Premio Comunidad Inclusiva 2007
Fundación Diario La Nación

Atención Integral a niños y jóvenes en situación de riesgo

  • Desarrollo Comunitario / Salud / Género
  • Argentina - Corrientes - Goya
    Contacto: Hermana Nidia E. Domínguez, Equipo Diocesano San Ramón.
    Teléfono: 03777-422563/03777-15479715. Dirección: Belgrano 1260, CP: 3450, Goya, Corrientes
    E-mail: edsr@arnet.com.ar.

    Actores involucrados en la práctica:
    Individuos, ONG, Juzgados, Hospital, Municipio.
    Explicación de cómo y por qué nace la práctica:
    El E.D.S.R nace a partir de una coyuntura concreta, la del tráfico de niños, que tuvo su auge en 1.994. En ese momento el E.D.S.R. se denominaba Equipo San Ramón -E.S.R- de asistencia y adopción y estaba conformado por una psicóloga, un abogado y un trabajador social. El objetivo del E.S.R era acompañar a las jóvenes mamás que querían dar a sus hijos en adopción. Si bien se comprobó que brindando escucha y apoyo en todo el proceso de gestación, acompañando a los controles médicos, entablando diálogo con los padres, las adolescentes no entregaban a sus hijos, se re-vinculaban con su familia y/o pareja, también se encontraron casos donde la joven era expulsada o no tenía una familia que la contenga y no se contaba con un espacio para alojarlas.

    En el ´96 Monseñor Stockler, oficializa el E.S.R, mediante un decreto, para avalar el trabajo que se venía realizando y para representar a la diócesis en el Secretariado Nacional para la Familia dependiente del Episcopado Nacional. Abocados a la tarea de encontrar albergue para las jóvenes surge la propuesta de comprar una casa destinada al trabajo del E.D.S.R. a través de un convenio entre el Consejo Nacional del Menor y la Familia, la Dirección de Minoridad de Corrientes y el Obispado de Goya. A comienzos de 1.997 se iniciaron las entrevistas a las futuras operadoras y los talleres de capacitación (a cargo del E.S.R) en el tema de niñez y adolescencia en situación de riesgo. Dicha capacitación continuó a cargo de los delegados de la Dirección de Minoridad y finalizó con una pasantía en el hogar Giselle Shou, de Buenos Aires.

    En septiembre del ´97 se inaugura la Casa de la Madre Adolescente María de Belén, que albergaba a aquellas jóvenes en situación de riesgo, embarazadas o con un hijo ya nacido. Se les brindaba una atención integral, apoyo en el restablecimiento de su autoestima y del mejoramiento del vínculo madre- hijo, transmisión de normas de conducta, cuidado de su cuerpo, respeto, solidaridad, restablecimiento de relaciones socio-afectivas, capacitación en talleres, atención médica- psicológica- espiritual. Esto con el objeto de lograr la reinserción social: sea a su familia de origen, con su pareja, con referentes efectivos o viviendo sola con su hijo. Desde esta nueva tarea emprendida se vio la necesidad de trabajar, además de la reinserción, en la prevención para evitar la institucionalización. A fines del año 1.998 se comenzó a organizar el trabajo de prevención. Se seleccionó el barrio Sarmiento ya que la mayoría de la población que había pasado por el Hogar (casos externos e internos) provenía de esa zona. Se inició el trabajo de campo visitando las distintas instituciones estatales, organizaciones de la Sociedad Civil y grupos comunitarios existente.

    Durante tres años el Hogar albergó a más de 40 madres adolescentes en situación de riesgo, sin embargo en el año 2.000 y con la experiencia de los años transcurridos se comenzó a notar una resistencia a la "internación", tanto por parte de las adolescentes, como así también, en algunos casos de sus familiares. Las jóvenes manifestaban sentirse invadidas, agredidas, ya que debían despojarse de su propio habitad dejando costumbres, relaciones, etc para recibir una modalidad totalmente nueva de vida.

    Si bien en su momento, dada la realidad social e histórica de la ciudad de Goya, fue necesaria la creación del Hogar, para el año 2001 tal problemática parecía no ser el centro de demanda poblacional, por tal motivo el ESR consideró la necesidad de transformar el Hogar en un Centro de Día, en el cual además de las madres adolescentes han estado participando jóvenes de ambos sexos. Esta transformación fue posible gracias al financiamiento otorgado por el Consejo Nacional del Menor y la Familia a través del Programa de Atención a Menores en Riesgo -PROAME-. Desde entonces el Equipo San Ramón cambió su nombre por Equipo Diocesano San Ramón -EDSR-.

    A partir de diciembre del 2006 finalizo el financiamiento proveniente del PROAME por lo tanto la organización se encuentra buscando constantemente recursos para poder continuar la atención integral de los beneficiarios.

    Descripción detallada de la práctica:
    El proyecto se lleva a cabo mediante dos líneas definidas y complementarlas de acción: Promoción/ Prevención de Derechos y Asistencia Jurídica (Equipo interdisciplinario). Atención integral a jóvenes y a madres adolescentes (Centro de Día). El proyecto apunta a la implementación de un trabajo de prevención, orientación y asistencia terapéutica a las familias en situación de riesgo, consideradas como aquellas en que sus miembros más vulnerables están en riesgo de violación o amenaza a la integridad física, psicológica y moral. Se atiende a la familia para invertir el modo de acción predominante, (dónde se institucionaliza al niño y adolescente, no tratándose las causas que están en la familia).

    A continuación se describe de manera breve de que manera se lleva a cabo el trabajo de las 2 líneas de acción.

