Ayudando a la Construcción Social

Categoría: Escuela
Ubicación geográfica de desarrollo de la práctica:
Buenos Aires - La Matanza - González Catán - Villa Carmen

Nombre de la Organización: Obra del Padre Mario Fundación Nta. Sra. del Hogar
Teléfono: 02202-430306
E-mail: educacion@padremario.com
Localidad: González Catán
Provincia: Buenos Aires
Página Web: www.padremario.org

Actores involucrados en la práctica: Voluntarios
Personal rentado: 2
Personal voluntario abocado a la tarea: 23

Descripción detallada de la práctica basada en la educación como herramienta de inclusión:

Esta práctica constituye un conjunto de herramientas para la inclusión, ya que al tratarse de niños/as y jóvenes con necesidades educativas especiales es necesario poner en marcha este conjunto de acciones para tal fin. Habiendo conocido al educando con necesidades de adaptaciones tanto de accesibilidad como de contexto, hay que poner en movimiento a los actores y las herramientas que hagan posible la integración en el proceso de enseñanza aprendizaje. Este proceso es dinámico, porque se requiere conocer del sujeto de aprendizaje y sus características particulares físicas de salud, cognitivas, psico-pedagógicas, familiares y sociales. El primer paso, por tanto, es el diagnóstico de los componentes que describimos anteriormente. El equipo técnico se aboca, conjuntamente con otros profesionales a la profundización de estas características particulares del educando. Se convoca a la familia y se reconstruye la historia escolar, si la hubiera, y conjuntamente la reseña de la situación de salud. Una vez constituidos estos historiales que se ampliarán en el proceso que transcurra en la escuela, se convoca al docente para constituir una dinámica de abordaje paulatino y creciente del educando. El grupo- clase es una elección muy importante porque es el grupo humano referente en su condición de niño-par con las oportunidades concretas para este presente educativo. El trabajo con el docente consiste en identificar aquellas prácticas de accesibilidad que le permitirán al niño/ña apropiarse de las mejores condiciones que por sus necesidades no podría acceder sin ayuda. Los alumnos con necesidades educativas especiales, son niños y niñas que por distintas causas presentan diferencias en su desarrollo evolutivo (motriz, afectivo o intelectual) con respecto a su grupo etario de pertenencia y pueden acceder a una educación común. Estos alumnos/as junto a sus familias se enfrentan con la poca disposición de las instituciones escolares comunes, que por sus propias limitaciones o por las del contexto (déficit en la formación profesional, excesivo número de alumnos/as, edificios sin adecuaciones, prejuicios no elaborados, poco personal, etc.) no promueven la inclusión, negando el cumplimiento de este derecho. Así padres y niños circulan solicitando vacante en las diferentes escuelas de la zona sin encontrar respuesta a su necesidad. Con relación a la institución escolar que promueve la inclusión de alumnos/as con necesidades educativas especiales deberá transitar un proceso de transformación que implica el poder reconocer y atender la diversidad de tiempos, modalidades, capacidades, potencialidades, dificultades, intereses, etc. La escuela construye un espacio pedagógico que permite a todos y todas continuar avanzando en la adquisición y reformulación de saberes.

Problema que intentan resolver: Acceso a la educación

Descripción del grupo al que se intenta favorecer:

Siguiendo la lógica del punto anterior, el grupo que se intenta favorecer estaría formado por los alumnos/as con necesidades educativas especiales que se incluyen en la escuela y por el grupo áulico y la institución escolar en su totalidad. Las necesidades educativas especiales de alumnos/as se presentan en el contexto educativo y se manifiestan en virtud de los recursos que estos necesitan para construir sus aprendizajes. Los alumnos/as de la institución cursan su escolaridad en un contexto que orienta la construcción de una cultura más humana, socializante e innovadora. Formándose como ciudadanos preocupados por lo colectivo capaces de respetar y convivir con la diversidad.

