Retención escolar: algo más que tizas y papel

Categoría: Escuela
Ubicación geográfica de desarrollo de la práctica:
Neuquén - Junín de los Andes - Junín de los Andes - Paraje Sancabao

Nombre de la Organización: Centro de Educación Integral San Ignacio - Fundación Cruzada Patagónica
Teléfono: 02944-15 581572
E-mail: info@cruzadapatagonica.org
Localidad: Junín de los Andes
Provincia: Neuquén
Página Web: www.cruzadapatagonica.org

Actores involucrados en la práctica: Personal Rentado
Personal rentado: 25
Personal voluntario abocado a la tarea: 6

Descripción detallada de la práctica basada en la educación como herramienta de inclusión:

La Fundación Cruzada Patagónica desde hace más de 26 años sigue apostando a que la educación es la única igualadora de oportunidades. Es por ello que una de sus Escuelas , el CEI San Ignacio ofrece una alternativa educativa integral en el noroeste patagónico. La realidad indica que el sistema educativo primario rural ( con los debates propios acerca de su calidad ) alcanza a la mayoría de los parajes rurales. Terminar el primario es accesible, lo que resulta una misión casi imposible es contar con alternativas para el nivel medio. Por eso la Fundación decidió aportar a la educación rural esta oferta para 200 alumnos y alumnas del ámbito rural. En concreto el proyecto busca fortalecer y mejorar la tasa de retención escolar particularmente haciendo foco en los 2 primeros años del nivel medio, que es la población escolar con mayor riesgo a discontinuar sus estudios dado que significa un desafío enorme mantenerse en el sistema educativo dado el frágil conocimiento que traen de las escuelas primarias rurales. Sabemos que no hay una única estrategia que logra ello , sino que es a partir de una mirada sumamente integral , en donde una batería de diferentes y diversas acciones logrará los resultados esperados. Para mantener a los alumnos y alumnas en el sistema escolar no alcanzan solamente las herramientas didácticas, aplicadas desde las áreas curriculares, sino también desde las distintas instancias de la vida escolar en las que el/la joven se ve involucrado y puede desarrollar la totalidad de su ser: la residencia estudiantil, los viajes de estudios, las actividades artísticas e interculturales, los encuentros con jóvenes de otras instituciones, las actividades del tiempo libre, las actividades de aprendizaje y servicio en las comunidades, etc. Cuando el estudiante siente que todas sus potencialidades encuentran un lugar de expresión y desarrollo, se siente parte de la escuela y de su gente y gracias a esa pertenencia, los obstáculos del aprendizaje se vuelven más sencillos de enfrentar y de vencer. Creemos oportuno volver a mencionar y aclarar que en nuestro caso el 70 % de la matrícula “vive” literalmente con nosotros, convirtiéndonos en actores fundamentales junto a las familias que los alientan incesantemente , para que lleguen a cumplir con los años de estudios secundarios.

Problema que intentan resolver: Retención escolar

Descripción del grupo al que se intenta favorecer:

La población atendida es la matrícula total del CEI San Ignacio, 200 jóvenes de ambos sexos de entre 12 y 23 años, procedentes de comunidades rurales, mapuche y criollas y zonas urbano marginales de las provincias de Neuquén y Río Negro, para quienes este establecimiento se convierte, en la mayoría de los casos, en la única oportunidad de continuar estudios de nivel medio, gracias a que cuenta con residencias estudiantiles tanto para varones como para mujeres, que es totalmente gratuita y a que su propuesta apunta a la educación integral.Los jóvenes provienen de un radio de entre 10 y 350 km. a la redonda de la escuela. Es muy frecuente que los padres de los jóvenes sean analfabetos o cuenten con la escolaridad primaria incompleta, con lo cual es escaso el apoyo que pueden brindar a sus hijos en cuestiones académicas. Las familias, en su mayoría dedicadas a la cría de ganado, la artesanía o la subsistencia a través de subsidios, depositan en la escuela las esperanzas de que sus hijos tengan más y mejores herramientas para defenderse en un mundo altamente competitivo. Los niños y niñas ingresantes presentan déficit en sus niveles de conocimientos y en sus hábitos de estudio. Sin descuidar los años subsiguientes, debemos focalizar todavía más nuestros esfuerzos en los dos primeros años y en tiempo previo al ingreso al secundario, por lo cual los vínculos con las escuelas primarias, las comisiones directivas de las comunidades Mapuches y las familias deben fortalecerse y planificarse con anterioridad.

Impacto que se logró en la calidad de vida del grupo:

Como antecendete podemos citar que las distintas estrategias implementadas en los últimos cinco ciclos lectivos han resultado en una baja significativa de los índices de abandono, disminuyendo del 26% en el ciclo lectivo 2000-2001 al 10% en el ciclo 2006-2007 lo que alienta para pensar que si se profundizan, mejoran y arraigan definitivamente en la vida de la Escuela definitivamente podremos torcer la tendencia de alta deserción en estos primeros años junto a nosotros. Los jóvenes que permanecen en la escuela valoran sobre todo el esfuerzo, la dedicación y la voluntad de sus docentes así como la calidad de la enseñanza, tal como lo manifiesta una encuesta tomada sobre una muestra de 51 alumnos en la cual 47 jóvenes de ambos sexos dijeron valorar esos aspectos de la oferta educativa en primer lugar. En la misma encuesta, rescatan como momentos más significativos del año los viajes de estudio, las prácticas a campo, los campamentos y las actividades que facilitaron estrechar lazos entre compañeros y con profesores.

