La Banda de Sikuris. La necesidad de ofrecer oportunidades educativas para alumnos provenientes de sectores desfavorecidos de nuestra comunidad.

Categoría: Escuela
Ubicación geográfica de desarrollo de la práctica:
Buenos Aires - Olavarría - Villa Aurora

Nombre de la Organización: Escuela Secundaria Básica N° 9. Anexo N° 2
Teléfono: 02284-451561
E-mail: esbn9@vaf.com.ar
Localidad: Olavarría
Provincia: Buenos Aires
Página Web: -----------

Actores involucrados en la práctica: Personal Rentado
Personal rentado: 1
Personal voluntario abocado a la tarea: 1

Descripción detallada de la práctica basada en la educación como herramienta de inclusión:

La Banda de Sikuris de la Escuela N° 65 de Olavarría (Cuyo tercer ciclo pasó a ser, debido a la nueva ley de Educación, el Anexo N° 2 de la ESB N° 9) Surgió en el año 2002. Es un grupo de música andina integrado por 50 chicos cuyas edades oscilan entre 12 y 18 años (alumnos que pertenecen al establecimiento y un número importante de egresados). Se ejecutan sikus, quenas, anatas, percusión, guitarra y charango, también hay voces. Está dirigido por la maestra de 7° año de la escuela (actualmente 1° ESB) y un profesor- luthier (Ad Honorem). El trabajo en la Banda de Sikuris no se limita al plano exclusivamente musical, es un proyecto integrado que abarca aspectos que caracterizan a la cultura de los pueblos andinos: la geografía, la historia, las creencias, la vida comunitaria… Este conocimiento favorece la comprensión y la valoración de esta expresión musical, el gusto por interpretarla, desarrolla el interés y el respeto de los alumnos por las culturas originarias. Con el grupo actuamos en forma gratuita en innumerables eventos organizados por distintas instituciones de nuestra comunidad y ya grabamos tres CDs, cuya venta nos ayuda a financiarnos (hasta el momento, el grupo ha generado sus propios recursos) Formulamos este proyecto con la idea de encontrar una actividad con la que se identifiquen nuestros adolescentes, que tuviera en cuenta sus intereses, habilidades y saberes, porque creíamos que de ese modo revertiríamos los serios problemas de convivencia que se daban en nuestra institución. Con el paso de los años, y una vez superados los problemas de convivencia, nos dimos cuenta que estábamos logrando una fuerte identificación de los chicos con la banda y con la escuela: los chicos querían llegar a séptimo para integrar la banda, cuando pasaban de año, querían seguir, y lo más notable, los egresados también querían continuar con este proyecto… También los padres se incorporaron al trabajo, desarrollando diversas y variadas actividades organizativas. Entonces nos planteamos un objetivo más amplio: tratar de revertir la marginalidad, crearles a nuestros chicos expectativas ciertas, mostrarles que pueden desarrollar sus potencialidades, queríamos que se junten a hacer música más allá de la escuela, ayudarlos a que desarrollen sus propios proyectos, que quieran aprender y se alejen de los riesgos.

Problema que intentan resolver: Poblaciones originarias

Descripción del grupo al que se intenta favorecer:

Adolescentes pertenecientes a una comunidad de alto riesgo social. Familias numerosas, a veces a cargo sólo de la madre o de parejas ensambladas. Conviven en casas precarias personas con diferentes relaciones familiares o de amistad. En estos contextos se encuentran situaciones de alto riesgo de hacinamiento, promiscuidad y/o abuso, jóvenes que conviven con el delito, la prostitución, las adicciones. Un alto porcentaje de las familias se encuentran por debajo del nivel de pobreza, con sólo el ingreso de planes estatales provinciales o municipales, o trabajos en negro. Los hombres trabajan en changas de albañilería y/o canteras, unos pocos en trabajos rurales obligándolos a permanecer durante la semana fuera del hogar. Las mujeres, en general son amas de casa, y/o algún trabajo de servicio doméstico, muchas de las madres cobran la Pensión por Madre de siete hijos. Los chicos realizan desde muy temprana edad, variados trabajos: changas, cuidado de hermanos, encargados de las tareas del hogar. Existen algunos casos de niños que practican la mendicidad. En estas situaciones se produce un aumento del ausentismo a la escuela, pudiendo llegar a la deserción. Las necesidades básicas insatisfechas del grueso de la matrícula son provistas por la escuela: comida, ropa, calzado, útiles escolares, etc. La mayoría de nuestros alumnos no logran completar la escuela secundaria.