Impacto que se logró en la calidad de vida del grupo:

Un grupo educativo que cuenta con la inclusión de personas con necesidades educativas especiales, es un grupo que siempre mejora la calidad de vida. Desde la perspectiva de la “heterogeneidad social” la diversidad, constituye la posibilidad de convivir con la diferencia que enriquece y estimula. Los alumnos/as aprenden a acercarse y conocer a los demás, reconocer cualidades y limitaciones en sí mismos y en los otros y aceptar las diferencias. Aprenden a convivir con la diferencia como parte de su vida escolar diaria en una actitud tolerante y solidaria. En un contexto geográfico bastante alejado de servicios en general y educativos especializados en particular cada oportunidad de inclusión constituye un mejoramiento de la calidad de vida personal, familiar y también comunitaria. Precisamente en el ámbito de la comunidad educativa la influencia geográfica de este proyecto abarca las ciudades de González Catán, Virrey del Pino y Gregorio de Laferrere. El proyecto se viene realizando desde el año 1998 y durante muchos años fue la única escuela con la apertura para llevarlo a cabo. Se observa que aquellos alumnos/as que transitaron, en forma total o parcial, la educación primaria como parte de este proyecto, lograron con las adecuaciones curriculares necesarias cumplir con la mayoría de los objetivos planteados en los proyectos pedagógicos individuales que incluyen contenidos conceptuales, actitudinales y procedimentales y alcanzaron una total pertenencia al grupo de pares y a la institución en su totalidad.

Aspectos creativos o diferenciales de la práctica:

En primer término, corrernos de la soldadura entre el diagnóstico de discapacidad y su institucionalización. Si esto no se logra, la propia práctica institucional tiende a acreditar y reproducir la implicación recíproca entre la discapacidad y su gestión mediante dispositivos institucionales específicos, reforzando la suposición de que el colectivo conformado por estas personas tiene asignado un lugar predeterminado en la sociedad. Esta demarcación espacial de la discapacidad no sólo alienta la visualización de dicho segmento como categoría heterogénea respecto de la vida social convencional, sino que a su vez instaura un conjunto de condiciones (por ejemplo: la adhesión a un paradigma que concibe la integración intrainstitucional en términos de conducta adaptativa) que desempeñan un papel clave en su cronificación. En segundo término, nuestro trabajo sobre el diseño curricular y sus contenidos, que debe adaptarse a las necesidades de los niños y no al revés. Por consiguiente, ofrecemos opciones curriculares que se adaptan a los niños con capacidades e intereses diferentes. El contenido de la enseñanza debe responder a las necesidades de los individuos a fin de que éstos puedan participar plenamente en el desarrollo. La instrucción debe relacionarse con la propia experiencia de los alumnos y con sus intereses concretos, para que se sientan así más motivados. Prestamos un apoyo continuo a los niños con necesidades educativas especiales, desde una ayuda mínima en las aulas ordinarias hasta la aplicación de programas de apoyo pedagógico suplementarios en la escuela, ampliándolos, cuando sea necesario, para recibir la ayuda de profesores especializados y de personal técnico de apoyo exterior.

Principales obstáculos o desafíos que encontraron o encuentran para el desarrollo de la práctica:

Comprensión adecuada de la necesidad de adaptaciones curriculares por parte de la comunidad educativa en general y de las instituciones educativas de las cuales provienen los niños (tanto del Nivel Inicial -cuando lo hubo- como dela escuela primaria) o han trabajado sobre las necesidades educativas de los niños. Ausencia o escasez de docentes preparados para desempeñarse en estas acciones. Hemos intentado en distintos períodos abordar jornadas temáticas con especialistas, talleres con experimentación en prácticas educativas diferentes. Construcción de recursos de evaluación en proceso y reuniones más seguidas con los docentes de los alumnos que conforman este proyecto. Dificultad de trabajo con niños integrados en presencia de grupos áulicos numerosos. En este caso se implementaron pasantías con estudiantes de la carrera docente del Instituto Terciario de la Fundación Nuestra Señora del Hogar, para que sea de apoyo a la tarea docente. También se organizaron las reuniones con maestros integradores de escuelas públicas especiales y sus equipos técnicos.