Aspectos creativos o diferenciales de la práctica:

Dentro de la batería de estrategias descriptas se busca fortalecer y ampliar dos de ellas: 1)las actividades de prácticas concreta a campo y 2) los talleres extraprogramáticos que vinculan las ciencias naturales con el cuidado del medio ambiente. Hemos comprobado que ambos tipos de actividades ponen al descubierto valores y capacidades de loa jóvenes que tal vez no surjan con frecuencia en el común de las clases. Compromiso, solidaridad, capacidad de trabajo en equipo, conciencia ciudadana y comunitaria se ponen en juego tanto en las prácticas de aprendizaje y servicio como en los talleres de atado de moscas para la pesca deportiva y reciclado de envases descartables. Las prácticas a campo permiten ofrecer un servicio genuino a los pobladores de las comunidades rurales de las que provienen los mismos jóvenes; poder transmitir a vecinos y familiares conocimientos referidos a la construcción y manejo de invernaderos (fundamentales en esta zona para proveerse de verdudas frescas), a la elaboración de conservas de carnes y hortalizas o a la producción de pollos parrileros, permite valorar durante el proceso mismo de aprendizaje lo que uno es capaz de hacer y lo que significa acceder a la educación, afianzando la autoestima y promoviendo la proyección hacia futuras metas. El taller de atado de moscas para la pesca deportiva, basado en conocimeintos adquiridos en el área de las Ciencias Naturales, a través de la observación directa de nuestro entorno natural y las especies que en él habitan, provee a los jóvenes de un espacio donde además de pasar el tiempo de manera útil y entretenida, se van haciendo de un oficio cuyo producto es muy preciado por pescadores de todas las latitudes. Por otra parte, el taller de reciclado, también extraprogramático y basado en la toma de datos del medio ambiente en cuanto a niveles de degradación de suelos y aguas, cuenta cada vez con más adeptos que, además de clasificar y preparar para reciclar envases pets, blosas y cartones, van investigando formas de tratar los residuos y de difundir buenas prácticas tanto en los ámbitos urbanos como rurales.

Principales obstáculos o desafíos que encontraron o encuentran para el desarrollo de la práctica:

- Pocos estímulos previos presentes en los jóvenes hacia el estudio y el desarrollo de proyectos propios (escasa visión de futuro, desagno, baja autoestima. - Poca presencia activa de las familias en la vida escolar, por razones de distancia o de poca o nula alfabetización. - Dificultades, por razones de distancia y costos, de acceder a capacitaciones docentes sobre temáticas específicas. - Falta de insumos suficientes para desarrollar las distintas actividades. Se busca revertirlos y/o afrontarlos a través de las estrategias planteadas en la etapas del proyecto.

Etapas del proyecto - plan de acción - cronograma:

Septiembre 2008: Periodo de Ambientación y Diagnóstico Inicial (PADI) para alumnos ingresantes (dos semanas); Principios de Septiembre 2008: Planificación de las áreas e inclusión de las salidas a campo, detallando objetivos, aparjes a cubri y actividades a realizar pre y post salidas. Mediados de septeimbre y continúa: comienzo de los talleres extraprogramáticos de Atado de Moscas y Reciclado de Residuos. Octubre 2008: reuniones por parajes rurales con las familias y las autoridades locales, relevando necesidades que podrían trabajarse desde la escuela. Diseño de material didáctico específico. Capacitaciones docentes en jornadas institucionales Noviembre a abril: Inicio de las prácticas a campo de aprendizaje y servicio. Además en esas fechas se realizan los viajes de estudio y campamentos educativos. MAyo 2009: Visita a las escuelas primarias rurales (calendario septeimbre-mayo)y entrevista con sus directivos para analizar juntos la situación académica de los alumnos antes de su egreso. Fines de MAyo y Junio: Evaluación institucional de la implementación del plan anual. Análisis de procesos y resultados. Exposición abierta a la comunidad de los trabajos de los alumnos. Muestra fotográfica. Junio 2009: Entrevista personalizada con candidatos a ingresar y sus padres; diseño y publicación de material específico de repaso (Lengua y Matemática) para ingresantes

Recursos para el desarrollo de la experiencia:

Recursos humanos: todo el personal de planta de la escuela (alrededor de 50, docentes y administrativos, se encuentran involucrados en el proyecto. Asimismo, contamos con la colaboración de personal voluntario que rotativamente se suma a la propuesta e distintos momentos (Programa de Voluntariado). Recursos financieros: la propuesta de la escuela se sustenta con el apoyo de la Pcia. de Neuquén que aporta los fondos para el 80% de los sueldos, los alimentos, la calefacción y el combustble para los traslados. El resto de los fondos necesarios para sostener las acciones (material didáctico, equipamiento, mantenimiento edilicio, mantenimiento de vehículos, gastos administrativos, etc.)se consigue a través de proyectos a terceros (donantes particulares, empresas, organizaciones nacionales e internacionales). Las familias que pueden aportan con una colaboración voluntaria o con insumos(generalmente, alimentos).


¿En el caso de resultar premiada la práctica postulada, en qué invertiría el dinero del premio?
- adquisición de material didáctico específico para las prácticas a campo y los talleres (bibliografía, insumos para el laboratorio, insumos para el atado de moscas); - material e insumos de papelería para el desarrollo de material propio (cartillas, cuadernillos, guías, etc.); - capacitaciones para el personal docente y asistentes de las residencias estudiantiles en temáticas específicas de las práctcias propuestas; - insumos para los viajes a campo.




Premio Comunidad Inclusiva 2007


Para mayor información comuníquese con la Fundación La Nación por el (011) 4319-4555 de lunes a viernes de 10 a 16 hs., o por correo electrónico a premiocomunidad@lanacion.org.ar
Copyright 2008 SA LA NACION | Todos los derechos reservados

Fundación LA NACION Banco Galicia Avina Ashoka Arte Vivo