Aula - Taller, una propuesta superadora

Categoría: Escuela
Ubicación geográfica de desarrollo de la práctica:
Río Negro - San Carlos de Bariloche - San Carlos de Bariloche - Virgen Misionera

Nombre de la Organización: Taller de Capacitación Integral Carlos Mugica
Teléfono: 02944-523182
E-mail: tallermugica@bariloche.com.ar
Localidad: San Carlos de Bariloche
Provincia: Buenos Aires
Página Web: http://www.fundaciongentenueva.org.ar/

Actores involucrados en la práctica: Voluntarios
Personal rentado: 17
Personal voluntario abocado a la tarea: 4

Descripción detallada de la práctica basada en la educación como herramienta de inclusión:

Nuestra institución es una escuela primaria de Educación Básica de jóvenes y adultos. Está pensada desde su integralidad como un espacio de inclusión, razón por la cual no abordaremos un proyecto particular, sino que intentaremos plasmar el conjunto de acciones que nos caracterizan como un todo. Por esta razón, profundizaremos lo más detalladamente posible nuestra práctica en los aspectos diferenciales solicitados más adelante. El objetivo de nuestra escuela-taller es el de formar personas con espíritu participativo, creativo y crítico que les permita ser transformadores de la difícil realidad en que viven. Esto tratamos de lograrlo a través de una capacitación integrada entre aula y taller que apunte a revalorizar el trabajo de las manos. Decidimos partir del trabajo como unidad generadora de capacitación entendiendo que éste es una necesidad inherente al ser humano, tanto para satisfacer una demanda material de la persona en el aspecto económico como también en lo relacionado a su dignificación como persona. Pero no sólo nos proponemos partir del trabajo, sino llegar a él través de una estructura laboral mas justa. Por eso apuntamos a un aprendizaje integral e integrado. Dentro de ese aprendizaje, el dominio de un oficio específico es solo un aspecto a lograr, y es por eso que nos proponemos abarcar otros aspectos que también son esenciales para la formación del individuo al que apuntamos, tales como la capacidad de expresión, la participación ciudadana, la solidaridad y el respeto por la vida.

Problema que intentan resolver: Acceso a la educación

Descripción del grupo al que se intenta favorecer:

Los alumnos que asisten a nuestra escuela-taller comparten características sociales similares como su estado de marginalidad socio afectivo y económico, proviniendo de los barrios populares más carenciados de la ciudad, muchos de ellos asentados en terrenos tomados producto de la emergencia habitacional de la ciudad. La población esta conformada por preadolescentes, adolescentes y adultos cuyas edades oscilan entre los 13 y 65 años. En un 90% no han logrado aún completar su escolaridad primaria, el grupo restante acredita formalmente su escolaridad completa, pero presentan signos de analfabetismo funcional. Gran parte de ellos provienen de reiterados fracasos escolares en instituciones educativas de nivel primario común, razón por la cual son derivados a nuestra institución, ya que en nuestra ciudad no existe otra propuesta educativa que contemple su situación y los reciba en cualquier momento del año. Varios de estos alumnos integran grupos de alto riesgo social y algunos de ellos cuentan con causas penales pendientes o suspensión de procesos a prueba. Las instituciones Municipales (Promoción Familiar) y Provinciales ligadas a la justicia (Defensoría de Menores), solicitan su inserción en nuestra escuela. A pesar de la corta edad, algunos ya manifiestan la necesidad de encontrar una salida laboral para poder subsistir. Otros ya son sostén de familia o colaboran en la economía de la casa. Se observan serias dificultades en el grupo de adolescentes y jóvenes para respetar pautas de convivencia e incorporar hábitos de trabajo. También concurren un grupo de madres que con su esfuerzo y dedicación son un ejemplo para el resto de los compañeros, ya que todas son empleadas domésticas a cargo de la crianza, el cuidado de la salud de los hijos y la manutención familiar. Además forman parte del grupo 5 alumnos hipoacúsicos integrados por la Escuela Especial Nº 19 para discapacitados sensoriales y 1 alumno integrado por la Escuela Especial Nº 6 para discapacitados mentales. En general, las familias de nuestros alumnos están constituidas en su mayoría por madres como único sostén de familia, en otras el padre y, las menos, hermanos mayores o tíos. También componen el núcleo familiar hermanos mayores y menores. En algunos casos, los jefes de familia son subocupados o desocupados estructurales de varias generaciones, los cuales no sólo han sido privados de su trabajo, sino también de su identidad. Como síntomas más notables podemos observar el “espontaneismo”, en las formas de relacionarse con otros, con el trabajo, los contenidos, etc.; y el “escepticismo” ante el aprendizaje escolarizado dado los reiterados fracasos en la escuela primaria. De allí frases como: “…mi hijo no tiene cabeza”, “Esto no es para mí.”, “…para que me sirve.”, “No tengo ganas.”, etc.