Etapas del proyecto - plan de acción - cronograma:

1. Construcción de un proyecto de integración formulado por docentes, equipo directivo y equipo de orientación escolar. 2. Articulación con las ramas de educación especial y de psicología y A.S.E. 3. Integración grupal en el ámbito escolar de niños con N.E.E. 4. Sensibilización de la comunidad educativa con relación a la temática de la integración. PLAN DE ACCION 1. Esclarecimiento de intereses, motivaciones, compromisos y valoración de los docentes con relación a la integración. 2. Formación y capacitación específica en la temática. 3. Definición de objetivos y compromisos institucionales para establecer el acuerdo marco de la integración en la escuela. 4. Monitoreo de la experiencia por los Inspectores de las tres Ramas. 5. Articulación con escuelas de educación especial. Diagnóstico psico-pedagógico y físico del alumno/a. 6. Evaluación de la situación familiar. 7. Acuerdos entre actores institucionales, niño/a y familia. 8. Elaboración proyectos áulicos personalizados Esclarecimiento de dudas y temores con relación a la integración del la comunidad educativa. CRONOGRAMA 1º SEMESTRE 1. Reuniones plenarias de reflexión, formación y elaboración del proyecto de integración. Definición de conceptos: integración, recursos educativos, necesidades especiales, adaptaciones curriculares y otros. 2. Reuniones individuales con docentes para la elaboración del diagnóstico y planificación de la acciones a seguir en forma conjunta. 3. Entrevistas con los Inspectores de las tres ramas. 4. Reuniones con los equipos de orientación de las escuelas especiales Nº 503, 515, 516, 510 y Nuevo Día. 5. Entrevistas con padres para acceder a la historia vital del niño, dinámica familiar, grado de insight con relación a la problemática y nivel de compromiso para la continuidad de tratamientos externos y acompañamiento de la escolaridad. 6. Entrevista con el alumno/a para la evaluación diagnóstica (potenciales y dificultades con relación al proceso de enseñanza-aprendizaje escolar). 7. Comunicación con profesionales externos que aborden la problemática del niño/a fuera de ámbito escolar (psicólogos, psicopedagogos, fonoaudiologos, neurólogos, kinesiólogos, terapistas ocupacionales, etc.) 8. Reunión con padres, directivos, docentes, E.O.E y alumno/a para poder acordar el encuadre del proyecto de integración, establecer tareas y responsables y para evaluar el proceso educativo. 9. Acompañamiento al docente en la elaboración del P.P.I. Este proyecto será elaborado en base al diagnóstico inicial del alumno/a determinando las adecuaciones curriculares (modificaciones necesarias a nivel de la organización, infraestructura, de las planificaciones curriculares, y de los recursos incluidos en el proceso educativo) pertinentes. 2º SEMESTRE: 10. Talleres abiertos a la comunidad educativa, informativos y de reflexión sobre diversos temas relacionados con la integración: Educar en valores (convivencia, tolerancia a la diversidad, respeto por la heterogeneidad, etc.) – psicomotricidad –aprendizaje – sexualidad - . 11. Acompañamiento y supervisión de la tarea docente y el trabajo del alumno integrado

Recursos para el desarrollo de la experiencia:

Como señalábamos en el punto 12, aquellas situaciones que se plantearon como obstáculos, requerían de recursos para que la educabilidad de los niños fuera posible. Actualmente es una práctica incluida la pasantía de becarios del Instituto Terciario como apoyo a la tarea docente y la complementariedad de servicios de salud que se le proporcionan a estos niños a través del Policlínico Cristo Caminante de la misma Obra. Asimismo los programas de padrinazgo, becas y otros servicios de apoyo a la tarea educativa constituyen las fuentes de recursos para el desarrollo de la tarea. Cabe destacar la articulación organizada de los servicios de la propia Fundación con la administración educativa pública, servicios de las obras sociales y la reciprocidad de los padres de los niños integrados, que demandan un servicio de calidad y acompañan el proceso escolar.


¿En el caso de resultar premiada la práctica postulada, en qué invertiría el dinero del premio?
El dinero se invertiría en eliminar las barreras arquitectónicas que aún permanecen en el edificio escolar y sus accesos.




Premio Comunidad Inclusiva 2007


Para mayor información comuníquese con la Fundación La Nación por el (011) 4319-4555 de lunes a viernes de 10 a 16 hs., o por correo electrónico a premiocomunidad@lanacion.org.ar
Copyright 2008 SA LA NACION | Todos los derechos reservados

Fundación LA NACION Banco Galicia Avina Ashoka Arte Vivo