Sector III - Buró Multimedia

Categoría: Asociación Civil
Ubicación geográfica de desarrollo de la práctica:
Buenos Aires - Buenos Aires - Buenos Aires - Barracas

Nombre de la Organización: ABC Lo Cura Asociación Civil Sin Fines de Lucro
Teléfono: 011-4863-5789
E-mail: abclocura@abclocura.org.ar
Localidad: Capital Federal
Provincia: Buenos Aires
Página Web: www.abclocura.org.ar

Actores involucrados en la práctica: Voluntarios
Personal voluntario abocado a la tarea: 29

Descripción detallada de la práctica basada en la educación como herramienta de inclusión:

En la actualidad la informática es una herramienta de comunicación, información, productividad e inserción laboral y social fundamental. Los constantes cambios que se dan en los sistemas operativos van haciendo cada vez más exigente la actualización en el área para no quedar afuera del sistema. Hay personas que no accedieron a las reglas de este juego porque en el momento que llegaron las PC a nuestro país estaban internadas en una institución psiquiátrica, o que por carecer de recursos económicos y de la adecuada inserción educativa no accedieron a la capacitación necesaria para conocer esta importante herramienta que es la informática. ABC Lo Cura, Asociación Civil Sin Fines de Lucro, brinda "Atención Psicosocial en Espacios Compartidos" a través del Servicio Nº 74 del Hospital José T. Borda a pacientes con enfermedades psicológicas psiquiátricas . Nuestro objetivo es la rehabilitación, resocialización y capacitación de los internos tanto para que sea posible su reinserción en la sociedad, fuera del hospital, como para mejorar su calidad de vida dentro del mismo. Muchas veces se habla de rehabilitación psicosocial pero sin saber definir bien qué comprende. Si lo pensamos desde estas personas encuadra en lo que se entiende por educar el perfeccionar o desarrollar las facultades intelectuales, morales, las fuerzas físicas y los sentidos, etc. Habiendo sido atravesadas por lo que se denomina institucionalización es necesario brindarles nuevamente una educación. Buscamos que reincorporen o se reeduquen en pautas de convivencia, sociales. Para ello trabajamos bajo la modalidad de grupos operativos, con personas de diferentes edades, tiempo de internación, problemáticas, gustos, intereses, potencialidades, etc. Sabiendo que en tanto más heterogéneo es un grupo, más homogénea es la tarea que se lleva adelante y con ello el crecimiento personal. Nuestro Servicio cuenta con espacios que acondicionamos para recrear lo social, a través de diferentes sectores que implican la resocialización y rehabilitación o en algunos casos la educación en diferentes áreas como son las motrices, las de auto-cuidado, higiene personal, autonomía de los quehaceres cotidianos como cocinar, limpiar, ahorrar, el uso del tiempo libre, etc. También, un sector de informática (Sector III) donde tenemos 13 computadoras para uso exclusivo de los pacientes. Los internos aprenden computación para su crecimiento personal, poseer más herramientas a la hora de buscar un trabajo, y para capacitar a los demás pacientes que concurren.

Problema que intentan resolver: Brecha digital

Descripción del grupo al que se intenta favorecer:

Nuestro trabajo está dirigido a personas de sexo masculino, adultas, internadas en el hospital Borda, que concurren por motivación propia al Servicio Nº 74. El rango de edad va desde 18 a más de 70 años. Son personas con distinto tiempo de internación, desde días o meses hasta más de 20 años. Algunos tienen más posibilidades de externación, y otros menores posibilidades por distintos motivos (sociales, económicos, familiares, de salud, años de institucionalización, etc.) También varía el nivel intelectual de los que participan del sector de computación. Desde profesionales hasta analfabetos.