Impacto que se logró en la calidad de vida del grupo:

En los últimos 5 años concurrieron a nuestra escuela un promedio de 110 alumnos por año. En este período completaron su nivel primario 28 alumnos según el siguiente detalle: 16 egresados entre 14 y 20 años 3 egresados entre 21 y 30 años 4 egresados entre 31 y 40 años 4 egresados entre 41 y 50 años 2 egresados entre 51y 60 años Varios de estos egresados continuaron sus estudios de nivel secundario en escuelas para jóvenes y adultos. 43 alumnos acreditaron conocimientos en los distintos oficios como Aprendices Adelantados de carpintería, herrería, cocina y costura. 27 alumnos acreditaron conocimientos como operadores de PC (Word, Excel y Power Point). En cuanto al resto de los alumnos que no están incluidos en los logros de terminalidad de etapas educativas, es importante destacar la permanencia en el sistema independientemente de los logros alcanzados, respetando los tiempos personales y las situaciones puntuales que cada uno de ellos presenta razón por la cual vuelven año tras año, aunque permanezcan en el mismo ciclo y que alcancen la acreditación final luego de 5 ó 6 años en el Taller. Hay que tener en cuenta que pasaron por períodos similares en la escuela primaria común y fueron excluidos. También hay que considerar que comienzan a ser reinsertados en el sistema laboral a través de pequeños proyectos con tutorías, aunque aún no hayan alcanzado las competencias básicas necesarias para desenvolverse autónomamente. A partir de nuestra modalidad de trabajo y propuesta pedagógica de aula – taller, que luego detallaremos, logramos reinsertar en el sistema educativo formal a muchos alumnos que habían abandonado la escolaridad común o que habían sido excluidos del mismo por diversas problemáticas. Entre ellas podemos citar las más comunes: - Sobreedad - Repitencia crónica - Problemas de conducta - Problemas de aprendizaje - Deserción. - Conflictos con la ley A través de un enfoque integrado del aprendizaje intentamos que los alumnos modifiquen el modo de pensarse a sí mismos y revalorizar lo que cada uno puede dar. Este enfoque incluye, además de lo pactado curricularmente en el aula y los talleres de oficios, distintos espacios tendientes a promover la escucha, la participación solidaria y el involucramiento ciudadano: asambleas de alumnos, encuentros deportivos, muestras públicas de trabajos, emprendimientos productivos, proyectos de aprendizaje y servicio solidario, participación en encuentros de jóvenes, organización de eventos y actos patrios, etc.

Aspectos creativos o diferenciales de la práctica:

El primer aspecto que mencionaremos tiene que ver con las variaciones concretas respecto a lo que establece la modalidad. Nuestra carga horaria duplica la establecida curricularmente llevándola de 2 a 4 horas reloj de trabajo frente a alumnos abarcando 2 turnos (tarde y noche) ampliando la oferta tradicional del turno noche. Otra diferencia básica radica en la reestructuración de los tradicionales talleres laborales que la modalidad brinda como una opción separada de la escolaridad, dirigida a personas que ya completaron su primaria básica. En nuestro caso, los talleres han sido incorporados al espacio curricular permitiendo el acceso a los mismos con la escolaridad incompleta, siendo implementados como una herramienta de alfabetización y aprendizaje además de capacitación laboral. Tampoco contempla la propuesta oficial para jóvenes y adultos, la educación física, lo que nosotros interpretamos como una clara discriminación al sector atendido. Nuestro proyecto incluye un estímulo semanal de dicha materia al igual que clases semanales de computación a cargo de un profesor especializado. Para una mejor explicitación de la propuesta trataremos de abordarla desde distintos puntos de vista: a) Modelo pedagógico: Implementamos como forma de trabajo la modalidad aula-taller, entendiendo por esto una metodología de trabajo integrada y complementada entre el docente de ciclo y el maestro de taller, planificando y seleccionando contenidos funcionales que deriven en situaciones problemáticas concretas y proyectos cercanos a la realidad de nuestros alumnos. Cuando el alumno ingresa a la escuela tiene la posibilidad de escoger, según sus intereses, uno de los talleres disponibles. Esto va conformando grupos heterogéneos en cuanto a su nivel de aprendizaje escolar, pero con un punto que será común a todos: el interés por un oficio en particular. De este modo el maestro del taller y el docente de ciclo trabajan en forma conjunta con un grupo determinado (por ejemplo los alumnos que asisten al taller de herrería), los cuales forman una sección múltiple y comparten los espacios de trabajo y aprendizaje trasladando el aula al taller y viceversa. Esta forma de trabajo se garantiza a través de una labor en equipo entre ambos docentes, con una planificación coordinada y dinámica entre ambos espacios y conformando una sólida pareja pedagógica. Creemos que nuestra oferta pedagógica debe partir de las necesidades que el joven y el adulto perciben en su ambiente y de los problemas que deben solucionar apoyados en su propio bagaje cultural: el trabajo. Así su aprendizaje se resignificará y podrá utilizar lo aprendido como un instrumento para sortear nuevos obstáculos. Planteando el logro de aprendizajes más ligados a la práctica como los que se ponen en juego en el desarrollo de talleres, se lograrán mejores resultados, ya que además están relacionados con su cotidianeidad, los que los vuelve significativos. De esta manera se le da la posibilidad al joven o al adulto de poner en juego sus saberes y habilidades, sacarlos a la luz, modificarlos y enriquecerlos para hacer realidad el aprendizaje – haciendo. Esto permitirá que el alumno redescubra su capacidad de aprender a través del oficio, empiece a recuperar la confianza y vuelva a reconocer a la escuela como un lugar donde se puede crecer. De esta manera es posible que se anime a acercarse nuevamente al aula convencional, a lo curricular, al libro, al mapa, a la carpeta. Podemos decir que más que un modo de enseñanza es una manera de aprender de manera significativa (un acto de recreación, de resignificación de significados). Aquí no se manipula ni domina al alumno pero tampoco se lo deja a su suerte. No se niega la dirección del educador en la relación educativa porque esa es su responsabilidad profesional: buscar el mejor modo de aprendizaje. “Adherimos a un cambio que se encause en el sentido de la humanización verdadera del hombre, en su ser más o queda a favor de la permanencia” P.freire. Dentro de todo este contexto, la Educación Popular juega un rol fundamental en nuestra práctica docente y merece un párrafo aparte: Año tras año tratamos de incluir en nuestro establecimiento a aquellos jóvenes y adultos que, por diversas razones, han quedado afuera del sistema educativo formal antes de haber adquirido las herramientas básicas que les permitan desempeñarse con relativo éxito en el trabajo y participar activamente en acontecimientos sociales y culturales. En una realidad donde la “cultura del trabajo” está prácticamente “borrada” de la vida cotidiana de nuestros alumnos, resulta altamente complicado transmitirles los valores que actúan de nexo entre el estudio y la posibilidad de conseguir un trabajo digno. Si lo observamos desde esta óptica podemos decir que este discurso está prácticamente agotado: estudiar no garantiza hoy la posibilidad de conseguir un trabajo. A raíz de este análisis, sostenemos que es necesario tratar de encontrar la forma