PROYECTO

Es la hora de jugar

Escuela: Educación Popular Colegio Cristo Rey N°1081
Distrito Escolar: Rosario
Teléfono: 0341-4485421
Correo electrónico: info@colegiocristorey.edu.ar
Pag. web / blog: www.colegiocristorey.edu.ar
  • Fecha de inicio del proyecto: 06/2009
  • Fecha de finalización o fecha prevista para la finalización del proyecto: 01/2019
Nacimiento del proyecto

A lo largo de los años y fruto de constantes observaciones fueron advirtiéndose ciertas falencias en la relación enseñanza- aprendizaje. Dando cuenta de algunas más significativas: • Aprendizajes poco significativos: hablamos de una aparente superficialidad en los aprendizajes con la consiguiente falta de asimilación. Los alumnos parecían no “hacerse cargo” de los contenidos con los que se relacionaban, no podían “hacer uso de ellos”, transponerlos, aplicarlos en situaciones distintas de las que fueron “aprendidos”. Podían hablar de ciertos contenidos pero no había una disponibilidad real de ellos. A modo de ejemplo: en una ocasión se advirtió que alumnos de 3° grado podían responder que el cuerpo estaba integrado por la cabeza, el tronco, las extremidades superiores e inferiores pero no podían señalarlas en su propio cuerpo. Estaban repitiendo “vacíamente” contenidos que no los habían atravesado. • Aprendizajes poco adaptados a la maduración y desarrollo real de los alumnos: se observaban situaciones de enseñanza - aprendizaje en las que se integraban contenidos que no estaban acordes a la maduración y desarrollo real de los alumnos, a pesar de ser parte de los contenidos jurisdiccionales del nivel dejando de lado otros más adecuados. • Dificultades en el aprendizaje de la lectoescritura, sobretodo en la orientación espacio- temporal, • Problemas en la interacción: dificultades en la adquisición de las normas de convivencia, actitud de oposición al adulto, inhibiciones, etc. ¿Qué respuestas puede dar la Psicomotricidad a través de la Intervención Psicomotriz? En respuesta a la problemática detectada se cree necesario establecer espacios de trabajo que atiendan a las necesidades detectadas. Es imprescindible incorporar dentro del sistema propuestas que redescubran el papel de la acción y den al niño la posibilidad de experimentar situaciones relacionales ricas en sensaciones, percepciones y representaciones que reconozcan sus necesidades, lo posicionen como protagonista de su desarrollo y se adapten a sus modalidades de aprendizaje, favoreciendo su desarrollo integral. Consideramos que la Psicomotricidad puede dar respuestas a partir de la Educación o Intervención Psicomotriz. ¿Por qué? Porque es un “…conjunto de actuaciones intencionadas, dirigidas a favorecer el desarrollo psicomotor del niño, acompañándolo en el recorrido de un itinerario evolutivo que, mediante el juego y el movimiento, van a conducirlo del acto al pensamiento y del gesto a la palabra, explorando de qué se trata vivir en un espacio y un tiempo compartido con otro” . N. Franc. “Educación e Intervención psicomotriz” Revista Iberoamericana de Psicomotricidad y Técnicas corporales N°16 Esta práctica supone facilitar un tiempo, un espacio y unos materiales donde el niño pueda expresar, vivenciar y desplegar su imagen corporal desarrollando todas sus potenciales cognitivas, sociales y espirituales. Este desarrollo se manifiesta a través de la expresividad psicomotriz. La Intervención Psicomotriz dentro de la Educación comparte objetivos y medios con cualquier práctica educativa ya que apunta al desarrollo armónico de la persona, a la integración de sus funciones, dimensiones y al acceso a la comunicación. Lo propio y específico de la práctica se advierte en los instrumentos de los que se vale para su puesta en acción. Ellos son: • la actividad motriz o el movimiento: implica reconocer al movimiento como herramienta esencial de interacción de la que dispone, desde sus comienzos, el niño. • el diálogo tónico: remonta a las primeras vivencias relacionales, íntimas, “cuerpo a cuerpo”, del niño con el adulto comprometido en su desarrollo y que puede considerarse el antecedente del lenguaje. • el juego: como la acción primordial del niño en desarrollo Elegir la actividad motriz y el diálogo tónico como instrumentos de trabajo implica concebir a la persona como una unidad. Se trata de focalizar la atención en la integración de las dimensiones emocional y motriz, precursoras del conocimiento y la socialización, base en la que se sustentarán las dimensiones cognitiva, social y moral. Este es el punto en el que la Intervención Psicomotriz actúa favoreciendo los aprendizajes, no pensando en un contenido en particular sino en los requisitos para un buen aprendizaje. Es así que, en esta Gestión del Colegio “Cristo Rey” de las Escuelas Pías, de Rosario, se pensó implementar este Proyecto de Intervención psicomotriz en el nivel inicial, ya que es en este Nivel en el que se puede preveer y accionar modificaciones para favorecer un buen transcurrir en el aprendizaje académico. El Padre Sergio Conci Magris, así lo entendió y realizó la búsqueda de un profesional en esta área, encontrando a María Alejandra Cupelin, Psicomotricista y mamá del colegio, para llevar a cabo esta tarea. Los docentes del nivel y la Vice directora Marta Larramendi, a cargo del mismo, lograron participar del mismo y generar buenas condiciones para llevarlo a cabo, a pesar de las dificultades dadas por no tener los materiales suficientes y un espacio propio. Los padres de la institución recibieron con mucho agrado la propuesta y asistieron a las dos ocasiones, en las cuales se les explicaron las finalidades del mismo y sus primeros resultados La propuesta apunta a que cada niño se despliegue corporalmente en el jugar, diversificando sus posibilidades de interacción con el entorno. Que cada niño, a través del juego corporal, disfrute de su cuerpo y sus posibilidades de movimiento a la vez que descubra y reconozca su manera particular de ser, sus necesidades y posibilidades: se exprese, se comunique, se transforme y se deje transformar por el medio.