Impacto que se logró en la calidad de vida del grupo:

Debemos reconocer que es difícil medir el impacto porque para el que está afuera, incluido en el sistema, y goza de “salud mental”, es imposible ponerse en la piel de quien está encerrado por padecer una enfermedad psicológica psiquiátrica. Pero al estar en contacto con ellos y escucharlos, podemos afirmar que para muchos fue la posibilidad de reencontrarse con una herramienta de trabajo que antes de la internación habían utilizado en sus trabajos o la conocían de la escuela o la casa. Así, primero se propusieron actividades para recordar lo conocido, y luego para perfeccionarse en distintos programas. Hoy se están dictando Cursos de Word. Otros tuvieron la posibilidad de por primera vez estar frente a una computadora, y de meter mano sin miedo (varios habían convivido con una computadora en la casa donde vivían con sus familias, pero con la prohibición de tocarla por miedo a que la rompan) Así, comenzaron por conectarles los cables, enchufarlas y encenderlas (ya que eso se hace cada vez que se abre el espacio). Para luego empezar a descubrir y conocer su funcionamiento. Uno no puede llegar a entender qué es para ellos, que viven un mundo tan real, poder por unas horas jugar en un mundo (para nosotros) virtual. Hoy se está hablando del cierre de los grandes hospitales psiquiátricos, cosa que a muchos les va a implicar tener el alta ya sea para ir a casas, hogares o casas de medio camino, y es fundamental contar con conocimientos de informática para manejarse en el afuera tanto para buscar y conseguir trabajo, obtener información en internet, tener un momentos de esparcimiento, etc. Por dar cuenta de lo cuantitativo podemos decir que la participación de internos en el sector de computación es cada vez mayor. Sólo durante el año 2008 el sector funcionó los días miércoles por la tarde (de 14 a 18hs) y los días Jueves por la noche (de 19:30 a 23:30hs), más algunos Sábados y Domingos, logrando incluir en promedio unos 12 internos por reunión. Sumando unas 96 prestaciones mensuales que implican para los internos del hospital unas 24 horas de capacitación por persona por mes (desde ya que contamos con documentación y material fotográfico que da cuenta de esta información)

Aspectos creativos o diferenciales de la práctica:

-En todo el hospital no hay otro sector que cuente con tantas computadoras y menos que éstas sean para el uso exclusivo de los pacientes. -Somos una organización no gubernamental, que trabaja dentro de una institución estatal (sabemos cómo éstas funcionan en nuestro país) En contraposición, buscamos que nuestra práctica sea contra-institucional, en el sentido que funcionamos con reglas distintas a las de esa mega-institución y el modo que tiene ABC Lo Cura para hacerlo es hacer las cosas con, para y por el paciente, que es por quien estamos ahí. El ser todos voluntarios nos obliga a trabajar mejor, como dice nuestro Jefe, el Licenciado Valenzuela “ya que lo hacen gratis, háganlo bien”. -Al ser el Servicio Nº 74 de puertas abiertas, las personas asisten por motivación propia y dentro del mismo eligen en qué actividades participar, esto se convierte en relevante si tenemos en cuenta que la rehabilitación en este tipo de instituciones pasa por sacar al paciente de los estereotipos, y sin duda la desmotivación que produce el encierro es uno de ellos. -Considerando que trabajamos con personas que están excluidas de la sociedad y la institucionalización genera una brecha cada vez más profunda; al trabajar como una “unidad social”, repetimos el sistema social del cual se los quiso excluir pero con formas de comunicarse y de interactuar más claras que el ámbito del cual fueron emergentes (entendiendo que el paciente es el emergente de una familia enferma), en esta praxis tanto los internos como los terapeutas vamos pudiendo modificar nuestra conducta. -Así como aprender a cocinar, limpiar, conocimientos de electricidad, de plomería, pintura, costura, lectura, etc. y trabajar en grupo, la computación es una herramienta necesaria que los internos adquieren en este Servicio y que les será de mucha utilidad a la hora de una externación.

Principales obstáculos o desafíos que encontraron o encuentran para el desarrollo de la práctica:

Llevar adelante un trabajo voluntario, que requiere dedicación y capacitación constante, ya es un desafío. En la actualidad notamos la falta de compromiso de los jóvenes por los temas sociales, vemos un gran individualismo y hoy se nos está haciendo más difícil que en otras épocas acercar voluntarios (al interactuar con otras organizaciones vemos que no es un tema que nos preocupe sólo a nosotros). Utilizamos los métodos de promoción y difusión de un trabajo voluntario (carteles, volantes, ateneos y reuniones en instituciones educativas, etc) lo cual se seguirá realizando. También notamos la importancia de contactarnos con otras organizaciones similares para aunar esfuerzos. Específicamente en el sector de computación un obstáculo fue la falta de computadoras, pero en distintas donaciones realizadas por la Fundación Banco Galicia hemos conseguido tener hoy 13 computadoras en el Servicio Nº 74. No tenemos acceso a Internet y en los tiempos que corren es una falta importante por ser un elemento fundamental para integración de los internos con el afuera. Hemos pedido la instalación varias veces a las autoridades del hospital hasta ahora sin resultado favorable y lo seguiremos haciendo. Encontramos que muchos internos tenían problemas de alfabetización; lo que nos llevó a trabajar la temática en las demás tareas, es así que algunos compañeros se están empeñando en aprender a leer y escribir, y otros en practicar para mejorar su lectura-escritura, aparte de trabajar con matemáticas y otras áreas que son de su interés y en las cuales les podemos ayudar (nuestro equipo de terapeutas cuenta con profesionales de la salud, maestros, estudiantes universitarios y personas con oficios)

Etapas del proyecto - plan de acción - cronograma:

ABC Lo Cura nació en 1996 para sostener un trabajo grupal, voluntario que se venía haciendo en el Hospital Borda desde 1985. En el año 1999 surgió la idea de armar un espacio de computación en el servicio. El primer paso fue conseguir las computadoras, que se hizo posible gracias a las donaciones realizadas por la Fundación Banco Galicia. Luego de la capacitación de los voluntarios y el acondicionando el espacio en el año 2000 comenzó a funcionar el Sector de Computación. La inclusión de los internos en el uso de las computadoras fue gradual. Primero tuvimos que romper con la idea de que “los locos” no podían usar una computadora. Hubo que perder el miedo instaurado en ambas partes. Y eso lo logramos con paciencia, permitiendo que pudieran meter mano sin miedo a romperlas, y de a poco fueron conociendo el funcionamiento y las utilidades de las PC. Surgió la necesidad de trabajar la alfabetización y comenzamos a hacerlo. Por medio de donaciones armamos una biblioteca. Desde hace un par de años, desarrollamos las Unidades Terapéuticas, espacios de capacitación para el trabajo donde los internos, entre otras cosas, cumplen horarios. Hoy se está dictando un curso de Word. Nuestro plan es continuar ofreciendo el espacio de computación a los internos y personal de la institución que se acerque con intención de capacitarse. Seguir dictando cursos de distintos programas. Lograr la instalación de Internet en el servicio. Permitir que los internos con posibilidades de externación tengan una herramienta para defenderse en el afuera.

Recursos para el desarrollo de la experiencia:

Todos los integrantes de la Asociación Civil ABC Lo Cura somos voluntarios. Cada Tarea requiere 4 horas. Actualmente se desarrollan los días Lunes, Miércoles, Jueves, Viernes y Domingos. Los Miércoles y Jueves funciona el sector de computación. Los recursos económicos que utilizamos para sostener la Asociación Civil son: una cuota social de $20.- (veinte pesos) que pagamos los socios mensualmente, el dictado de cursos “La Psicosis y el Grupo” que es la capacitación previa para ser voluntario, el dictado de capacitaciones en proyectos ganados por concurso por ejemplo “Capacitación de Voluntarios en Grupos Específicos con Orientación a la Coordinación” dictados en conjunto con el gobierno de la ciudad y las donaciones ya sea a través de dinero con bonos contribución y premios, como también donaciones de alimentos, muebles, computadoras.


¿En el caso de resultar premiada la práctica postulada, en qué invertiría el dinero del premio?
En comprar insumos para el sector de computación como tinta, hojas, disquetes, cds, acondicionar el sector y solventar en la medida de las posibilidades nuevos equipos o en su defecto mejorar los que ya poseemos (tanto a nivel de hardware y software) Y en base a esto ampliar la concurrencia de mayor cantidad de pacientes. Posibilitar el solventar gastos de salidas a locutorios para el acceso a internet.




Premio Comunidad Inclusiva 2007


Para mayor información comuníquese con la Fundación La Nación por el (011) 4319-4555 de lunes a viernes de 10 a 16 hs., o por correo electrónico a premiocomunidad@lanacion.org.ar
Copyright 2008 SA LA NACION | Todos los derechos reservados

Fundación LA NACION Banco Galicia Avina Ashoka Arte Vivo