Impacto que se logró en la calidad de vida del grupo:

Comenzamos actuando en los actos escolares de nuestra escuela, pero, a lo largo de los años de trabajo, poco a poco, la comunidad de Olavarría fue enterándose de este proyecto y hemos sido invitados a tocar en distintas instituciones. Este proceso fue creciendo cada vez más generando en el grupo de alumnos cada vez mayor compromiso, entusiasmo, disciplina, autoestima, sentimiento de pertenencia, responsabilidad en los ensayos y en el estudio… y dando como resultado un notable progreso en la calidad musical . Esto a su vez aumentó la valoración de la comunidad, situación que se evidencia a través de la gran difusión que tiene nuestro proyecto por los medios locales y por la invitación a tocar en escenarios cada vez más importantes, y con público cada vez más numeroso. Nuestras canciones se escuchan por la radio, aparecemos por la tele, cada vez más gente concurre a los espectáculos que organizamos, nuestra escuela es conocida como “La escuela de los Sikuris”, Los padres se involucran cada vez más en el trabajo del grupo… Creemos que no sólo estamos ofreciendo un espectáculo de calidad musical, sino que estamos demostrando que se puede revertir la marginalidad, nuestros chicos han dejado de ser marginales para ser reconocidos por la comunidad por su talento, sus condiciones, su compromiso… Estamos diciendo que la pobreza no debe impedir que pensemos en ofrecer calidad para nuestros jóvenes. Cuando comenzamos nuestro trabajo, la Banda de Sikuris estaba integrada por 12 alumnos, en la actualidad tenemos 50 integrantes y 50 familias.

Aspectos creativos o diferenciales de la práctica:

No existe una banda de este estilo conocida, en nuestra zona, que podamos tomar como referencia. Los temas musicales seleccionados pertenecen al patrimonio de los pueblos originarios andinos, algunos son cantados en idioma quechua, lo que ha requerido por parte de quienes dirigimos del proyecto un importante trabajo de investigación, a través de material discográfico, bibliográfico y de investigación antropológica, provenientes de Bolivia (particularmente de museos de Sucre, La Paz y Cochabamba). También este trabajo se vio favorecido por un acercamiento con la comunidad de residentes bolivianos en Olavarría., que nos ayuda a entender y traducir las canciones en idioma quechua. Con esta iniciativa hemos logrado que los alumnos se interesen por un estilo musical de escucha no habitual (acostumbrados a la cumbia o al rock), que ejecuten instrumentos que a pesar de pertenecer al folklore de nuestro país, son desconocidos para ellos. En todos los aspectos se prioriza el grupo. Todos los alumnos aprendieron a tocar los instrumentos y a cantar dentro del grupo, no hay enseñanza personalizada, salvo algunas correcciones en la ejecución. Las decisiones también se toman entre todos en reuniones con los sikuris y con el grupo de familias. La participación en la banda es libre, no requiere conocimientos musicales previos. A través de este proyecto, muchos alumnos han descubierto sus habilidades y destrezas musicales, su gusto por la música, su interés por otros estilos. Y, el aspecto más importante: la conciencia de que con el trabajo serio, responsable, cotidiano y compartido con el grupo, se puede desarrollar un trabajo digno. Este aprendizaje se torna importante no sólo para la continuidad de la banda, sino para la vida. Otro aspecto interesante para destacar es la participación de las familias. En esta época donde resulta muy difícil que las familias se acerquen a la escuela, en este caso, se da todo lo contrario. Todas las familias participan realizando tareas de apoyo al proyecto: acompañamiento, organización de peñas, actuaciones y demás actividades para reunir fondos.

