Programa Educativo-Proyecto Virreyes

Categoría: Asociación Civil
Ubicación geográfica de desarrollo de la práctica:
Buenos Aires - Virreyes - Virreyes

Nombre de la Organización: Virreyes Rugby Club
Teléfono: 011-4714-5112
E-mail: info@vrc.org.ar
Localidad: San Fernando
Provincia: Buenos Aires
Página Web: www.vrc.org.ar

Actores involucrados en la práctica: Voluntarios
Personal rentado: 8
Personal voluntario abocado a la tarea: 4

Descripción detallada de la práctica basada en la educación como herramienta de inclusión:

El Proyecto Virreyes es un emprendimiento solidario orientado a promover la integración, el acceso a los bienes sociales y el bienestar físico y mental de sus integrantes a partir de la educación en el deporte y sus valores, y del desarrollo de un programa educativo tendiente a lograr la permanencia de sus miembros dentro del sistema educativo formal y el acceso a la educación universitaria. Nuestra organización implementa un programa de becas, tutoría y seguimiento que en primer término involucra a chicos de 14 a 18 años jugadores miembros del Virreyes Rugby Club (“Capítulo Escuela Secundaria”). Los encuentros del tutor con el estudiante son de frecuencia mensual; allí los becados deben presentar el boletín de calificaciones y de inasistencias; ese espacio de encuentro sirve también para conversar sobre problemas académicos y personales con el o la encargada de acompañamiento, quien en caso de que sea necesario deriva al estudiante a clases de apoyo o al apoyo psicológico que funcionan semanalmente en nuestra sede. En los casos en que hiciera falta, el tutor va a la escuela a indagar mejor la situación del alumno. Cada becado, junto con un adulto responsable, firma un acuerdo con nuestra organización. Para cumplir con este capítulo de nuestro programa contamos con un equipo de 3 asistentes sociales, una abogada, un psicólogo y un taller de apoyo escolar (con 4 profesores dos veces por semana); el programa es sustentado por el Ministerio de Desarrollo Humano de la Provincia de Buenos Aires dentro del marco del Proyecto Adolescente. Gracias a su implementación, el Proyecto Virreyes logró retener en el sistema escolar a la abrumadora mayoría de sus integrantes, y desarrollar entre ellos valores e ideas ligadas a la importancia de la educación formal, al valor del conocimiento, y a la construcción de proyectos superadores a nivel individual y colectivo. En este momento 150 adolescentes son miembros activos de este capítulo. Los egresados de esta etapa acceden al “Capítulo Universitario” del programa, el espacio más trascendente, la instancia más importante de preparación hacia las verdaderas oportunidades. Este capítulo propicia el acceso a las universidades a partir de alianzas institucionales y de la implementación de un sistema de tutores y padrinos para que los estudiantes universitarios puedan acceder a becas, fondos de manutención y acompañamiento para transitar el que sin dudas es un enorme desafío académico y personal. Los estudiantes acceden a un taller de orientación vocacional, eligen la carrera y la universidad, y comienzan las gestiones para conseguir becas (CEMIC, Di Tella, Universidad de Palermo, UCES), y apoyar a los estudiantes que ingresan a universidades estatales. También se pone en marcha la gestión de fondos para las becas de manutención de los estudiantes. En este momento 7 estudiantes universitarios están cursando las carreras de Medicina, Diseño Gráfico, Economía e Ingeniería, y 12 de los 15 estudiantes del último año de escuela secundaria están tomando un curso de orientación vocacional y decidiendo el rumbo que tomarán sus vidas en 2009.

Problema que intentan resolver: Acceso a la educación

Descripción del grupo al que se intenta favorecer:

El Proyecto Virreyes sirve a una población de niños, adolescentes y jóvenes provenientes de familias en situación de vulnerabilidad de la localidad de Virreyes, Partido de San Fernando. La abrumadora mayoría de estos chicos vive en lo que la Municipalidad de San Fernando llama "Barrios", en situación de precariedad objetiva y de limitaciones importantes a nivel subjetivo. El mayor nivel educativo alcanzado por la abrumadora mayoría de los padres de nuestros chicos es el nivel primario completo o incompleto. Encuestas realizadas a toda la población de jugadores y a sus familias en 2005/2006 nos muestran incapacidad de proyectarse hacia un futuro con libertad; éste se torna opaco, invisible, o es el espacio en donde el destino familiar se repetirá de manera indefectible. Sin modelos para admirar ni imitar, la subjetividad y la proyección personal ocupan un espacio limitado y silencioso. Nuestra primera misión entonces fue trabajar en la creación de sueños y en el empoderamiento de cada integrante, mediante la valoración de la escuela como instancia valiosa en sí misma y como paso importante al forjamiento de un destino propio, que no reproduce el mandato familiar y social de abandonar la escuela en 9º año y ponerse a trabajar o a circular sin rumbo. Consideramos este proceso muy exitoso, ya que nuevas encuestas realizadas recientemente nos muestran chicos con muchos y muy ambiciosos sueños.