Vinculación del proyecto con contenidos:
    » Ciencias Exactas
    » Ciencias Naturales
    » Lengua y Literatura
    » Ciencias Sociales y Humanidades
    » El proyecto desde su propio enfoque apunta a desarrollar los siguientes contenidos, esquematizados por salas a los fines organizativos, teniendo en cuenta que el desarrollo de cada niño puede variar y requerir de otra intervención: SALA DE 3 AÑOS. Dominio global del cuerpo. Principales posturas corporales. Movimientos globales diferenciando progresivamente partes y segmentos corporales. Freno inhibitorio Control postural: equilibrio estático y dinámico disminuyendo progresivamente la base de sustentación y la cantidad de apoyos. Coordinación viso- motriz: - Óculo. manual: progresiva liberación de la mano e implicación de los dedos en el acto prensor. - Óculo pedal. El cuerpo en el espacio: espacio de acción. Nociones espaciales: ADENTRO- AFUERA, ARRIBA- ABAJO (vivencia del eje horizontal). Espacios corporales. Espacio gráfico. Tiempo: ligado a la acción. Secuencias temporales. Ritmo. Relajación y control respiratorio. El lenguaje Formas de expresión y representación SALA DE 4 AÑOS: Dominio global y segmentario del cuerpo. Movilidad e inmovilidad. Principales posturas corporales. Control postural: equilibrio estático y dinámico en situaciones cada vez más complejas. Mantenimiento de posturas con y sin control visual. Coordinación viso- motriz: - Óculo manual: control voluntario de la mano. Movimientos simultáneos de manos. Actividades escolares y de la vida diaria (manejo de lápices, tijeras, vestirse- desvestirse, abotonar- desabotonar). - Óculo- pedal. El cuerpo en el espacio: espacio vivido, espacio representado. Espacio total y parcial. Nociones espaciales: ADELANTE- ATRÁS, A UN LADO- AL OTRO (vivencia del eje vertical). Espacios corporales. Espacio gráfico. Tiempo: ligado a la acción. Representación del tiempo. Ritmo Relajación y control respiratorio. El lenguaje Formas de expresión y representación SALA DE 5 AÑOS: Dominio global y segmentario del cuerpo. Diferenciación de segmentos corporales. Especialización de funciones de segmentos corporales, especialmente la mano. Movilidad e inmovilidad- Control postural: equilibrio estático y dinámico en diferentes alturas. Mantenimiento de posturas con y sin control visual. Coordinación viso- motriz: - Óculo- manual: disociación manual y digital. Perfeccionamiento de tareas manuales. - Óculo- pedal. Lateralidad: especialización de un lado del cuerpo en pos de una definición homogénea. El cuerpo en el espacio: espacio de acción, espacio representado. Espacio total y parcial. Integración de nociones espaciales. Tiempo: ligado a la acción. Representación del tiempo. Ritmo. Grafomotricidad. Relajación y control respiratorio. El lenguaje Formas de expresión y representación Se menciona la progresión como manifestación de una hipótesis de trabajo. En tal sentido y teniendo siempre al cuerpo como eje que atraviesa a todos los conocimientos a trabajar, es posible mencionar contenidos pedagógicos estrechamente relacionados con la propuesta, que pueden incluirse en la programación áulica: SALA DE 3 AÑOS AREA LENGUA La lengua como instrumento de identidad. Fórmulas sociales. Diálogos simples. La lengua como elemento socializador. Actitud de escucha atenta cuando otros transmiten mensajes con actitud comunicativa. Turnos de intercambio. Escucha comprensiva. Narración. ÁREA MATEMÁTICA Relaciones espaciales. Recorridos. Figuras geométricas. Integración de las partes y el todo. Comparación. Correspondencia. Seriación. ÁREA INTEGRADA (Cs. Sociales, Cs. Naturales y Tecnología) El espacio cercano y propio. La exploración del propio cuerpo. Reconocimiento de las partes del propio cuerpo. Identificación de sensaciones corporales. Uso