Premio Comunidad Inclusiva 2007
Fundación Diario La Nación

La Tecnología para mejorar la calidad de vida de las familias rurales

  • Desarrollo Comunitario / Ciencia y Tecnología
  • Argentina - Río Negro - Paraje Pilquiniyeu del Limay
    Contacto: Claudio Eduardo Simari.
    Teléfono: (02944) 442724.
    E-mail: claudio_simari@yahoo.com.ar.

    Actores involucrados en la práctica:
    Alumnos y profesores del Instituto de Formación Docente Continua Bariloche, jóvenes, en su totalidad egresados del colegio secundario nocturno Don Jaime de Nevares de Bariloche, el Sr. Consejero de la Zona Andina del CodeCI, particulares que colaboran con fondos, materiales y transporte.
    Explicación de cómo y por qué nace la práctica:
    En el año 2003, a partir de un trabajo institucional desarrollado en el colegio secundario para adultos Don Jaime de Nevares de San Carlos de Bariloche, un grupo de alumnos de 2do. año, al que luego se fueron sumando compañeros de cursos posteriores, confeccionan los equipos e instalan la luz eléctrica y agua en la casa de dos familias del paraje Chenqueniyén (ex ruta nacional Nro 40 km 1270), encargándose posteriormente del mantenimiento de los sistemas instalados y capacitando simultáneamente a las familias beneficiarias para realizar dicho mantenimiento en forma autónoma respecto al grupo que lo instaló. Las familias beneficiarias pertenecen a la etnia mapuche y debido a sus características económicas, les sería imposible por sí solas contar con alguna clase de servicio eléctrico. (dicho con sus propias palabras: “ni esperábamos poder tener la luz..[ ] tener luz es cosa de gente de dinero....”).

    En el caso de este paraje, a una de las casas se le instala la luz eléctrica mediante transformación de la energía eólica, y a la otra mediante transformación de la energía solar. Era el objetivo direccional de dicho proyecto integrar la escolarización de los alumnos participantes del nivel medio de adultos con una actividad de servicio concreto a la comunidad, contextualizando y haciendo significativos numerosos contenidos curriculares de su formación. Precisamente este trabajo fue Mencionado en el año 2003 y luego premiado con el 2do. Puesto en el año 2005 por el premio Presidencial a las Escuelas Solidarias del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, habiendo sido seleccionado entre 3900 experiencias de todo nuestro país, precisamente por sus características de constituir una experiencia de Aprendizaje y Servicio, línea pedagógica estimulada por el Programa Nacional Escuela y Comunidad del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología.

    En el año 2006, recibe el primer premio del concurso Philips Vida entre más de cuarenta experiencias presentadas. Con los recursos de dichos premios, se siguió avanzando, y aunque los alumnos egresaron del establecimiento, quedó conformado un grupo muy motivado de jóvenes para seguir con la experiencia y capacitado para seguir cumpliendo con estos proyectos, lo que excedió con amplitud los objetivos propuestos inicialmente, encontrándonos en la actualidad a punto de instalar la energía eléctrica a las dos familias restantes del paraje Chenqueniyén en los meses de setiembre y octubre de este año. Con dicho grupo de jóvenes, se decide entonces extender la propuesta para ser realizada en otros parajes con alumnos/as del Instituto de Formación Docente Continua de nuestra ciudad, en colaboración con el Consejo de Desarrollo de Comunidades Indígenas (CoDeCI ). Esta nueva etapa es la que motiva nuestra participación en este concurso.

    Descripción detallada de la práctica:
    En el marco de un “EDI” de Tecnología (EDI: Espacios de Definición Institucional; se trata de seminarios y/o talleres que amplían la propuesta de la formación de carrera) a desarrollarse en el Instituto de Formación Docente Continua Bariloche, un grupo de 20 alumnas/os del Instituto, futuras/os maestros de EGB, recibirán la capacitación correspondiente a los contenidos de energía, electricidad, circuitos eléctricos y montaje práctico de los mismos en hogares, aplicando la transformación de la energía solar en eléctrica. Los jóvenes que vienen participando en el proyecto desde el año 2003 y que ya han realizado estas experiencias en el paraje Chenqueniyen, colaborarán en la capacitación, acompañamiento de las alumnas/os del IFDC, y en el diseño, prueba e instalación de los sistemas en casas de familia para grupos familiares que residen en el paraje Pilquiniyeu del Limay, a unos 240 km de nuestra ciudad y que actualmente no poseen luz eléctrica. Para dichos pobladores, no hay en la actualidad perspectiva alguna de que cuenten con ella, dada su situación geográfica y la no existencia de planes gubernamentales para que puedan contar con el servicio eléctrico.