de mostrar a nuestros alumnos la incidencia, directa o indirecta, que puede llegar a tener la educación para intentar modificar esta complicada realidad. Frente a este panorama, la Educación Popular se posiciona fuertemente en nuestro hacer: ser docente en esta realidad implica ver a la educación como un acto político, en el cual el acontecer económico y social se transforman en temas de estudio a la vez que propician la participación del docente en la vida de la comunidad más allá de los límites del aula y la escuela. La teoría, la reflexión y la práctica deben ayudar a la transformación de la realidad de los alumnos. Los temas generadores tienen que surgir de los problemas que ellos consideren relevantes. Para esto debemos partir de la convicción de que la realidad es dialéctica, es decir que es una totalidad relacionada, dinámica y contradictoria. Por otro lado es importante el vínculo de lo manual con lo intelectual, es decir, la formación manual dialécticamente vinculada a la formación política, porque el dominio técnico es tan importante para la capacitación laboral como lo es la formación política para el ciudadano para poder intentar leer el mundo, entender las condiciones de vida para poder transformar esas condiciones de opresión o exclusión. Desde esta perspectiva, Freire toma en cuenta las necesidades y problemas de las comunidades, es decir, contextualiza la acción educativa a la población con la que se trabaja. Ello implica respetar su cultura, rescatar el valor de lo que saben, problematizar aspectos de la cotidianeidad que a veces están naturalizados y paralizan el accionar de las personas. Entonces, al tomar en cuenta las necesidades y problemas de las personas y comunidades introduce el concepto de igualdad, que implica reconocer y abordar las diferencias de género, sociales, étnicas y culturales. Se define así una propuesta de alfabetización que no excluye a nadie y que enseña y promueve la convivencia con la diversidad, rescatando de esa forma el verdadero sentido democrático. Ligados a esta concepción se encuentran los proyectos de Aprendizaje y Servicio Solidario, como una metodología destinada a promover e integrar las problemáticas sociales a través de un servicio solidario protagonizado por los estudiantes, destinado a cubrir las necesidades reales de la comunidad y planificado en forma integrada con el currículum, en función de mejorar la calidad de los aprendizajes. b) Espacios de contención: - Educación Física: A partir del año 2000 comenzamos a trabajar en forma conjunta con la Carrera del Profesorado en Educación Física de la Universidad Nacional del Comahue, con el Centro Regional Universitario Bariloche (CRUB), a través de un convenio realizado con la cátedra de Practicas de la Enseñanza II. En el marco de este proyecto, alumnos practicantes, futuros profesores de dicha carrera, toman a su cargo las actividades educativas supervisados, observados y orientados por los tutores responsables de la universidad y apoyados por docentes de la institución. Esta experiencia ha dado resultados muy positivos en cuanto a: -Adquisición de habilidades corporales-motoras. -Mejoramiento de la coordinación motriz. -Los aprendizajes de nuevas y desconocidas habilidades y deportes. -La resistencia frente al trabajo motor determinado. -Promover la adquisición de diferentes aprendizajes actitudinales, significativos frente a las necesidades de este contexto en particular, como por ejemplo el mejoramiento de la autoestima; consolidar y aceptar nuevas pautas de trabajo; mejorar el espíritu de equipo; valorar, generar y respetar reglas de juego; mejorar la tolerancia frente al error, los conflictos; mejorar la expresión corporal, gestual y verbal; aceptar nuevos desafíos o situaciones de incertidumbre a través de experiencias innovadoras, etc. Consideramos que estos logros favorecen el desarrollo personal de manera integral, posibilitando una educación de mayor calidad al considerar al cuerpo desde la mirada pedagógica de la Educación Física. - Muestras públicas: Desde hace 10 años realizamos una muestra anual en el Salón Comunitario de Usos Múltiples (Scum), un edificio municipal céntrico reconocido por la sociedad barilochense como un espacio de gran interés social y cultural. También participamos en la muestra anual de la Semana de la Educación Técnica organizada por las escuelas técnicas de nivel medio. Los grupos productivos participan de diversas ferias comunitarias y barriales que funcionan los fines de semana. Allí ofrecen sus productos a la vez que se promociona la oferta educativa de la escuela. Consideramos que estos proyectos promueven la participación y el protagonismo de alumnos y docentes fomentando la organización de los grupos, el intercambio de cocimientos, la comunicación, la integración, la toma de desiciones, el compromiso y el protagonismo. Ponen en juego la capacidad organizativa y la acción organizadora, permiten formar equipos de trabajo, buscar