progresivo de la mano. Destrezas manipulativas. Construcciones. ÁREA EDUCACIÓN ARTÍSTICA Posibilidades expresivas y comunicativas. Exploración y representación del espacio. Texturas. Manipulación de objetos. El movimiento libre y dirigido. ÁREA FORMACIÓN ÉTICA Y CIUDADANA Aceptación de las posibilidades y limitaciones propias y de los demás. Autoestima. Valoración, cuidado y disfrute de los momentos, elementos y materiales de trabajo que se comparten. Respeto por las normas de convivencia. SALA DE 4 AÑOS ÁREA LENGUA Conversación espontánea. Fórmulas sociales. Turnos de intercambio. Narración. Descripción. Escucha atenta. Intercambio oral. Convenciones del sistema de la lengua escrita. ÁREA MATEMÁTICA Relaciones espaciales. El número natural y sus transformaciones. Figuras y formas. Relaciones de las partes y el todo. Seriación. Correspondencia. ÁREA INTEGRADA (Cs. Sociales, Cs. Naturales y Tecnología) El espacio. Exploración del propio cuerpo. Partes y segmentos corporales. Medios de transporte. Construcciones. ÁREA EDUCACIÓN ARTÍSTICA Posibilidades expresivas y comunicativas. Representación del espacio en bi y tridimensión. El movimiento como lenguaje personal y social. El cuerpo como medio de acción, expresión y comunicación. ÁREA FORMACIÓN ÉTICA Y CIUDADANA Aceptación de las posibilidades y limitaciones propias y de los demás. Autoestima. Valoración, cuidado y disfrute de los momentos, elementos y materiales de trabajo que se comparten. Respeto por las normas de convivencia. SALA DE 5 AÑOS ÁREA LENGUA Situación comunicativa. Fórmulas de cortesía. Turnos de intercambio. Narración. Convenciones del sistema de la lengua. Narración. Descripción. Tipos de lenguajes. Tipos de textos. ÁREA MATEMÁTICA El número natural. Sucesión. Adiciones y sustracciones. Formas geométricas. Longitud. Relaciones espaciales. Recorridos. Tiempo. ÁREA INTEGRADA (Cs. Sociales, Cs. Naturales y Tecnología) El cuerpo humano: características externas. Crecimiento y desarrollo. La salud. La historio personal. Espacio y tiempo vivido. Construcciones. ÁREA EDUCACIÓN ARTÍSTICA Representación bi y tridimensional del espacio. El movimiento como lenguaje personal y social. El cuerpo como medio de acción, expresión y comunicación. ÁREA FORMACIÓN ÉTICA Y CIUDADANA Aceptación de las posibilidades y limitaciones propias y de los demás. Autoestima. Valoración, cuidado y disfrute de los momentos, elementos y materiales de trabajo que se comparten. Respeto por las normas de convivencia. Como se puede observar este proyecto cuenta con una característica que consideramos es la que lo hace relevante, ser transversal a todas las áreas de trabajo, ya que desarrolla en el alumnado aspectos de su persona que son consideraros fundamentales para el desarrollo de competencias básicas “El criterio adecuado para abordar cualquier tipo de contenido educativo es tener presente que el niño es el propio centro de la apropiación de los conocimientos y de su experiencia de vida” ( Sassano). Desde la propuesta del proyecto de psicomotricidad, se generan observaciones de niños con características especiales, que son destacadas en reuniones, de frecuencia quincenal, con la psicopedagoga de la escuela. La misma se incorpora al plantel en febrero de este año, con la finalidad de poner en práctica el “Proyecto de prevención de problemas de aprendizaje”, privilegiando, como primera instancia el Nivel Inicial y el primer ciclo de la escuela primaria. Conjuntamente se trabaja en la detección y asesoramiento a padres y docentes, para el abordaje de las problemáticas educativas detectadas en los niños de forma precoz, y con la finalidad de que dichas dificultades no se transformen en problemas, que causen malestar u sufrimiento a los alumnos, sus familias y sus docentes.
Descripción:

Se proponen talleres de Estimulación Psicomotriz, semanales, de entre 50 y 60 minutos destinados a los niños de las salas de 3, 4 y 5 años (Nivel Inicial) en los cuales se trabajen, desde una propuesta lúdico- corporal los distintos componentes psicomotores con el fin último de desarrollar la disponibilidad corporal. Según las circunstancias se darán consignas más o menos amplias o se entregarán materiales que actúen como disparadores del juego libre o semi- guiado, espontáneo, simbólico, etc. Para el desarrollo de los talleres se diagraman un Dispositivo Espacial y un Dispositivo Temporal. El primero consiste en “armar” la sala de psicomotricidad. En ella se disponen los materiales, de manera más o menos constante, taller tras taller, en forma de rincones: • el rincón blando: en el cual se encuentran telas, almohadones, frazadas, colchonetas, cubos y rodillos de goma espuma, etc. Aquí es posible experimentar la sensibilidad profunda, el placer sensoriomotor, realizar juegos presimbólicos (aparecer- desaparecer, construir- destruir, persecución, ocultamiento, etc), etc. • El rincón duro: en el cual se encuentran pelotas de distintos tamaños y materiales, aros, bastones, bancos de equilibrio, rampas, sogas, etc. Aquí es posible realizar juegos funcionales, de precisión, reglados, etc. • El rincón de la representación: en el cual se encuentran materiales de desecho, trozos de maderas, hojas de papel, tubos de cartón, elementos para la expresión grafo- plástica, plastilinas, etc. Aquí es posible realizar pequeñas construcciones, dibujos, modelados, etc. Este planteo apunta a que cada niño encuentre cierta constancia que le aporte seguridad en cada propuesta, pero también algo de sorpresa que mantenga vivo el interés. Los materiales y su disposición se adaptan estratégicamente a los objetivos específicos de cada taller pudiendo estar o no según las necesidades. Por ejemplo: el rincón de la representación puede no estar durante el taller si es que, dentro de la programación, se ha pensado culminar la actividad con alguna forma de representación. El Dispositivo Temporal se establece a partir de los momentos del Taller: 1. Ritual de entrada: se realiza una ronda que permite el intercambio. En ella se hacen comentarios del día, se repasan las “reglas del juego”, se plantea la propuesta, etc. 2. Momento para la acción: se da la consigna y comienza la actividad. Durante este momento pueden plantearse otras “condiciones” de trabajo que van modificando o delimitando la propuesta. 3. Ritual de cierre: se ordenan los materiales y se culmina el taller, volviendo a la calma, con un momento de diálogo, relajación y/o alguna forma de representación. Etapas del Proyecto (Cronograma, Plan de acción, incluyendo el trabajo con docentes, padres, etc)  El trabajo con los niños se llevará a cabo en tres etapas:  Etapa diagnóstica: será un período breve en el que se obtenga la información necesaria que permita plantear un Plan de Intervención durante el primer mes del calendario escolar anual ( marzo)  Etapa de desarrollo: en el que se lleve a cabo la propuesta propiamente dicha. También de irán realizando constantes evaluaciones (a través del análisis de filmaciones de talleres, de planillas de registro, de intercambio de impresiones) que confirmen o modifiquen el plan de trabajo.  Etapa de cierre: será un período de evaluación en el que intervengan todos los agentes involucrados en la propuesta. En él, se considerarán los datos arrojados por los elementos de registro disponibles teniendo en cuenta los siguientes ejes: - Actitud de los niños frente a la propuesta - Procesos grupales - Posibilidad de incorporar actividades de los talleres en las propuestas pedagógicas - Actitud del docente - Disponibilidad del psicomotricista  El trabajo con los docentes consistirá en reuniones quincenales, o si se hace posible, después de cada taller, en las cuales se conversa de lo sucedido en los mismos (en relación a ellos mismos y a los niños), se analicen textos formativos, se realicen experiencias lúdicas, etc., con los siguientes objetivos:  Integrar las diferentes áreas  Reflexionar acerca del lugar que ocupa el cuerpo en la escuela y su función en relación a los aprendizajes.  