Principales obstáculos o desafíos que encontraron o encuentran para el desarrollo de la práctica:

Los resultados alcanzados nos llevan a considerar la continuidad de nuestro trabajo y la necesidad de extenderlo, ampliarlo, de socializarlo, de ofrecer otras posibilidades que se fueron abriendo a partir de esta experiencia. Muchos alumnos se muestran interesados en incursionar en otros estilos musicales y en crear sus propias bandas. Nosotros queremos acompañar y favorecer este proceso, pero necesitamos recursos para adquirir otros instrumentos musicales y equipos de amplificación de sonido. Distintos grupos e instituciones nos han planteado la posibilidad de crear otras bandas de sikuris. Nuestra idea es fortalecer a los alumnos más aventajados para que puedan convertirse en instructores, bajo nuestra supervisión. Para esta tarea, también necesitamos recursos para la compra de instrumentos. Otra tarea que nos planteamos es socializar nuestra experiencia, no sólo a través de conciertos sino de generar oportunidades para contar la importancia social que tiene nuestro trabajo, con la intensión de estimular el desarrollo de proyectos que atiendan a las necesidades e intereses de nuestros jóvenes. La dificultad que se nos presenta es la falta de recursos para afrontar los gastos de transporte del grupo.

Etapas del proyecto - plan de acción - cronograma:

Setiembre de 2008: •Difusión del tercer CD de La Banda de Sikuris de la Escuela 65 “Vamos los Sikuris” por los medios locales. •Venta del CD •Recaudación de fondos para realizar un viaje a Jujuy de la Banda. Organización del viaje. •Presentación del CD en el Teatro Municipal de la ciudad de Olavarría. Previo ensayo del repertorio de canciones que contiene el CD y del nuevo repertorio. Octubre de 2008: •Participación en la fiesta de la localidad de Sierras Bayas •Peña folklórica con la presentación de la Banda junto a otros artistas locales. Noviembre de 2008: •Participación en la Fiesta de Olavarría •Viaje de la Banda a la Quebrada de Humahuaca. Encuentro con bandas de sikuris de Tilcara y Maimará.

Recursos para el desarrollo de la experiencia:

Personal rentado: •Docente de Primer año ESB: dedicación al proyecto: tres horas semanales dentro de la carga horaria como docente de la escuela. 4 horas semanales en horario extraescolar destinadas a la enseñanza de la ejecución de los instrumentos de viento y ensayos. Concurrencia a las presentaciones del grupo en horario escolar y extraescolar Personal voluntario: •Profesor / luthier ad honorem: 4 horas semanales de ensayo con la banda. 4 horas semanales para la construcción y reparación de los instrumentos. Concurrencia a las presentaciones del grupo. •Padres de alumnos: tareas organizativas para recaudar fondos (peñas, rifas, actuaciones, atención de stands de venta de comidas regionales, venta de los CDs), acompañamiento en las actuaciones. •Técnico en grabaciones: aportó sala, equipos y horas de trabajo en la grabación y mezcla de los CDs. Donantes: •Compañeros docentes de las escuelas donde trabajan los docentes que dirigen el proyecto (ayudaron a pagar los gastos de impresión del CD)


¿En el caso de resultar premiada la práctica postulada, en qué invertiría el dinero del premio?
En caso de ser premiada nuestra práctica, invertiríamos el dinero en la compra de instrumentos musicales y equipos de amplificación de sonido, también en gastos de transporte para concurrir con la banda a los lugares de actuación.




Premio Comunidad Inclusiva 2007


Para mayor información comuníquese con la Fundación La Nación por el (011) 4319-4555 de lunes a viernes de 10 a 16 hs., o por correo electrónico a premiocomunidad@lanacion.org.ar
Copyright 2008 SA LA NACION | Todos los derechos reservados

Fundación LA NACION Banco Galicia Avina Ashoka Arte Vivo