Impacto que se logró en la calidad de vida del grupo:

Detallar cómo el proceso educativo logró cambiar o mejorar una situación de exclusión. Cualitativo y cuantitativo La población a la que sirve el Proyecto Virreyes proviene, según datos proporcionados por la Municipalidad de San Fernando, de una zona en la que la tasa neta de escolarización en Polimodal es del 47,4%. Aunque no se trate de una comparación estadísticamente válida, en el PV la escolarización es del 97%. En esta misma zona la tasa neta de escolarización superior es del 7,3%, el 22% de los estudiantes ha pasado por lo menos por una repitencia, y el máximo nivel de instrucción cursado en la población de 18 años y más es, para el 63% de la población, el nivel primario. Quizás el dato más interesante es que el 24% de la población de estos barrios entre 14 y 20 años no estudia ni trabaja; el Proyecto Virreyes opera en ese espacio, estimulando a los chicos para que no abandonen el estudio ni la actividad deportiva, instándolos a pensar en términos de proyectos personales, a construir una narrativa propia, manteniéndolos ocupados, protegidos, acompañados y estimulados en la tarea de construirse a sí mismos y de llegar a la vida adulta con herramientas para disfrutar de una vida digna y plena. Este trabajo se hace de manera conjunta desde los voluntarios, profesores, asistentes sociales y psicólogos que trabajan en el sistema educativo, y los entrenadores de cada equipo que estimulan, proponen y celebran los logros deportivos y educativos de los chicos.

Aspectos creativos o diferenciales de la práctica:

En primer lugar, la ventaja de conocer a cada chico y su familia, lo que nos permite encarar los problemas asociados con la pobreza con estrategias personalizadas de estudio, de tutoría y de acompañamiento escolar y personal. El camino recorrido en el conocimiento de cada chico es nuestra mayor fortaleza; no tenemos que revisar las estrategias de selección, ni las zonas de intervención. La segunda: contar con una sede propia, un lugar físico de pertenencia, con un equipo humano conformado por más de 45 voluntarios de enorme valor personal y de muy interesantes recorridos profesionales; contar con un aula de primer nivel que opera como espacio de estudio y de encuentro diferenciado del resto de las actividades del PV.

Principales obstáculos o desafíos que encontraron o encuentran para el desarrollo de la práctica:

Detallar como fueron o intentan ser salvados. El primer desafío: la consulta e investigación sobre experiencias similares de las cuales aprender o comparar. Aprendemos del contacto con otras organizaciones, y de nuestro propio ensayo y error. Segundo, la importancia de generar un equipo en donde se contemple el apoyo pedagógico y la supervisión de expertos en la reflexión sobre los procesos. Entre otros individuos e instituciones (Jorge Murias, Josefina Dartiguelongue), Agustina Cavanagh, de Cimientos, colabora con nosotros en el proceso de reflexión, y el rector Carlos Rosenkrantz, de la Universidad de San Andrés, y Jason Beech, de su Escuela de Educación, se comprometieron con el Proyecto Virreyes participando en la misión de medir nuestros esfuerzos y nuestros resultados, entre otras actividades. Tercero, la necesidad de generar fondos en el mediano plazo, para no interrumpir la ayuda en el medio del proceso y para garantizar la igualdad de oportunidades para el resto de los jugadores. Para lograr esto estamos desarrollando estrategias de fund raising, encontrando uno o varios padrinos por universitario, dispuestos a pagar $ 500 mensuales como beca de manutención.

Etapas del proyecto - plan de acción - cronograma:

1) Taller de orientación vocacional para los 12 estudiantes que manifestaron querer seguir estudiando (en curso) 2) Visita a Expouniversidad y facultades (octubre) 3) Elección de carreras 4) Gestión de becas en caso de tratarse de universidades privadas 5) Inscripción y curso de ingreso en caso de que fuera requerido (noviembre-diciembre 2008/febrero-marzo 2009). Apoyo del equipo de profesores del programa para rendir ingresos. 6) Gestión de becas de manutención ($ 500 x mes x alumno x 10 meses). Sistema de padrinazgo

Recursos para el desarrollo de la experiencia:

(horas institucionales, tareas voluntarias, donantes, cooperadora, otros, dar el mayor detalle posible) Voluntarios: cuatro, Marcos Julianes (presidente del VRC, supervisor del proyecto), Eleonora Jaureguiberry (socióloga), Marta Méndez (profesora, ex directora del colegio Labardén), Julia Llambías (profesora). Rentado: dos tutores (Valeria Barraza, asistente social, 80 horas mensuales), Victoria Paz (40 horas mensuales), profesores. Donantes: 6 donantes particulares (padrinos) confirmados, que cubren 6 becas de manutención anuales. University of London, Inglaterra, cubre una beca de manutención anual.


¿En el caso de resultar premiada la práctica postulada, en qué invertiría el dinero del premio?
El dinero se invertiría en financiar 5 becas de manutención anuales ($ 500 x 5 x 10 meses). Estas becas serán otorgadas luego de firmar un acuerdo de atribución y de motivos de cesación de la beca anual, en la cual figuran los requerimientos de cumplir con una asistencia a clases del 75%, un control del rendimiento académico que el tutor confirma en contacto directo con las universidades (y la obligación de concurrir a clases de apoyo en el caso de que las notas no sean satisfactorias), y una rendición mensual de gastos.




Premio Comunidad Inclusiva 2007


Para mayor información comuníquese con la Fundación La Nación por el (011) 4319-4555 de lunes a viernes de 10 a 16 hs., o por correo electrónico a premiocomunidad@lanacion.org.ar
Copyright 2008 SA LA NACION | Todos los derechos reservados

Fundación LA NACION Banco Galicia Avina Ashoka Arte Vivo