógico fue el de corroborar que se asumieron como sujetos de derecho, que los derechos humanos se deben dar a diario y que como ciudadanos deben exigir calidad y respeto.

Aspectos creativos o diferenciales de la práctica:

Desarrollo didáctico a partir del “Aprendizaje Basado en la Resolución de problemas (ABP): El ABP es una experiencia pedagógica organizada para investigar y resolver problemas que se presentan en el realidad. Por un lado organiza los contenidos curriculares y a la vez es una estrategia de enseñanza que compromete a los alumnos a indagar sobre un problema que les resulte atrayente, lo definan, asuman la responsabilidad de investigar, analizar la información y evaluarla para identificar lo que saben y lo que necesitan saber, recurriendo a sus conocimiento previos y estableciendo conexiones hasta generar una o varias soluciones posibles y exponer lo trabajado, en este caso los productos ya mencionados. Por otro lado, el ABP ubica al docente como el disparador de la situación a resolver, lo convierte en un mediador, un organizador de la actividad de búsqueda y habilita a sus alumnos como investigadores. El docente es un orientador de este proceso y si bien su labor en un primer momento es de gran responsa-bilidad su tarea va limitándose a medida que los chicos sienten más confianza. Introducir en la institución una práctica distinta, que implique lectura entre los docentes, charlas, revisiones de planificaciones, de conceptualizaciones, que redefinan sus objetos de estudio resulta un desafío para lograr mejores estándares de aprendizaje y promover una cultura arraigada en los valores de equidad, solidaridad, etc.

Principales obstáculos o desafíos que encontraron o encuentran para el desarrollo de la práctica:

Entre los obstáculos y desafíos a resolver esta fundamentalmente la falta de espacio para desarrollar las actividades descriptas. Y la falta de tiempos institucionales para que los docentes puedan conectarse más y coordinar acciones y tareas.

Etapas del proyecto - plan de acción - cronograma:

Actividades Responsables Cronograma Nombre de la escuela alumnos/as, decente de artística, familia De Vicenci Marzo ABP docentes y alumnos Abril-Octubre Cartelera de la Memoria Preceptora Marzo-Dic. CASACIDN capacitadores de la asociación, directora, alumnos Junio-Sept. 30 años…. Reelaboración del guión docente de Practicas del Lenguaje, alumnas de 3°año Mayo Proceso de Producción Del Cortometraje Sub-secretaria de Educ. Municipalidad Avellaneda, directora Junio-Agosto Rodaje Sub-secretaria de Educ., alumnos Sept.-Oct. Claudia F. capacitadores del programa, alumnos de 2° y 3° Agosto-Oct. Muestra final Equipo directivo, docentes y alumnos Noviembre

Recursos para el desarrollo de la experiencia:

Los recursos con los que contamos para desarrollar el proyecto fueron únicamente humanos y voluntarios. El armado de la muestra final con la que culminamos el año fue el resultado del trabajo en equipo entre todos los que conformamos la Escuela Secundaria N° 39 “Azucena Villaflor”


¿En el caso de resultar premiada la práctica postulada, en qué invertiría el dinero del premio?
Compra de un DVD, de un equipo de audio, en un micrófono, cámara de foto y grabador de entrevista, impresora multifunción, programas informáticos. Destinaríamos parte del presupuesto para poder realizar visitas de interés al proyecto asumiendo los gastos de viáticos. Material bibliográfico para el docente y material para conformar una biblioteca, regrabación de videos a DVD para conformar biblioteca audiovisual, compra de elementos de artística: pinceles, acrílicos, barnices. Material de audio: CD de música.




Premio Comunidad Inclusiva 2007


Para mayor información comuníquese con la Fundación La Nación por el (011) 4319-4555 de lunes a viernes de 10 a 16 hs., o por correo electrónico a premiocomunidad@lanacion.org.ar
Copyright 2008 SA LA NACION | Todos los derechos reservados

Fundación LA NACION Banco Galicia Avina Ashoka Arte Vivo