estrategias y soluciones y genera espacios de reflexión muy importantes. -Salidas educativas y paseos: Durante todo el transcurso del año se realizan diversas salidas educativas en la ciudad y la región, relacionadas con el aprendizaje del oficio: visitas a aserraderos, locales gastronómicos, fábricas de aberturas, emprendimientos familiares comerciales, etc. También organizamos paseos que permiten a los alumnos conocer y disfrutar el privilegiado entorno natural que nos rodea y al cual tienen pocas posibilidades de acceso a pesar de vivir aquí y formar parte de la comunidad. Copa Amistad: Este Proyecto se inició el año 2005 junto con el Taller Enrique Angelelli, una escuela con características similares a la nuestra en lo que se refiere a la propuesta y las características de los alumnos con el objetivo de afianzar los vínculos entre los jóvenes de ambas instituciones a través de prácticas deportivas realizadas en una jornada especialmente planificada para ese efecto. El encuentro es coordinado por los docentes y organizado por los propios alumnos a través de asambleas, elección de delegados y reuniones conjuntas. Allí deciden que deportes disputar y con qué reglas. Se realizan 2 en el año, en 2 fechas escogidas por su significación institucional: el 1 de mayo y el 21 de septiembre. -Fútbol Callejero: Somos integrantes de la Liga Nacional de Fútbol Callejero, porque consideramos que la metodología que sustenta esta propuesta es facilitadora para llevar adelante una tarea cultural y educativa que ayude a mejorar la relación entre los adolescentes y jóvenes. A partir de esta forma de jugar, intentamos trabajar el deporte como una herramienta fundamental para promover aspectos como la solidaridad, la no violencia y el trabajo en equipo, promoviendo la resolución de conflictos a través de la reflexión y ubicando a los valores como el eje principal a considerar en todas las actividades. La presión de la competición deportiva alimentada por muchos dirigentes adultos y por los medios de comunicación, ha ido logrando que los jóvenes vayan dejando de lado el principal objetivo de este deporte: el disfrute del juego por el juego mismo. A través de la dinámica del Fútbol Callejero logramos que ellos descubran que hay algo más importante que el resultado: disfrutar del juego. Por eso en el puntaje de cada partido se reconoce la habilidad de los jugadores, la cooperación dentro de cada equipo y la solidaridad con el adversario. Se juega con equipos mixtos (cada equipo debe incluir por lo menos 2 mujeres) y no existe el referí, los mismos jugadores deben acordar las reglas antes de cada partido y comprometerse a respetarlas durante el juego. Esto les permite la interpretación de la lógica del juego y la resolución democrática de los conflictos. Esta dinámica incluye, junto con el juego, expresiones culturales tales como la música, la plástica y la comunicación, que se desarrollan en el entorno de los partidos. Nuestros equipos participan de la liga local durante los fines de semana, además de tener espacios de entrenamientos semanales. Representantes de nuestros alumnos participaron en el 1º Encuentro Sudamericano realizado en Buenos Aires en el año 2005, en el 1º Encuentro Nacional que se llevó a cabo en Bariloche en febrero del 2006 y el reciente 2º Encuentro Nacional en la provincia de Mendoza jugado en febrero del 2008. - Cine debate: Es una actividad extraescolar en la cual proyectamos distintas películas propuestas por docentes y alumnos, con el objetivo de promover la palabra, generar debate y disfrutar de un momento agradable. c) Reflexión sobre la práctica Retomando los postulados de la Educación Popular antes mencionados, todos estamos de acuerdo en que queremos una escuela que construya conocimiento desde la praxis, que mantenga una concepción espiralada y dialéctica de la educación, de acción- reflexión. Esto supone partir de la realidad, considerando los saberes de experiencia vivida, haciéndonos unas primeras preguntas, incorporando marco teórico que nos permita ir teorizando, conceptualizando y volviendo a la práctica con nuevas propuestas de las que surgirán nuevas preguntas. Para esto necesitamos ejercitar la capacidad de autocrítica, de evaluación en espacios abiertos y compartidos. Consideramos importantes construir espacios de diálogos comunes, tanto entre docentes como con alumnos y padres. Para tal fin levamos adelante los siguientes encuentros: Reunión semanal de cada pareja pedagógica. Reunión semanal de todos los docentes (aula y Taller) que comparten un mismo turno. -Reunión mensual de todos los integrantes de la institución. -Asambleas permanentes de alumnos. También participamos en propuestas de capacitación docente relacionas a nuestra labor y las problemáticas que más nos ocupan: Sexualidad, abuso, prevención de adicciones, primeros auxilios psicológicos, actualización académica y especialización en educación de jóvenes y adultos entre otros temas.