Seguir el proceso de cada niño y del grupo, relacionándolo con la historia personal de cada uno.  Implementar recursos aportados por la Psicomotricidad para facilitar los aprendizajes escolares.  Seguir el propio proceso, reflexionando sobre cómo influyen las características personales en la actividad de los niños.  El trabajo con los padres se realizará a través de reuniones informativas al inicio, a la mitad y al final del año escolar y cada vez que estos solicitaran algún tipo de asesoramiento, información, etc. O que la psicomotricista, junto a la psicopedagoga y los docentes y directivos así lo vean necesario.  Las adecuaciones de la programación se hacen en forma permanente, según la necesidad de los distintos grupos y personas Límites y reglas Todos necesitamos saber en qué terreno nos movemos, cuáles son los límites, qué está permitido y qué no. Esto siempre tranquiliza y dispone mejor a la acción, más aún cuando ésta es compartida con otros. De todas maneras se trata de reglas que garanticen el respeto (siendo primordial la escucha), la seguridad (fomentado la precaución), el cuidado de los materiales y espacios de trabajo, y fomenten el interés y la creatividad. Estas reglas deben cumplirse si o si y se expresan cuantas veces sea necesario. De esta manera los niños pueden “decir”, mostrarse tal cual son, expresarse sin culpas en un espacio permisivo, basado en la confianza y apto para canalizar, simbolizar, resignificar las necesidades más profundas. El espacio está pensado para que los niños puedan ser los protagonistas de su proceso de desarrollo, optimizando sus capacidades y jugando sus conflictos. Asi, por ejemplo, pueden expresar su agresividad (que nunca será agresión a otro) transformándola, simbolizándola. Consignas de trabajo Las consignas siempre son amplias y flexibles. Son organizadoras del trabajo, a modo de “condiciones de juego”; porque no hay una sola manera de moverse, hay muchas que es posible descubrir y explorar de acuerdo con las posibilidades, con los límites, con los deseos de cada uno. Es necesario promover esa investigación. Es indispensable: “…comprender que la liberación y extenuación del placer sensomotriz son vitales en la afirmación de la personalidad del niño… Su explosión aporta siempre un sosiego mediante una reducción de tensiones que abre la vía a ocupaciones significativas del espacio y los objetos cada vez más variadas y matizadas” ( Aucouturier). A veces se expresan de manera concreta, otras sólo se dejan entrever para dar lugar a que los niños se manifiesten. Marcan una intencionalidad de parte del coordinador. Nunca los objetivos del encuentro pueden estar por encima de lo que el grupo necesite trabajar y manifieste en ese momento. A veces los materiales, por sí solos, incentivan la actividad. A su vez, durante el taller, pueden darse otras que vayan delimitando las actividades en base a los objetivos específicos de ese encuentro. La consigna se relaciona directamente con la intencionalidad educativa del taller. En base a esos objetivos es que se organiza el DISPOSITIVO ESPACIAL dejando a disposición de los niños los materiales que pueden actuar como disparadores o favorecer la concreción de las consignas. El planteo es flexible y permeable a las sugerencias de los docentes, los cuales, por otro lado, deben participar activamente en las actividades como condición sine qua non para el éxito de la misma. A modo de conclusión, escuela debe educar para la vida plena de cada uno, conforme a la dignidad de las personas y a las necesidades del mundo de hoy. Debe atender a la diversidad para que cada uno desarrolle sus capacidades y refuerce su autoestima, condición primera del éxito del aprendizaje. El espacio educativo debe ser de confianza, de libertad, de juego. El cuerpo debe ser un eje transversal ya que “…ocupa, en el Nivel Inicial y el Primer ciclo, un lugar incomparable, pues todos los aprendizajes suceden en él y a través de él. Y somos sujetos por él…” ( M. Sassano)