    Centro de Día "María de Belén": tiene por objetivo posibilitar un adecuado desempeño en la vida cotidiana de los jóvenes, mediante la implementación de actividades tendientes a alcanzar y mantener el máximo desarrollo posible de sus potencialidades, lograr un mayor nivel de autovalimiento, independencia, demostrando que el aprendizaje los hará crecer en libertad. Se les brinda a los beneficiarios un tratamiento integral focalizado en el fortalecimiento del vínculo del/la joven en relación a su familia o referente y en el caso de las madres en la relación con su hijo, apuntando a la adquisición de hábitos hacia el niño, estimulando fundamentalmente el contacto afectivo. La atención se ofrece en un marco de cuidado del cuerpo, normas y valores de convivencia, respeto, solidaridad, control de la agresividad, valorización de la propia persona y del prójimo, casi todos ausentes en el medio del que provienen las menores.

    La Psicóloga realiza el tratamiento con los adolescentes que así lo requieran apuntando a la superación de angustias vividas a lo largo de su historia (golpes, abusos, explotación, prostitución, incesto, etc.). La Asistente Social trabaja en la reparación y fortalecimiento de vínculos familiares y /o generación de nuevos vínculos (afectivos-laborales), que apuntale a las adolescentes en su reinserción social. El Centro de Día cuenta con el apoyo y con la atención del Equipo Interdisciplinario. Así como también se han creado lazos con organizaciones gubernamentales (Hospital, Municipio, Juzgados, etc.) y con otras ONG. En total trabajan en el Centro 17 personas entre operadoras (se encargan de la complementación alimentaria, del orden y de la limpieza del edificio, así como también se ocupan de atender alas personas que se acercan al Centro para consultas y donaciones), talleristas y maestras jardineras. Se llevan a cabo talleres de: carpintería, Costura y Manualidades, Deportes, Cocina y Nutrición, Estimulación temprana, Teatro, Música y Grupos de Autoayuda para madres adolescentes y jóvenes. También se les ofrece atención médica -pediátrica, ginecológica, clínica, odontológica, etc- necesaria según el caso. Con respecto a la alimentación se entregan viandas a las madres adolescentes y complementación alimentaria (desayuno y merienda) a los beneficiarios que asisten a los talleres.

    Equipo Interdisciplinario: Entendemos por Equipo Interdisciplinario al grupo articulado de profesionales de diferentes disciplinas en un mismo espacio de trabajo (en este caso se encuentra conformado por un abogado, una psicóloga, una trabajadora social y un médico), convocados por el ejercicio de un accionar conjunto alrededor de una temática definida y de los contenidos de un proyecto. Se realiza una reunión interdisciplinaria semanal donde los profesionales comparten la información de los casos tratados por cada uno de ellos y pueden compensar, reflexivamente las posibles rectificaciones y/o ratificaciones necesarias en sus procesos particulares, buscando constantemente el mejoramiento de las acciones y las respuestas pertinentes. El equipo atiende los casos derivados de los juzgados, asesorías de menores y defensoría de pobres; del Hospital Zonal, CAPS y salas de primeros auxilios, de escuelas, entre otras instituciones. También los casos de presentación espontánea. Asimismo, el Equipo prepara periódicamente charlas sobre temas con los que trabaja, como ser, derecho a la educación, a la salud y a la justicia, derechos de los niños, violencia familiar, paternidad responsable, etc, las cuales se realizan tanto para los beneficiarios como para el público en general.

    Problema o necesidad que intenta resolver:
    El trabajo del EDSR busca compensar el desamparo por el cual atraviesan los niños, adolescentes y sus familias en situación de riesgo social.

    Impacto que se logró o espera lograr en la calidad de vida de las personas excluidas:
    Con la existencia del EDSR los niños, jóvenes y las madres adolescentes tienen un lugar adonde recurrir, una institución de la cual se sienten parte y donde reciben la atención que necesitan por parte de los talleristas y del Equipo Interdisciplinario. Mediante la implementación de las líneas de acción logramos que:
    - 260 adolescentes participaron de los talleres brindados en el Centro de Día.
    - 188 niños de 0 a 5 años han asistido al taller de Estimulación Temprana del Centro.
    - Casi 500 adolescentes, madres y padres, profesionales que trabajan con jóvenes han sido informados y/o capacitados en la problemática a través de las charlas brindadas.
    - 130 adolescentes recibieron atención integral por parte del Equipo Interdisciplinario.

    Aspectos innovadores o replicables de la experiencia:
    La existencia de un Equipo Interdisciplinario garantiza una mirada integral sobre los niños y jóvenes de modo de atender la problemática social que es parte de su realidad (violencia, marginación, deserción escolar, abandono de parte de su familia, embarazos, mala alimentación, entre otras cuestiones). A la vez que los casos tratados por los profesionales pueden tener un seguimiento cuando los beneficiarios participan de las actividades del Centro de Día.

    Principales obstáculos o desafíos que presenta la práctica:
    Las actividades de promoción y prevención así como la atención integral requieren la presencia de profesionales especializados en la problemática. Si bien el trabajo voluntario es posible, para llevar a cabo un trabajo serio, continuo y con dedicación se requieren recursos humanos remunerados. Esto representa un problema ya que ningún programa social gubernamental (excepto el PROAME que ya finalizó) destina un porcentaje importante de su presupuesto a los recursos humanos. Esto trae como consecuencia la necesidad de parte del EDSR de buscar permanentemente fondos para mantener al equipo de profesionales comprometidos en la tarea.

    ¿En el caso de resultar premiada la práctica postulada, en qué invertirá el premio?
    Se invertiría en los recursos humanos.



    premiocomunidad@lanacion.org.ar
    Ver Web Site Alejandro Marmo
    Copyright 2018 SA LA NACION | Todos los derechos reservados