Principales obstáculos o desafíos que encontraron o encuentran para el desarrollo de la práctica:

-La diversidad de edad de los alumnos. -La multiplicidad de problemáticas sociales que los caracterizan. -La falta de apoyo técnico necesario (Psicológico, Psicopedagógico y social) -La infraestructura, equipamiento e insumos necesarios para sostener la propuesta pedagógica) Con respecto a la diversidad de edades e intereses de los alumnos, implementamos 2 turnos de trabajo: tarde y noche. De esta manera logramos en el turno tarde incorporar a los adolescentes entre los 13 y los 16 años, que es la franja etárea que más a crecido en los últimos años y la más complicada en cuanto a su situación de abandono y riesgo social (conflictos con la ley, adicciones, familias desmembradas, etc.) El turno noche es ocupado principalmente por los jóvenes de 17 a 25 años, ya que estos manifiestan la necesidad de encontrar alguna salida laboral durante el día (aunque no todos trabajan). En cuanto a los adultos, se reparten en ambos turnos según su organización familiar o laboral. Por ejemplo, hemos descubierto que la mayoría de las mujeres que son mamás prefieren acudir en el turno tarde, ya que sus hijos en ese momento se encuentran en la escuela y tienen más tiempo. Pasa lo mismo con las mamás adolescentes, ya que en ese horario sus hijos pueden quedar en la escuela infantil que funciona en nuestro barrio. En cambio los varones adultos prefieren asistir a la noche. Pero esta regla no es totalmente fija y puede adaptarse a las necesidades de cada uno. La multiplicidad de problemáticas sociales que adolecen gran parte de nuestros alumnos tales como la violencia familiar, el abuso, el alcoholismo, el abandono familiar, la drogadicción y la delincuencia, entre otros, representan para nosotros el principal obstáculo y a la vez el gran desafío a emprender. Nuestra propuesta pedagógica apunta principalmente a generar un espacio de aprendizaje que no niegue ni oculte la realidad, sino que intente, a partir de afrontar las dificultades, la construcción de un proyecto de vida en el que todos estemos incluidos. Pero nos equivocamos cuando pensamos que desde la escuela podemos intentar revertir la difícil situación antes mencionada si no contamos, nosotros y nuestros alumnos, con el acompañamiento y el apoyo necesario de técnicos profesionales. Esta es una de las mayores dificultades con las que nos encontramos en el día a día. Gran parte de nuestros alumnos necesitan, además del espacio educativo, un estado que los asista en las diversas situaciones antes planteadas para que puedan salir adelante. Al no existir esta posibilidad, no al menos en forma efectiva y a la altura de las necesidades, la tarea educativa se torna muy difícil, y es muy posible que, en algunos casos, nos lleve nuevamente ante un nuevo fracaso. La infraestructura, el equipamiento y los insumos de los talleres son fundamentales para el sostenimiento de nuestra propuesta pedagógica. Nuestra escuela cuenta con talleres equipados de: carpintería, herrería, cocina, computación, artesanías y costura. Al ser la nuestra una escuela Pública de Gestión Social totalmente gratuita y sin asociación cooperadora, la gestión de recursos es un pilar fundamental para su funcionamiento ya que no contamos con un aporte fijo que nos lo garantice. Esto nos genera al menos un doble problema: -La necesidad de gestionar nos distrae a veces de nuestra función educativa pedagógica restándonos tiempo o consumiendo nuestra energía. -La falta de recursos nos limita y nos obliga a veces a modificar la propuesta originalmente planificada. Una salida alternativa que nos ayuda a resolver parte de este problema es la implementación de pequeños emprendimientos productivos con los alumnos; lo que nos permite ensamblar el proyecto educativo con el trabajo y a la vez generar o reciclar recursos genuinos. Esto nos sirve cuando es una actividad planificada intencionalmente por los docentes y los alumnos, pero cuando está generada por la necesidad de conseguir recursos, no siempre da buenos resultados porque lo productivo puede llegar a condicionar lo educativo debido a que en algunos momentos los alumnos no están preparados para producir, ya que esto implica un dominio avanzado del oficio y la necesidad de asumir un compromiso frente a la tarea planteada. Esto sucede principalmente en los jóvenes y los adolescentes provenientes de las familias más castigadas por la crisis de los 90, los cuales crecieron junto con la desocupación de sus padres y por lo tanto sin modelos culturales de trabajo a seguir ya que todo se circunscribía a los planes sociales de sus padres. En estos casos el objetivo se orienta a la reconstrucción de la cultura del trabajo a través de la recuperación de la autoestima, la internalización de pautas, normas y valores que se fueron perdiendo. Otro obstáculo con el cual nos encontramos, desde el punto de vista de la infraestructura edilicia, es el espacio insufiente para trabajar adecuadamente en algunas aulas y talleres que son de reducidas dimensiones.