Recursos:
  • » Materiales: colchonetas, almohadones, bloques de goma espuma, sogas, aros, telas, frazadas, escaleras, trepadora
  • » Humanos: coordinador y docentes a cargo de las salas.
  • » Edilicios: espacio adecuado (de dimensiones considerables, bien ventilado, con posibilidad de oscurecer, etc.)
¿Cuenta la escuela con todos estos recursos o solo con algunos?

La institución sólo cuenta con algunos recursos materiales (colchonetas, banco de equilibrio, plano inclinado, equipo de audio). La mayoría de los restantes son de uso personal de la coordinadora del proyecto (bloques de goma espuma, telas, frazadas, sogas, aros, colchonetas, almohadones, juegos de encastres y enhebrados, zancos, juegos para desafiar la coordinación viso- motriz). Hay recursos, que serían de gran utilidad, con los que no se cuenta (escaleras, trepadoras, minitramp, etc). El espacio destinado al desarrollo de los talleres tiene las dimensiones adecuadas, es sumamente agradable, está en perfecta condiciones, pero no sólo no es de uso exclusivo, sino que además se encuentra en situación de paso obligatorio.

Resultados

Se ha observado que el Proyecto: • Favorece en los niños la construcción del Esquema Corporal como noción determinante para enfrentar las situaciones de enseñanza aprendizaje. • Enriquece en los niños el sentimiento de sí, aportando confianza y seguridad en las propias capacidades. • Permite canalizar la agresividad bajo formas socialmente aceptadas. • Brinda al docente elementos que permiten tener una mirada más integradora de los niños y ampliar las posibilidades de detectar dificultades.

Participantes del proyecto:
    » Alumnos
    » Docentes
    » Padres
    » Otros
Creatividad e Innovación

En la provincia de Santa Fe es absolutamente innovador incorporar la Psicomotricidad como espacio dentro del Nivel Inicial. Supone una mirada mucho más abarcativa de la persona, y una concepción de aprendizaje más cercana a la realidad de los niños. Reivindica la función del juego en el desarrollo y propone un relación docente- alumno mucho más dinámica y comprometida, ya que el docente, como partenaire de juego, se involucra de manera distinta y puede comprender acciones y actitudes de cada niño y retrabajarlas en el espacio del aula.





Organizan: Fundación La Nación – Fundación Osde – Banco Galicia


Con el apoyo de: Cimientos – Fundación Arte Vivo – Fundación Leer - LAN

VIDEOS





Fundación Osde Banco Galicia Fundación La Nación Fundación Cimientos LAN Fundación Arte Vivo Fundación Leer

Para mayor información comuníquese con la Fundación La Nación al (011) 4319-4555,  horario de atención telefónica de 9 a 14 hs.,
o por correo electrónico a premiocomunidad@lanacion.org.ar | Copyright 2009 SA LA NACION | Todos los derechos reservados.
premiocomunidad@lanacion.org.ar