    La formación de carrera de nuestra institución cuenta con dos cátedras de Tecnología, I y II, que son correlativas y de cursada obligatoria. Estas cátedras dictan EDIs y es en dicho marco que se realiza este proyecto. Los talleres de capacitación y preparación previa a la instalación de los sistemas, se llevarán a cabo con los alumnos del IFDC (Instituto de Formación Docente Continua) los días sábados por la mañana. En dichos encuentros, además de los contenidos específicos para la realización, se incluirán momentos de trabajo con profesores que desarrollarán contenidos correspondientes a otras áreas, como la interpretación de los procesos de interculturalidad, tan importantes en el ámbito de nuestra comunidad, en la cual conviven tanto la etnia nativa (mapuche) como los inmigrantes, provenientes de comunidades europeas como de distintos lugares de nuestro país, lo que tiene su correlato en situaciones de vida con fuertes contradicciones culturales, económico-sociales y de calidad de vida, en una ciudad cuyo principal recurso es el turismo de calidad internacional, pero a la vez cuenta con una amplia franja de marginalidad y pobreza en su periferia, integrada por una mayoría de pobladores provenientes de los parajes rurales de nuestra provincia. La población rural se compone casi exclusivamente de familias dedicadas a la crianza de ganado caprino y ovino y por lo tanto su subsistencia es fuertemente dependiente del precio y las condiciones internacionales de la comercialización de la lana.

    Muchos de ellos, ante la incapacidad de garantizar su economía en el campo y cansados del aislamiento, la falta de servicios básicos y el olvido por parte de los responsables de generar políticas de estado, optan por irse de la zona rural y emigrar a las principales ciudades de nuestra provincia. Además de los contenidos propios del área de Tecnología, poder conocer e interpretar esta realidad, es una de las razones de más peso para haber pensado la realización de este proyecto con las/os alumnas/os del Instituto de Formación Docente: consideramos que es un aprendizaje muy importante en la formación de las/os futuras/os maestras/os el poder tomar conciencia, a partir del trabajo concreto con esas comunidades, de las características de los pueblos nativos; poder comprender la incidencia de las variables socioeconómicas y culturales que atraviesan sus vidas, las causas de los procesos de exclusión que sufren, conocer las necesidades que no pueden satisfacer, el por qué de sus migraciones hacia las ciudades y así interpretar con mayor claridad los procesos de interacción cultural que ello implica. Entendemos que el contacto con estas realidades actuará fuertemente sobre la formación de estos estudiantes ampliando su mirada y sus aprendizajes desde un marco mucho más real y práctico.

    La producción de aprendizajes partiendo de experiencias de contexto, aprovechando las oportunidades técnicas que nos brindan las necesidades reales de la gente, se enmarca en la línea pedagógica denominada Aprendizaje-Servicio, a la luz de la cual nació esta experiencia allá por el año 2003. Finalmente, se efectivizarán instancias de evaluación de la experiencia, en las cuales además de reflexionar acerca de los aprendizajes alcanzados y la forma en la que se alcanzaron, permitirá a los futuros maestros analizar la posibilidad de continuar, mejorar y replicar este tipo de experiencias en otros contextos. Los materiales para el montaje de las instalaciones eléctricas son adquiridos a partir de donaciones de particulares. A modo de ejemplo, el costo aproximado de la instalación del servicio eléctrico a una casa mediana, utilizando paneles solares, ronda los $ 4700.- Esto no incluye transporte ni alimentación de los alumnos, aspectos que solventamos con actividades dentro del grupo y con el dinero que aún resta de los premios nacionales anteriormente detallados. En el caso particular del transporte, el CoDeCI se comprometió a facilitar el transporte de los jóvenes con sus camionetas.

    Problema o necesidad que intenta resolver:
    La falta de luz eléctrica destinada a iluminación y alimentación de pequeños equipos de radio.

    Facilitar el acceso a la información, el esparcimiento y la comunicación (en algunos casos, además de poder escuchar Radio Nacional, hay familias que pueden cargar un teléfono celular a partir de las baterías y comunicarse con sus familiares desde algunos sectores de la zona rural en los cuales hay señal; en el mismo sentido, poder contar con un teléfono colabora en evitar el aislamiento en las épocas de nieve y lluvia, facilitando la asistencia médica y de todo tipo en condiciones de emergencia).

    Que las familias puedan disminuir las erogaciones de dinero destinadas particularmente a la compra de garrafas y elementos para iluminación, como así también en pilas para las radios para poder dedicarlas a realizar otras compras de artículos de primera necesidad ).

    Mejorar sensiblemente la iluminación de las casas, al poder contar la totalidad de las habitaciones y el patio exterior de los hogares con iluminación independiente, lo cual se hace casi imposible mediante la utilización en forma simultánea de varios faroles a garrafa, por el costo que implica el consumo de combustible y la cantidad de equipos necesarios para hacerlo.

    Aumentar fuertemente la seguridad de personas y bienes, al no utilizar para la iluminación sistemas basados en el fuego cuya llama se encuentra expuesta y combustibles, como los faroles alimentados mediante garrafas de gas envasado, aceite o las velas, elementos que presentan altas probabilidades de generar incendios e intoxicación por emanación de gases.

    Reducir la contaminación del suelo por el entierro de pilas en desuso.