Etapas del proyecto - plan de acción - cronograma:

Nuestro Proyecto Educativo, por tratarse de una escuela primaria pública para jóvenes y adultos, se desarrolla principalmente durante todo el ciclo lectivo anual que se extiende de febrero a diciembre, aunque algunas actividades se prolongan durante todos los meses del año. Febrero: -Comienza la elaboración del PEI retomando la evaluación del final del año anterior. -Capacitación docente. -Promoción de la propuesta de la escuela en medios de comunicación, escuelas comunes, organizaciones sociales, recorrido de barrios, etc. -Inscripción de alumnos. -Adecuación y mantenimiento de la infraestructura edilicia. -Inicio de clases. Marzo: -Elaboración de los diagnósticos grupales. -Elaboración del diagnóstico Institucional y avance del PEI. -Confección de planificaciones anuales de trabajo. Abril: -Conclusión del PEI. -Armado de proyectos y puesta en acción de los mismos. -Confección de los PEI de alumnos integrados. Mayo: -Celebración día del Trabajador. -Encuentro Copa Amistad. Julio: -1º evaluación institucional. Agosto: -Revisión y ajustes del PEI de alumnos integrados. Septiembre: -Celebración día del estudiante. -Copa Amistad. Octubre / noviembre: -Muestra anual salón Scum. -Campamentos. Noviembre: - Muestra anual Semana de la Educación Técnica. Diciembre: -Cierre del ciclo lectivo. -Evaluación final. En el mes de febrero y marzo realizamos el diagnóstico institucional que luego será volcado en la construcción de nuestro PEI anual. Paralelamente, y a partir de las problemáticas identificadas y las necesidades a fortalecer, se elaboran las planificaciones de los talleres y los proyectos a desarrollar durante el año. De estas planificaciones surgen las actividades a seguir, los recursos necesarios, los tiempos acordados y demás detalles. Los docentes coordinamos semanalmente nuestra labor educativa por equipos de trabajo, y realizamos reuniones institucionales mensuales para evaluar, capacitarnos y socializar nuestra práctica. Además tenemos 2 momentos fuertes de evaluación que son a mitad de año y al finalizar el ciclo lectivo en diciembre. El primero sirve para reafirmar las líneas de trabajo pautadas al comienzo o realizar correcciones. El segundo momento nos permite sentar las bases para el inicio del siguiente año de trabajo.

Recursos para el desarrollo de la experiencia:

Horas institucionales: de lunes a viernes de 14:00 hs. A 22:00 hs. Horas extra institucionales y tareas voluntarias: todas aquellas tareas que los alumnos desarrollan fuera del horario escolar relacionadas con el proyecto, son acompañadas por los docentes: encuentros deportivos, participación en ferias artesanales, muestras institucionales, encuentros culturales, campamentos, salidas educativas. Estas se llevan a cabo principalmente los fines de semana. También se realizan de manera voluntaria y comprometida, fuera del horario de trabajo, visitas familiares, seguimiento de alumnos, acompañamiento a situaciones personales y mantenimiento edilicio de la escuela. Donantes: nuestra escuela cuenta con el apoyo de la Fundación Misión Marianista, quien nos asiste anualmente con $3.000 con el objetivo ayudarnos a sostener nuestra propuesta de aula – taller. No contamos con otra asistencia financiera estable, razón por a cual buscamos a través de la presentación de proyectos y la participación de concursos, la llegada de otros recursos. Por ejemplo, la Fundación Telefónica premió nuestro proyecto “Una biblioteca al alcance de todos” y “Carpinteros solidarios”, asistiéndonos con dinero para libros, máquinas y herramientas. Contamos también con la asistencia técnica voluntaria de una persona que realiza el mantenimiento de nuestra sala de informática. No poseemos asociación cooperadora


¿En el caso de resultar premiada la práctica postulada, en qué invertiría el dinero del premio?
Lo invertiríamos en equipamiento e insumos para garantizar y profundizar nuestra propuesta pedagógica. También necesitamos en forma urgente la ampliación de un aula y un taller cuyas dimensiones limitan la posibilidad de trabajo.




Premio Comunidad Inclusiva 2007


Para mayor información comuníquese con la Fundación La Nación por el (011) 4319-4555 de lunes a viernes de 10 a 16 hs., o por correo electrónico a premiocomunidad@lanacion.org.ar
Copyright 2008 SA LA NACION | Todos los derechos reservados

Fundación LA NACION Banco Galicia Avina Ashoka Arte Vivo