    Permitir el uso de ciertas máquinas herramientas con la tensión de las baterías.

    Favorecer la realización de ciertos eventos sociales y culturales nocturnos en los cuales se reúnen los pobladores del paraje en cada una de las casas, al poder iluminar los patios; citamos algunos como ejemplos: señalada de ganado, kamarucos, gnillatunes y rogativas (fiestas religiosas del pueblo mapuche que duran dos o tres días), asambleas periódicas de las comunidades nativas y fiestas familiares.

    Impacto que se logró o espera lograr en la calidad de vida de las personas excluidas:
    Además de satisfacer en todo o en parte las necesidades anteriormente citadas, se pudo observar en las experiencias ya realizadas y se convierte en uno de los objetivos para las futuras, el desarrollo en los beneficiarios de una actitud más positiva en cuanto a poder mejorar sus condiciones de vida, creyendo que cosas que parecían inalcanzables, como contar con luz eléctrica, pueden lograrse mediante la organización familiar y/o comunitaria para hacerlo.

    Creemos que estas iniciativas también contribuyen a sostener la permanencia en sus parajes de aquellos hombres y mujeres que, ante la imposibilidad de mejorar sus condiciones de vida, deciden abandonar el campo a vivir a la ciudad, más allá de su arraigo histórico y cultural. Pensamos que trabajar para mejorar la calidad de vida de los pobladores rurales, ayuda a que sientan que vale la pena seguir viviendo en el campo y así no malvender sus tierras o abandonarlas para emigrar a las ciudades. Contar con ciertos elementos facilitadores de la comunicación, como poder tener la radio prendida todo el tiempo que se desee sin que esto represente gasto alguno en pilas y eventualmente poder cargar teléfonos celulares desde la red hogareña, permite sostener la unidad familiar y comunitaria a pesar de las distancias, al mantener el contacto con los familiares residentes en otros lugares, algo que es muy común en la realidad rural en la que los jóvenes dejan el campo en el que nacieron para estudiar en ciudades que a veces se hallan a grandes distancias de los parajes en los que residen. (Los pobladores pueden así escuchar los mensajes del servicio social de Radio Nacional y conocer así las novedades de su familia; respecto al hecho de poder contar con teléfonos celulares en algunos de los pobladores beneficiarios, el impacto inmediato lo constituye el disminuir el aislamiento, especialmente ante cualquier situación de emergencia.

    Además, al no restringir el uso de la radio, pueden acceder a la información local, nacional e internacional, a programas del INTA, escuchar música, etc.). Por las características de los sistemas elegidos para la provisión de energía, las familias se encuentran ante una propuesta de energía sustentable en todos los marcos, como el económico-social y el ambiental.

    Aspectos innovadores o replicables de la experiencia:
    1) La posibilidad de trabajar los contenidos de la formación desde experiencias contextualizadas, interdisciplinarias y con una fuerte transversalidad en el tratamiento de los mismos.

    2) Estimular en los futuros maestros del IFDC el desarrollo de actitudes solidarias y de construcción comunitaria en el marco de su formación, a la vez de optimizar y ampliar sus aprendizajes y promover la reflexión acerca de las variables que inciden en la conformación de la comunidad de Bariloche y su zona de influencia.

    3) Favorecer el trabajo conjunto entre jóvenes egresados de un colegio de nivel medio para adultos con los estudiantes de profesorado.

    4) Producir cambios positivos en la calidad de vida de las familias beneficiarias, tanto en lo técnico como en lo actitudinal.

    5) Impulsar el reclamo ante los responsables políticos de gestiones que impulsen en forma rápida y eficaz el desarrollo de planes tendientes a la prestación de los servicios básicos que mejoren la calidad de vida de todos los pobladores de los parajes.

    6) Estimular y apoyar experiencias de organización de los pobladores, destinadas a co-gestionar estas acciones junto a los responsables gubernamentales de las distintas jurisdicciones.

    Principales obstáculos o desafíos que presenta la práctica:
    La falta de financiamiento. La dificultad en el transporte y mantenimiento de los sistemas en algunos casos, ante inclemencias climáticas y cierre de los caminos. Contar con talleres equipados convenientemente para poder confeccionar los equipos y realizar la capacitación de los alumnos/as (actualmente, dependemos del uso de máquinas y herramientas de terceros para realizar las actividades de capacitación y preparación).

    ¿En el caso de resultar premiada la práctica postulada, en qué invertirá el premio?
    Los fondos serán destinados a contar con el equipamiento de elementos esenciales para la producción e instalación de los equipos, como taladros inalámbricos, mechas, un taladro de banco, cortadora de perfiles de hierro, una máquina de soldadura eléctrica pequeña, morsas, multímetros sencillos, herramientas de mano, los cuales actualmente los tenemos que pedir en carácter de préstamo para poder trabajar.



    premiocomunidad@lanacion.org.ar
    Ver Web Site Alejandro Marmo
    Copyright 2018 SA LA NACION | Todos los derechos reservados